Inicio Mixteca oaxaqueña, el más alto índice de violencia contra mujeres

Mixteca oaxaqueña, el más alto índice de violencia contra mujeres

Dos nuevos casos de violencia extrema contra mujeres fueron denunciados por el Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (CEDHAPI), quien demandó atención de las autoridades y la intervención de organismos para frenar los homicidios, agresiones y tentativas de asesinatos contra mujeres.

En un comunicado, señala que los datos estadísticos ubican a la Mixteca oaxaqueña como la región del estado con más alto índice de violencia contra la mujer y dan cuenta de la violencia patriarcal que durante años vivieron Briseida y Oliveria, la primera perdió un ojo y la segunda, en defensa propia y de su hija, asesinó a su pareja.

De acuerdo con CEDHAPI, Briseida, de 55 años de edad, fue agredida de manera brutal por su pareja José Luis, mientras se encontraba dormida en su domicilio ubicado en el barrio San Miguel, Tlaxiaco, acompañada de sus dos hijos, de 12 y nueve años de edad, quienes presenciaron la agresión.

Los hechos ocurrieron el 3 de diciembre pasado, cuando José Luis la atacó con un objeto de metal en la cara, ocasionándole la pérdida de un ojo, destrucción del pómulo derecho, pérdida de piezas dentales y fractura de la nariz, además de introducirle un desarmador en la herida.

Briseida narró que ha sufrido esta violencia extrema durante 25 años que lleva viviendo con José Luis, quien se encuentra detenido y será sometido a un “desventajoso” sistema de juicios orales, señalan los activistas.

OLIVERIA

El segundo caso, que fue hecho público por la organización pro derechos humanos, ocurrió el 12 de enero pasado, en la población de Morelos Itundujia, Putla de Guerrero, cuando Oliveria, de 47 años de edad, fue agredida por su esposo Panuncio. Al intervenir su hija Antonia, Panuncio la sujetó del cuello “con claras intenciones de estrangularla”, por lo que Oliveria para defender a su hija lo golpeó en la cabeza ocasionando su muerte.

Oliveria y su hija Antonia fueron detenidas y puestas en libertad este 15 de enero, ya que habría actuado en defensa propia. Oliveria sufrió 30 años de violencia patriarcal dentro de su hogar. Como en el caso de Briseida, Oliveria tiene cicatrices de las agresiones que sufrió con Panuncio, una en la cabeza hecha con un machete y otra en la cara provocada con la cacha de un rifle.

Estos dos casos se suman a la denuncia hecha la semana pasada por el Centro de Servicios Integrales Ñuu iica, por violencia institucionalpor parte del Subprocurador del DIF, Medardo Esteban Ibáñez Zafra, quien amenazó a Angelina con encarcelarla si no volvía a su casa, luego de que ella se atrevió a denunciar 18 años de violencia por parte de su pareja Higinio.

09/SJE/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content