Inicio » Mientras México pone trabas, Brasil apoya a empleadas del hogar

Mientras México pone trabas, Brasil apoya a empleadas del hogar

Por Angélica Jocelyn Soto Espinosa

Brasil aprobó una reforma constitucional para sancionar a empleadores que no garanticen derechos laborales a las trabajadoras del hogar; mientras que México sólo ve obstáculos para ratificar el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que otorga garantías a esta población.
 
Este domingo 10 de agosto, Brasil puso en vigor la “Propuesta de Enmienda Constitucional de las Domésticas (PEC)”, aprobada por el Congreso en abril de 2013, la cual garantiza que las empleadas del hogar en el país sudamericano tengan los mismos derechos que el resto de las trabajadoras.
 
Cabe aclarar que Brasil, al igual que México, no ha ratificado el Convenio 189 de la OIT, pero la aprobación de esa reforma es un avance para la eventual ratificación, ya que cumple con requisitos legales estipulados en el acuerdo internacional con el fin de garantizar derechos.   
 
La enmienda constitucional establece que los empleadores que no registren a la trabajadora del hogar tendrán que pagar una multa de al menos 352 dólares (4 mil 600 pesos mexicanos). Además, el patrón debe firmar un contrato laboral; garantizar un aumento de sueldo anual; brindar protección por maternidad, y dar un mes de vacaciones por cada año trabajado.
 
Asimismo, la empleada del hogar debe contar con seguridad social e ingresar a un sistema de pensiones, y el empleador debe cotizar en el Fondo de Garantía de Tiempo de Servicio, donde está obligado a ingresar el 8 por ciento del sueldo mensual de la trabajadora, para que ella disponga de él en caso de despido, compre una vivienda o se atienda una enfermedad.
 
Incluso antes de que entrara en vigor la enmienda, la legislación brasileña ya había adoptado algunas medidas para proteger a las trabajadoras del hogar, tales como reducir las jornadas a un máximo de 44 horas semanales y garantizarles días de descanso.
 
UN LOGRO DE LA ORGANIZACIÓN
 
A decir de Marcelina Bautista, coordinadora de la Red Internacional de Trabajadoras del Hogar, este logro está asociado con la gran tradición organizativa de estas trabajadoras, quienes desde 1930 lucharon colectivamente en Brasil para formar la Federación Nacional de los Empleadores Domésticos (Fenatrap).
 
Misma que durante tres años ha exigido a Brasil que ratifique el Convenio 189 de la OIT, para lo cual pidió al gobierno de su país que realizara reglamentos y modificaciones legislativas, para otorgar todos los derechos laborales a las trabajadoras del hogar en tanto se ratifica el acuerdo.
 
En Brasil 7.2 millones de personas se dedican al trabajo doméstico remunerado, de las que 91 por ciento son mujeres; de ellas, 456 mil son niñas y adolescentes de entre 10 y 17 años de edad.
 
En general, la remuneración para ellas es aproximadamente de medio sueldo mínimo; su nivel de escolaridad promedio está por debajo del básico, y el 30 por ciento nunca acudió a la escuela.
 
Además, una parte de estas trabajadoras son afrodescendientes,  nacidas en Brasil o migrantes, quienes reciben malos tratos y discriminación por su color de piel, según el texto “Políticas para la Expansión de la Cobertura de los Empleados y Empleadas Domésticas: La experiencia en Brasil”. 
 
OBSTÁCULOS EN MÉXICO
 
Aunque México también tiene una organización histórica y una parte importante de su población femenina se desempeña como trabajadoras del hogar remuneradas, México sólo ha hecho promesas sobre la ratificación del Convenio 189 de la OIT y ha efectuado  muy pocas medidas para otorgar derechos a estas empleadas, señaló Bautista.
 
Cabe recordar que el pasado 24 de junio, durante un foro sobre Derechos Humanos en el Senado, al que acudieron representantes de las trabajadoras del hogar, José Antonio Valdivia Peña, asesor de la Comisión de Equidad y Género del Senado, señaló una serie de obstáculos para la ratificación del Convenio 189, mismos que fueron calificados como “discriminatorios” por las trabajadoras.
 
Además, esas declaraciones tuvieron lugar apenas tres meses después de que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se comprometiera públicamente con las trabajadoras a ratificar el convenio y realizar mejoras legislativas para garantizarles sus derechos.
 
14/AJSE/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: