Inicio Muerte Materna: El precio de ser madre

Muerte Materna: El precio de ser madre

Por Miriam González

La muerte materna se puede prevenir, más del 90 por ciento de los casos que se registran al año, porque no se trata de accidentes que suceden de repente, son la consecuencia de una mala atención y cada muerte materna “es un dedo acusador”, afirmó la doctora Maricarmen Elú Cayado, secretaría técnica del comité promotor por una Maternidad sin Riesgo.

Al participar en el programa radiofónico “Público y Privado”, de la agencia Comunicación e Información de la Mujer AC. (CIMAC), la especialista alertó sobre el aumento de embarazos en adolescentes y la alta tasa de mortalidad por esa causa.

Al analizar el “Muerte Materna: El precio de ser madre”, junto con las invitadas Daniela Díaz de FUNDAR, Yolanda Rivas del Hospital de la Mujer y Lina Rosa Berrío de Kinal, la especialista insistió en que cada muerte materna es consecuencia de una mala atención.

La doctora Yolanda Rivas del Hospital de la Mujer, dijo que la muerte materna no es sólo un problema de salud, sino tiene una relevancia social, es el resultado de una gran desigualdad e inequidad en ciertos grupos poblacionales.

De acuerdo con la OMS, dijo, al año 8 millones de mujeres tienen un embarazo complicado y 580 mil de ellas mueren…” Dentro de los países desarrollados una de cada 2 mil 800 mujeres muere a causa de problemas en el parto y en los países subdesarrollados la cifra asciende a una de cada 16.

¿Cuáles son los elementos de la desigualdad? En torno a la muerte de las mujeres dentro de un país desarrollado y subdesarrollado, ” básicamente es el nivel de vida de cada población…, la muerte materna es un indicador de bienestar social o también llamada enfermedad de la pobreza”, enfatizó la representante del Hospital de la Mujer.

Es en la zonas indígenas, la incidencia es mayor, es decir, esta “enfermedad de la pobreza” azota con mayor fuerza en estos lugares. “En Guerrero, se da el 9 por ciento del total de las muertes a nivel nacional…y la mayoría de estas muertes se da en la llamada zona roja o zona de emergencia…” comentó Lina Rosa Berrío de Kinal.

“Es necesario tener una política integral para atender la muerte materna, pues de esta manera se evitaran que los índices se disparen en otros sitios que no estaban considerados de riesgo.

Hoy no se sabe donde están los recursos para cumplir con la atención prenatal, problema fundamental para combatir este problema” reconoció, Daniela Díaz de FUNDAR.

Actualmente, además de la pobreza, las principales causas de la muerte materna es la preclamsia-eclampsia, las hemorragias, los abortos mal practicados y el parto obstruido. Es decir, en la medida que durante el primer nivel de atención este cubierto de una manera más eficaz y las mujeres asistan a esta primera revisión, se podrá prevenir la muerte materna y estas causas dejarán de ser parte de una estadística.

Finalmente si no hay recursos económicos que se otorguen para el tema tampoco hay posibilidades de erradicar este padecimiento, es decir se pude tener buena voluntad y muchos deseos, pero al final no hay posibilidades.

06/MG/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más