Inicio Mujeres egipcias sufren diario acoso sexual en lugares públicos

Mujeres egipcias sufren diario acoso sexual en lugares públicos

Por Gladis Torres Ruiz

Cerca de la mitad de las mujeres egipcias son acosadas sexualmente todos los días en lugares públicos. Ni el hiyab -velo que cubre el cabello-, ni el niqab -vestimenta que sólo deja al descubierto los ojos-, las protegen del hostigamiento que padecen en la calles del país, señala un estudio sobre el acoso sexual realizado por el Centro Egipcio para los Derechos de la Mujer (ECWR por sus siglas en inglés).

Según reportes de agencias internacionales, la investigación publicada a inicios de de este mes, indica que el 91 por ciento de las mujeres encuestadas denunció sufrir acoso con frecuencia en las calles, en el transporte público, lugares de descanso y centros educativos, a pesar de que la mayor parte de ellas lleva el velo islámico que, “supuestamente”, resguarda a las mujeres de las miradas “impuras”.

Así, el 83 por ciento de las mujeres reconocen haber sido acosadas sexualmente y casi la mitad de ellas dicen que los abusos han ocurrido diariamente.

Mientras que tan sólo el 2.4 por ciento de las acosadas denunció los hechos a la policía, “la mayoría considera que nadie les ayudaría y algunas temen incluso que informar del acoso dañará su reputación”

De la misma manera la investigación realizada con una muestra de más de 2 mil mujeres y hombres egipcios y 109 mujeres extranjeras residentes en el país, revela que la mayoría de los egipcios cree que el acoso sexual en el país va aumento.

A decir del CEDM, estas cifras muestran que el acoso contra las mujeres no depende de si van más o menos cubiertas, sino que todas están expuestas a este tipo de vejaciones, que tampoco están relacionadas con la edad, clase social o estado civil.

Al hacer referencia los resultados que muestran que el 62 por ciento de los varones encuestados afirmó haber cometido acoso y el 53 por ciento responsabilizó a las mujeres del acoso sexual, afirmando que “a ellas les gusta” o que iban vestidas de una forma indecente.

Los estudiantes, adolescentes y hasta los universitarios, se sitúan entre los que más persiguen a las mujeres, junto a los conductores de taxis y autobuses, y los integrantes de las fuerzas de seguridad.

Entre las formas los egipcios mencionaron el tocar o “comerse con los ojos” a las mujeres, gritarles comentarios sexualmente explícitos y mostrarles sus genitales.

Al respecto, la agencia internacional BBCMundo, señala en uno de sus reportes que la ropa que visten las mujeres puede influir en su vulnerabilidad ante los acosadores, sin embargo el uso del velo y otras prendas tradicionales del Islam no aleja a los agresores sino todo lo contrario.

“Nosotros comprobamos que las mujeres con velo tienen más posibilidades de ser acosadas que mujeres sin velo”, dijo a BBC Mundo la presidenta de ECWR Nehad abu Al-Qomsan.

Investigamos esto porque nos pareció extraño y descubrimos que la persona que acosa confía al acosar en la timidez de la víctima y ellos piensan que las mujeres con velo son más tímidas y se quedaran calladas, afirmó.

Es por ello que Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) y el ECWR, se encuentran trabajando en una campaña que pretende reunir un millón de firmas para pedir al gobierno una legislación más dura contra los ofensores de mujeres.

08/GT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content