Inicio Mujeres, en desventaja con los fondos de retiro

Mujeres, en desventaja con los fondos de retiro

Por Hypatia Velasco Ramírez

Aunque las mujeres viven más años que los hombres, son ellos quienes utilizan en mayor medida el fondo de retiro con el que cuentan, debido a que han trabajado de manera constante mientras que las mujeres, por su rol dentro de la familia, se han visto en la necesidad de salir y entrar al mercado laboral.

Esta situación en un sistema individualizado que exige una trayectoria acumulada, merma a la población femenina, explica Verónica Montes de Oca, del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien estuvo presente en la presentación del estudio titulado Futuro del Retiro 2007 realizado por el banco HSBC y la Universidad de Oxford.

Pero aunque dicho estudio busca conocer las necesidades de la población adulta, incluidas las mujeres, no hace una distinción de género, dijo Montes de Oca a Cimacnoticias.

Al respecto, la doctora refiere que las generaciones más jóvenes han participado muchísimo más en el mercado del trabajo; sin embargo, los roles de género que cumplen en este ámbito aún son influyentes en su condición de retiro.

Lo anterior debido a que se casan, tienen hijas e hijos y el mercado laboral no es flexible con respecto a estas transiciones de la vida de la población femenina por lo que deben abandonar su trabajo y después volver a entrar.

En ese sentido, muchas investigaciones señalan que cuando reingresan al ámbito labor lo hacen en otras condiciones, debido a que pierden trayectoria laboral y muchos de los sistemas individualizados para pensiones plantean la trayectoria como un tiempo de acumulación que no se puede evadir, particularmente en la función de la ampliación del número de las semanas cotizantes, explicó la investigadora.

Por ello, aseguró que las cuestiones de género siguen siendo muy importantes debido a que no existe una visión integral que tenga un enfoque de política pública con respecto al género, aun cuando los roles femeninos y las jornadas de trabajo siguen estando concentrada en esta población.

“En las últimas décadas, la ampliación del tiempo de trabajo ha aumentado de 3 a 4 horas, lo que significa que siguen trabajando pero además siguen en la actividad doméstica y haciéndose cargo de muchas responsabilidades”, indicó.

Sin embargo, las redes sociales de las mujeres son muchos más fuertes pues tienden a organizarse más que los hombres y la recepción de apoyos que tienen es mucho más amplia en términos de la responsabilidad de las y los hijos con las madres.

Esto no es una garantía, pues aunque hay una reciprocidad generacional, ésta no esta equilibrada, ya que se espera que las y los hijos las apoyen, pero éstos no piensas lo mismo, apuntó la doctora.

VIDA LARGA, MALA SALUD

Igualmente, subrayó, hay una cuestión también importante que tiene que ver con la salud, pues aunque tenemos una esperanza de vida mayor, no necesariamente la vivimos con calidad.

Somos mucho más débiles en nuestra salud cuando somos mayores, sin embargo no morimos, lo que significa que viviremos más años pero en las peores condiciones, por lo que necesitamos políticas de salud y de mercado laboral con enfoque de género que den auxilio a la condición que puedan tener las mujeres en su vejez.

Para Montes de Oca es necesario que las mujeres se organicen y desarrollen alternativas organizacionales y comunitarias.

Explicó que en países como Chile y Cuba hay organizaciones de mujeres que están actualmente previendo el envejecimiento.

“En México tenemos mucho capital y cultural pero no nos estamos organizando. Nos faltan mucho más las cuestiones sociales, nos estamos individualizando y tenemos problemas comunes”.

Y por el lado político nos falta mucho por hacer en políticas con perspectivas de género, concluyó.

EL ESTUDIO

El estudio presentado esta mañana por el banco HSBC fue realizado a 21 mil personas de zonas urbanas entre 40 y 60 años que aún no se jubilan y entre 61 y 79 años ya jubiladas de 21 países del mundo, entre los que se encuentra México.

La población tomada en cuenta para el estudio está equilibrada en un 50 por ciento de mujeres y hombres, según HSBC.

Los resultados señalan que en México el 25 por ciento de las personas en edad post-retiro, que tienen entre 60 y 70 años, continúan aportando financieramente a sus familias.

Además revela, entre otras cosas, que 60 por ciento de las y los mexicanos encuestados no creen que su vida mejores con el retiro, mientras que el 30 por ciento respondieron que temen a su situación económica después del retiro.

Asimismo, los resultados del estudio demostraron que las y los trabajadores mexicanos no piensas dejar de laborar pues cerca del 57 por ciento continuará trabajando hasta que su salud se lo permita.

Finalmente, la encuesta asegura que el 83 por ciento de las y los encuestados considera que es responsabilidad de la familia el sustento de los adultos mayores; el 13 por ciento cree que del gobierno y el 3 por ciento considera que es el mismo individuo quien debe hacerlo.

07/HVR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más