Inicio » Mujeres de Guatemala exigen acceso a la salud

Mujeres de Guatemala exigen acceso a la salud

Por Redaccion

Las mujeres indígenas representan el 22 por ciento de la población del país y la mayoría vive en el área rural en situación de pobreza y sin acceso a los centros de salud, informó Leticia Toj, de la Asociación Rxiin Tinamit de Sololá.

De acuerdo con la información de Prensa Libre, la falta de salud entre las indígenas provoca más mortalidad durante el parto que entre las ladinas, además de que sus hijas e hijos tienen menos posibilidades de sobrevivir en sus primeros años de vida.

A decir de Toj, esa falta de atención se debe a la carencia de dinero para trasladarse a los centros de salud, la escasez de éstos en las áreas rurales, la ausencia de intérpretes que hablen su idioma y el trato que no es acorde a su cultura.

Según la lideresa indígena, no se debe permitir que mueran más mujeres cuando dan vida, cuando el 90 por ciento de estos casos puede evitarse, por lo que demandó fondos y programas adaptados a la cultura indígena.

Por su parte, datos del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) subrayan que sólo el 10 por ciento del total de su personal habla algún idioma maya, situación que es preocupante.

El MSPAS actualmente promueve acciones a favor de la erradicación de la mortalidad en indígenas, a través de la promoción de información y programas en los municipios más pobres del país, donde se capacita a comadronas y se apertura casas maternas para la estadía de mujeres embarazadas en riesgo.

EXIGEN SALUD

Por su parte, la Coordinación 28 de mayo exigió a las autoridades disminuir la tasa de mortalidad materna, a través de un compromisoserio del gobierno actual, impulsando una política de erradicación de la misma con asignación de recursos técnicos y financieros acordes a la magnitud del problema.

De acuerdo con la información, es urgente sensibilizar a la población guatemalteca sobre esta problemática, para que se pueda acceder a información y exigencia de derechos como la atención de calidad, decisión de las mujeres a la maternidad, al ejercicio pleno de los derechos sexuales y reproductivos.

Según las representantas de la entidad, se debe aprobar en el menor tiempo posible el reglamento de la Ley de Planificación Familiar, para que comience a funcionar la Comisión Nacional para el Aseguramiento de Anticonceptivos y con ello se inicie la distribución universal y gratuita de los anticonceptivos en Guatemala.

Las mujeres exigieron realizar la Encuesta Nacional Materno Infantil para contar con datos más actualizados de la situación de la mortalidad materna específicamente, ya que los que se tienen son de 2003.

La Coordinación demandó la creación de espacios amigables para la atención de mujeres, teniendo en cuenta los procedimientos y atenciones específicas que son necesarias, como el Papanicolau y otras atenciones ginecológicas.

Las diferentes organizaciones que integran la agrupación pidieron incorporar la atención en planificación familiar, la temática del VIH/SIDA como un eje de atención prioritario.

Las mujeres trabajadoras, especialmente de maquilas exigieron al gobierno que ejerza la presión necesaria para el cumplimiento del derecho al acceso a la salud en los centros de trabajo, como el Seguro Social, ya que la mayoría de empresarios no hacen efectiva esta prestación que es obligatoria.

Finalmente, subrayaron la necesidad de que la esposa del Presidente de la República y la Secretaria Presidencial de la Mujer (Seprem) se integren a la coalición de Primeras Damas y Mujeres Líderes de América Latina sobre Mujer y SIDA, en diálogo permanente con la Red Guatemalteca de Mujeres Positivas en Acción.

FEMINIZACIÓN DEL SIDA

Esta demanda cobra particular importancia porque la violencia sexual y la poca información que tienen las mujeres sobre el tema de VIH/SIDA han contribuido a que aumenten los casos en la población femenina, informó Rossana Cifuentes, presidenta de la Asociación Guatemalteca de Mujeres Médicas (AGMM).

De acuerdo Cifuentes, en el comienzo de la epidemia en el país se detectaban 7.8 casos en los hombres y un caso en las mujeres, actualmente se registran 2.3 casos en los hombres por uno en la población femenina.

Las mujeres tienen poco acceso a la educación y a información sobre sexualidad, tampoco han sido formadas para hablar plenamente sobre el tema y de negociar con sus parejas los métodos de planificación y el uso de preservativos, dijo Cifuentes.

De acuerdo con una investigación realizada por la AGMM, la violencia sexual es otra de las razones que aumentan la proporción del SIDA en la población femenina; muchas amas de casa que viven con VIH han sido infectadas por sus esposos, a través de relaciones sexuales no consensuadas, que aún en la pareja constituyen un acto de violación.

La profesional informó que para la mujer que ha sido víctima de violación, existe un paquete de prevención con antirretrovirales, que se puede conseguir en un centro de salud y usarse durante las primeras 72 horas después de haber sufrido la agresión; el paquete puede prevenir el VIH, en caso de que el agresor sea una persona portadora del virus.

La cultura patriarcal y machista de la sociedad guatemalteca es uno de los mayores impedimentos para la prevención del VIH, por lo que es importante que las mujeres rompamos el silencio, concluyó Cifuentes.

08/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: