Inicio Mujeres de Terracota: una celebración literaria del Eros

Mujeres de Terracota: una celebración literaria del Eros

Por Constanza Reina

Son las Mujeres de Terracota: más de diez escritoras que conforman seis de los doce volúmenes de la colección La Escritura Invisible, de Editorial Terracota; una veta narrativa femenina que se apropia de una amplia variedad de temas, formas y voces: del amor a la política y del destino al balompié que acaba de ser presentada en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, la más importante del país.

Así, de Pita Amor se recupera una poesía que no envejece; Isabel Custodio, el gran amor de Fidel Castro en nuestro país, entrega la memoria de un romance revolucionario en el México de los años cincuenta; Edna Lieberman novela su apasionada relación, la que nunca pudo cerrar, con el autor de Los detectives salvajes, Roberto Bolaño; y Rose Mary Espinosa crea una densa atmósfera onírica para una mujer que, deseando huir de este mundo, queda misteriosamente atrapada en él.

A su vez, Carmen Haro navega por los mapas familiares del destino en una novela reflexiva que nos lleva del México contemporáneo a la España de la Guerra Civil. Y muchas otras mujeres, junto con otros colegas escritores, celebran los avatares del futbol.

Pero, ¿por qué esta selección de obras femeninas que, aunque se sumergen en universos amorosos, exploran también temas y ámbitos diversos? A esta pregunta respondió el director de la colección, Alberto Vital:

“La literatura es mujer. También la poesía. La mujer y el hombre que escriben tienen la oportunidad maravillosa de tener todos los registros y todos los temas a su disposición. Es cierto que puede haber una cierta tendencia a que el universo de la escritora sea, en estos casos, más el de las relaciones amorosas. Pero efectivamente hay también un esfuerzo por no resignarse al destino marcado, a la carta marcada”.

La apuesta de las Mujeres de Terracota se abre con la poesía imprescindible de Pita Amor. “Pita Amor es una poeta valiosa. Su recepción actual la ubica justo en el ancho y rico mundo de los escritores invisibles: hay valor literario en su obra, y no es conocida hoy como lo merece”.

De acuerdo con el académico, “el rescate de sus versos, la nueva circulación de ellos, es una aportación de La Escritura Invisible de Editorial Terracota para el enriquecimiento diario de nuestras vidas mediante la literatura. La literatura busca la manera de salvarse de los imperativos del capitalismo, hoy llamado economía de mercado. Para el capitalismo, y más en una época feroz como la actual, unas cuantas marcas registradas se repiten una y otra vez”.

La razón y la sinrazón amorosas forman parte de la novela “Cartas a mi fantasma”, donde Edna Lieberman rememora su relación con el autor de “Los detectives salvajes”, Roberto Bolaño, y de “No me beses,” donde Isabel Custodio habla de su histórico romance con Fidel Castro cuando ella, refugiada española, y el revolucionario cubano, se conocieron en México. Eran los albores de la próxima caída de Fulgencio Batista.

Ambas obras recorren los laberintos del amor y del poder. Y es que, de acuerdo con Vital, “desde un punto de vista filosófico, Eros no puede estar ausente de la construcción permanente de la polis, que eso es justo la política en el más alto sentido. En este contexto, estremece recordar aquella sentencia de C. G. Jung acerca de que una reiterada experiencia nos enseña que allí donde falta el amor se presenta –como mecanismo compensatorio– el afán de poder, de dominio”.

Dos autoras se separan del sendero estrictamente amoroso: una, para reconciliarse con su presente mediante la exploración del pasado; la otra, para imbuir al lector en una novela que bordea lo onírico. Se trata de Carmen Haro, en “De buena familia”, y de Rose Mary Espinosa, con “Mi cuerpo en tus manos”. Y otras tantas mujeres decidieron dedicarle unas cuantas páginas al balompié junto con varios colegas en la antología de cuentos de futbol “¡Empatamos, Pilar!”

Las voces de las Mujeres de Terracota son, pues, tan originales como variadas. Los volúmenes seis al 12 de la colección la Escritura Invisible de Editorial Terracota confrontan el erotismo con el futbol y la poesía con el poder. Como lo afirma Alberto Vital:

“Por lo general, las altas esferas de la política no ponen el amor en juego para sus decisiones. Son las sociedades civiles, los ciudadanos, quienes aportan la dosis de Eros a la vida. La poesía amorosa, en prosa y verso, que está publicando La Escritura Invisible es una celebración del Eros en todos sus matices, desde la perspectiva de los escritores, que son representantes de la sociedad frente a los poderes”.

09/YT/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content