Inicio » Mujeres de Guatemala: marginadas en el campo o la ciudad

Mujeres de Guatemala: marginadas en el campo o la ciudad

Por Redaccion

Las escasas oportunidades que tienen las mujeres para negociar las relaciones sexuales con protección constituyen uno de los principales factores que las hace más vulnerables a contraer Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), incluido el VIH/SIDA, destaca el reportaje “Urbanismo: El capital humano que Guatemala no ha sabido aprovechar”.

De acuerdo con el trabajo periodístico, elaborado por Cerigua con el apoyo del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), las mujeres urbanas pobres tienen más probabilidades de ser víctimas de violencia sexual o de trata, lo que acrecienta el riesgo de contagio de diversos padecimientos.

Según los datos del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), en Guatemala se tienen registrados 2 mil 547 casos de mujeres infectadas con VIH/SIDA con una prevalencia del 0.5 por ciento, pero existe un sub registro, ya que no todos han sido documentados en el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS).

El reportaje señala que el comercio sexual es un fenómeno de rápido crecimiento que se da especialmente en las ciudades que son paso hacia la frontera del occidente guatemalteco, áreas donde se reportan mayores índices de ITS.

La dependencia económica, sumada a la pobreza y a la discriminación por motivos de género, puede conducir al aumento en los números de relaciones sexuales con fines de comercio, incrementando la vulnerabilidad de las mujeres de contagiarse de VIH, cita el documento.

Finalmente, el reportaje subraya que la mayoría de la población rural infectada por el SIDA migra a las ciudades, con el objetivo de obtener mejores tratamientos antirretrovirales.

PERO EN LAS CIUDADES?

En las ciudades, sin embargo, las mujeres que migran tienen escasas oportunidades de desarrollo, dice el reportaje.

Las mujeres del área rural son afectadas por el flagelo de la pobreza y la marginación, por eso especialmente las jóvenes, deciden migrar a la capital donde “supuestamente” encontrarán alternativas de desarrollo, sin embargo, en esas áreas la discriminación es más grave y la carencia de acceso a los servicios públicos es constante, señala la información.

De las aproximadamente 6 millones de mujeres que habitan el país, el 36 por ciento reside en zonas urbanas, en su mayoría en situación de pobreza o extrema pobreza.

Las mujeres suelen ser el sector más pobre de los pobres, sus oportunidades de desarrollo se ven mermadas en la medida que los Estados son indiferentes a llevar a cabo políticas efectivas de atención a sus necesidades.

Sin embargo, es una situación que puede ser revertida a través del aprovechamiento de los beneficios que ofrecen las ciudades, señala el informe Estado de Población Mundial 2007, del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

Según el reporte, en la capital, las mujeres que carecen de estudios básicos son una potencial fuerza laboral, especialmente en el sector de la maquila, en el comercio informal o en los trabajos domésticos, espacios no regulados y donde son más vulnerables a la violencia y a su incursión en actividades como la prostitución.

El documento Estado de Población Mundial 2007 señala que en comparación con las zonas rurales, las ciudades ofrecen mejores servicios educativos, opciones de empleo más diversas, mayores espacios de participación política y acceso a los medios de comunicación e información.

Es vital que las mujeres se beneficien de la proximidad y la amplia disponibilidad de servicios urbanos como el agua, el saneamiento, la educación y el transporte, para aliviar las cargas de las mujeres, específicamente en el plano reproductivo y reducir el nivel de vulnerabilidad ante las distintas expresiones de la violencia, añade el documento.

El informe enfatiza que tratar de detener o desalentar ese crecimiento urbano no es la solución, el Estado debe examinar objetivamente las opciones de planificación que se presentan para abordar dicha expansión y aprovechar lo que los pobres puedan aportar al desarrollo del país.

El crecimiento urbano previsto para Guatemala es de 25.6 millones de habitantes para el 2050, por lo que es vital que el gobierno tome las decisiones correctas en la materia, de lo contrario la pobreza, la desigualdad y la degradación de los ecosistemas pueden agravase significativamente y las mujeres ser las más afectadas.

07/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: