Inicio México: nueve años de incumplimiento con niñez trabajadora

México: nueve años de incumplimiento con niñez trabajadora

Por Narce Santibañez Alejandre

Hoy, Día Mundial contra el trabajo infantil, México cumple nueve años de haber adoptado el Convenio 182 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que responde a la necesidad de erradicar las peores formas de trabajo infantil, sin que haya adoptado, como se comprometió, un Plan Nacional de Acción y la determinación de los trabajos peligrosos para la infancia y su identificación geográfica.

Por ello, Jorge Hidalgo, de la organización Caminos Posibles, señala que en estos últimos nueve años de gobierno del Partido Acción Nacional (PAN), sólo se ha visto un retroceso de 15 ó 20 años en la problemática de trabajo infantil, porque no hay una política por favorecer los derechos de la infancia.

Las y los niños mexicanos forman parte de las cifras mundiales dadas a conocer por la OIT: son 100 millones de niñas las que trabajan, es decir, el 46 por ciento; y dos de cada 10 son menores de 12 años. Se calcula que 53 por ciento realiza trabajos peligrosos.

Asimismo, el organismo internacional indica que un gran número de niñas trabajan en los sectores de la agricultura y la manufactura, a menudo en condiciones peligrosas. Uno de los primeros sectores que emplea a niñas es el trabajo doméstico en hogares de terceros, el cual se mantiene oculto.

Muchas niñas y adolescentes desempeñan tareas domésticas no remuneradas para sus familias, que pueden incluir el cuidado de menores de edad, la limpieza, y el transporte de agua y de combustible.

Asimismo, las niñas deben combinar las tareas domésticas con otras formas de actividad económica, lo que constituye una “doble carga”. Esto puede tener un impacto negativo en cualquier oportunidad de asistir a la escuela y puede constituir un riesgo físico para las niñas.

CONTEXTO MEXICANO

Jorge García Hidalgo señala que, de acuerdo con cifras oficiales, 3 millones 647 mil niñas y niños mexicanos reportaron en 2007 tener alguna ocupación distinta a estudiar, de estos 67 por ciento son niños y 33 por ciento son niñas, en donde el 67 por ciento se encuentra entre los 14 y 17 años de edad.

De la misma manera, indica que la mayoría de las niñas y niños trabajaron en algún negocio de un familiar, con o sin pago. El 38 por ciento realizó actividades en el sector agropecuario y el 52 por ciento empezó a trabajar entre los 7 y los 10 años.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2005 existían 1 millón 630 mil 185 trabajadoras domésticas, 1 de cada diez menor de 18 años, sin embargo, únicamente se registraron las adolescentes entre 14 y 17 años de edad.

Según Thais Desarrollo Social SC, se estima que 68 por ciento de las niñas que trabajan en México lo hacen en servicio doméstico.

“CUANDO SE NACE NIÑA”

“En las comunidades indígenas y rurales de este país, el ciclo productivo de la mujer inicia a los cinco años, cuando la niña ya tiene obligaciones domésticas fijas. A los 7 años ya es responsable de sus hermanos menores, a los 9 trabaja con la madre, a los 13 debe ser hábil como una mujer adulta y a los 15 generalmente se casan.

Durante su vida sexual activa tendrá un promedio de 10 embarazos, de 4 a 6 hijos y al menos un aborto. Y debido a la jornada de trabajo, a la mala alimentación, a los 40 años es una mujer envejecida”, afirmó señala Nashieli Ramírez, directora de Ririki Intervención Social.

Al respecto, Centolia Maldonado, del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales, con experiencia de la región Mixteca en Oaxaca, comenta de su experiencia como niña jornalera agrícola y como parte de la sociedad civil e indígena:

“En la comunidad, cuando nace una niña, se dice que ya hay “quien ayude a hacer las tortillas”, y cuando nace un niño se dice “ya tenemos el pilar de la casa”, pues a este se le asigna el rol de sustento de hogar y a la niña del cuidado del hogar.

El trabajo infantil en las comunidades es compartir parte de las responsabilidades del hogar. Trabajar como jornalera agrícola era sumarme a las tareas del algodón de mi madre, quería compartir con ella y de adulta entendí que era un trabajo remunerado”.

Se calcula que las y los niños jornaleros que migran ascienden a medio millón y a las niñas las dejan al cuidado de sus hermanos, hacen el trabajo de sustitución de la madre, aunque también las podemos ver en los campos agrícolas, señala Ramírez. E indica la Encuesta Nacional de Empleo del Inegi, en el trabajo infantil agrícola 80 por ciento son hombres y 20 por ciento son adolescentes mujeres.

TRABAJO EXCLUYE EDUCACIÓN

El segundo Objetivo de Desarrollo del Milenio, señalado como meta para el 2015 por los Estados miembros de las Naciones Unidas, requiere que todas las niñas y niños hayan terminado un curso completo de educación básica para ese año. El tercer Objetivo de Desarrollo del Milenio tiene por meta eliminar la disparidad entre hombres y mujeres, tanto en la educación primaria como en la secundaria.

No obstante, a nivel mundial, en los países en desarrollo, la matrícula escolar global en la educación secundaria es de 61 por ciento para los niños y de 57 por ciento para las niñas. En los países menos adelantados, las cifras bajan a 32 por ciento para los niños y a 26 por ciento para las niñas, puntualiza el Organismo Internacional.

Asimismo, la OIT, en este Día mundial, pide: respuestas políticas para atacar las causas del trabajo infantil, prestando atención a la situación particular de las niñas, así como medidas urgentes para erradicar las peores formas de trabajo infantil y atención a las necesidades en educación y formación profesional de las adolescentes.

09/NS/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content