Inicio » Mujeres, más de la mitad de migrantes de AL en Italia

Mujeres, más de la mitad de migrantes de AL en Italia

Por Argelia Villegas López

Mujeres de Panamá, Perú, Ecuador, Venezuela, México, Chile y Bolivia radicadas en Italia, especialistas y periodistas debatieron y reflexionaron sobre sus proyectos migratorios, oportunidades laborales y plantearon formas de unir esfuerzos para generar redes de apoyo, durante el Congreso Internacional de la Mujer Latina en Italia, que se celebra por cuarto año consecutivo.

La sede fue el Auditorio Bachelet del Hotel Palazzo Carpegna, donde, durante más de cinco horas y divididas en tres sesiones y mesas de diálogo-debate, hablaron también de un “encadenamiento solidario” entre las migrantes latinoamericanas en Europa.

El Congreso, enmarcado en el año Europeo del diálogo intercultural, “aborda como principal tema el rol de la mujer inmigrante en Italia” declaró a AmecoPress Norma Pittman, peruana migrante a Millán desde hace 8 años, coordinadora y creadora de este Congreso, que ha tenido como sedes Génova, Milán y ahora Roma.

Para María del Rosario Limpias, boliviana residente en Bérgamo, Italia, directora de Radio Andrés Ibáñez de Bolivia y corresponsal del Periódico El Día de Santa Cruz, este Congreso “es una prueba de que las latinas también construimos Europa, damos vida de este lado del mundo”.

Entre las asistentes al Congreso estuvo Leticia Marín Fragoso, mexicana experta en inmigración, quien definió el perfil psicológico de la población femenina inmigrante en Italia.

En Italia, dijo Marín Fragoso, especialista en terapia racional emotiva y comportamental por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), las mujeres representan el 67 por ciento de la población migrante de origen latinoamericano. Roma, Génova y Milán aglutinan la fuerza laboral femenina.

“En un 90 por ciento se dedican a trabajos domésticos, de limpieza, y cuidado de personas mayores y bebés, con el paso del tiempo se plantean si migrar valió la pena, pues a pesar de tener trabajo se sienten solas, deprimidas y con sus relaciones familiares rotas” explicó Marín Fragoso.

“Las mujeres son más de la mitad del total de migraciones de origen latinoamericano que actualmente reside en Italia, las cifras se han dado a conocer recientemente por la Asociación Cáritas”, acotó Marín Fragoso, quien lleva siete años viviendo en Roma, y desde su especialidad ofrece apoyo profesional a las mujeres migrantes.

Ellas son 208 mil 500 (67 por ciento), de una población total de 30 mil migrantes de origen latinoamericano. Roma congrega a 20 mil de ellas, quienes se clasifican principalmente en dos ramas grandes que definen el perfil psicológico de la mujer latina que ha migrado a este país.

“Muchas de ellas se sienten deprimidas, ansiosas y tristes, por el fenómeno migratorio” consideró la especialista quien lleva años implementando terapias entre poblaciones migrantes desde su llegada a Italia.

La también licenciada en psicología, explicó a AmecoPress que la “terapia racional emotiva”, a través de la cual muchas mujeres que pasan por su consultorio, fue fundada por Albert Elis, y está basada en el pensamiento del ser humano, los fundamentos de la especialidad se encuentran en la mitología griega y filósofos antiguos.

“Elis dice que el ser humano se siente mal no por las cosas que suceden si no por el modo en cómo percibe lo que le pasa”, explicó Marín. Y la terapia racional emotiva, pretende ayudarlas para “transformar su percepción ante las situaciones y problemáticas que se le atraviesan en sus proyectos migratorios”.

De esta forma “mejoramos la autoestima de la mujer migrante y le ayudamos a que encuentre una seguridad sólida en las metas que se ha fijado al salir de su país”, explicó. El pensamiento es el que nos condiciona a tener una tristeza o depresión, “lo cual pasa a millones de mujeres migrantes, pues descubren que sus expectativas al llegar al país donde migran son totalmente distintas a lo que esperaban”, consideró.

La psicóloga argumenta que no se trata de ser insensibles, “sino de enseñarlas a percibir lo que les sucede de una manera más cercana a la realidad sin exageraciones”.

¿QUIÉNES SON?

A la mujer migrante latinoamericana en Italia la podemos dividir en dos grandes ramas: “la mujer migrante mamá” o “mujer soltera migrante”, y hemos descubierto que prevalece una línea conductal muy similar entre las mujeres migrantes, señaló la especialista.

Las solteras saben hasta dónde pueden llegar y lo que quieren, ellas ahorran, mandan dinero a su casa, invierten y se construyen en su país hasta un hotel. “O bien, aquí mismo en Italia invierten todo su dinero en estudios, y viajes”, detalló la psicóloga. Por otra parte, están las mujeres que al salir de su país encontraron una salida a toda la energía que tenían guardada o reprimida, y se encausa muchas veces de forma errónea.

“Al llegar a Italia, se sienten libres, siempre fueron criticadas en su país natal y creen que aquí no serán enjuiciadas, entienden la libertad mal, erróneamente inician a drogarse, a tener relaciones sexuales sin protección. Algunas conservan su trabajo, lo cual las detiene un poco, otras caen en redes de prostitución o droga”.

Por otro lado tenemos a la migrante “madre”, pues según la especialista “ellas son las que tienen un carácter más fuerte y deciden muchas veces el futuro de toda su familia.

La motivación principal de este grupo es: “me voy por mis hijos”, y desean realizar cambios profundos en sus vidas, muchas migran al terminar relaciones conflictivas o porque las abandonan sus parejas, considera Marín, quien define estos perfiles tras años de recibir mujeres migrantes en su consultorio.

“Con el paso del tiempo se empiezan a plantear si valió la pena el proyecto migratorio, pues empiezan a poner en la balanza su estabilidad laboral, el dinero enviado a sus países pero sin los seres que aman, y es ahí donde inicia la culpa, pues sienten que abandonaron a sus familias, hijas, hijos, esposos, lo cual muchas veces es irreversible”.

“Las mujeres deben reflexionar sobre qué hacen lejos, qué querían al decidir migrar y cuáles eran sus propuestas al inicio de todo el proyecto migratorio, esto las ayudará a reflexionar sobre lo que realmente desean, y si vale la pena seguir lejos de las personas que aman” expuso Marín.

Por nacionalidades, las latinoamericanas más numerosas en Italia son las peruanas, seguidas de las centroamericanas, principalmente originarias del Salvador, el tercer lugar es ocupado por colombianas y bolivianas, mientras que ecuatorianas y mujeres dominicanas representan a la población que ha llegado de manera más reciente.

ESPACIO POR Y PARA MUJERES LATINAS

Asistió también al Congreso Dora Garrido, abogada especialista en defensoría en tribunales a mujeres agraviadas por violencia de género, de origen peruano, viajó desde Lima, Perú, a Roma para asistir al Congreso.

“Este espacio es una oportunidad para hacer más positivo el proceso migratorio de las mujeres latinas en Italia, ser más seguras en nuestros proyectos de vida, y un punto de encuentro donde todas nos expresemos” apuntó Garrido.

El Congreso fue transmitido en conexión directa con Bérgamo, Bolivia, Perú y España a través de Internet en “Radio Andrés Ibañez”, vía por la cual los testimonios, debates y opiniones llegaron simultáneamente con cadenas de radio de América Latina y Europa.

Como cada año en el Congreso, fue premiada una mujer destacada por su participación en favor de su comunidad. Este año, otorgaron el premio a una mujer ecuatoriana, Mariana García, de 42 años, “pues es una emigración joven y nosotras pudimos darnos cuenta de la forma que las ecuatorianas se están organizando en asociaciones para salir juntas adelante” acotó la coordinadora del Congreso.

El patrocinio fue de: S.A.R Don Thorbjorn I Paternó Castello di Carcaci, Soberein Order of Saint John, Caballeros de Malta, Región Lazio, Provincia de Roma, Municipalidad de Roma, Confederazione Italiana Sindicati Lavoratori (CISL), Consulados Generales y Embajadas de Latinoamérica, Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, Alto Comisionado para la Defensa de las Mujeres y de la Juventud, Organización Año Europeo del Diálogo Intercultural 2008.

Y fue auspiciado por: Asociación Pino y Club, Festival Latinoamericano, Studio Petruccelli, Sella World Service.

08/AR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: