Inicio » Muertes por desnutrición en Veracruz

Muertes por desnutrición en Veracruz

Por Laura Castro Medina/corresponsal

Flagela la desnutrición extrema a la zona centro de Veracruz: durante el presente mes murieron tres personas por esta causa, entre ellas una mujer que dejó en la orfandad a sus ocho hijos y otra más que se debate entre la vida y la muerte.

Los problemas de desnutrición extrema en las zonas serranas del Pico de Orizaba y Zongolica van en incremento, según lo da a conocer el secretario general del Sindicato de Trabajadores del IMSS, Miguel García González, quien además aseguró que hay enfermedades similares a las de África. Lamentablemente los sistemas de salud y asistencia alimentaria en nada han apoyado a los habitantes de las comunidades más marginadas de Veracruz.

De acuerdo a los reportes del Sistema Desarrollo Integral para la Familia (DIF), en el municipio de la Perla falleció, tras una larga agonía, el pequeño de 8 años de edad Jesús Arenas Mencias, el cual presentaba una peso y masa corporal de un niño de 8 meses de edad, lo que le impedía su movilidad desde hace más de dos años.

De igual forma, el DIF de Ixtaczoquitlán reportó la muerte de un pequeño de nueve años que habitaba en la comunidad de Tuxpanguillo, el cual debido a la grave desnutrición que padecía sufrió un paro broncorrespiratorio según confirmaron las autoridades ministeriales.

Así mismo fue detectado a inicios de la presente semana una niña de 12 años de edad perteneciente a la comunidad de Tonalixco, del municipio de Tlilapan, quien debido a la desnutrición que presentaba mantenía un peso y talla de una menor de tan sólo tres años de edad. Al percatarse del caso, las autoridades municipales la canalizaron al Hospital Regional de Río Blanco en donde no ha logrado recuperarse.

Sin lugar a dudas el caso más grave detectado en los últimos días se registró en la comunidad de Atolca, una de las comunidades más alejadas del municipio de Omealca, en donde la situación económica se agrava ante la cada vez más recurrida migración y falta de oportunidades de desarrollo.

En esta comunidad, que carece de todos los servicios incluyendo el médico, Alberta Ixmatlahua Calihua de 32 años de edad, tras el nacimiento de su octavo hijo, comenzó a presentar problemas derivados de su aguda anemia que le provocó la muerte, según el reporte del médico legista.

La mujer dejó en la orfandad a sus ocho hijos, el más pequeño de tan sólo tres meses de edad. El padre de los pequeños, Filiberto Ortega, de 28 años de edad, dedicado al corte de palma camedor, se ve imposibilitado a cuidar a sus ocho pequeños debido a sus labores en el campo de 6 de la mañana a 8 de la noche, aunque por ello únicamente obtiene un ingreso diario como jornalero de 35 pesos.

Sus hijos Concepción, de tres meses; Ricardo, de 2 años; María, de 6; Arturo, de 3 años; Guillermina, de 9 años; Sara, de 12 años, y Marcelina, de 10 años deberán quedar bajo el cuidado de María Norma, de tan sólo 13 años, misma que suspendió su educación en el primer grado de secundaria, en donde por cierto mantenía excelentes calificaciones.

06/LC/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: