Nace la violencia contra mujeres en los hogares

VIOLENCIA
    No se trae en los genes: se aprende: foro en Zacatecas
Nace la violencia contra mujeres en los hogares
Cimac | Zacatecas.- 30/09/2005

La violencia contra las mujeres empieza en el hogar, desde la más temprana edad de las niñas y los niños, cuando los adultos, mediante tratos diferenciados y con frecuencia discriminatorios marcan distancias entre los menores que derivan en el aprendizaje del maltrato hacia ellas.

Pero la violencia, "que no se contagia y es una manifestación abusiva de poder", no debe estigmatizar las relaciones entre los dos géneros, expresó María del Rosario Martínez García, directora del Centro de Prevención y Atención Integral de la Violencia Familiar (Cepavif).

Al participar en las Pláticas de equidad de género y violencia familiar organizadas por Diana Galaviz Tinajero, presidenta del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Martínez García llamó a las cerca de 50 mujeres asistentes a trabajar para que el ciclo de violencia contra las mujeres y en el seno de la familia sea cortado para que impedir que los niños maltratados de hoy sean los maltratadores de mañana.

Se recordó en la plática que Zacatecas ocupa el segundo lugar en violencia intrafamiliar en el país, lo que obliga a toda la sociedad a unirse en un gran esfuerzo para revertir esa situación.

A su auditorio, compuesto mayormente por mujeres, la directora del Cepavif dijo que es inadmisible la aceptación de la violencia entre géneros, porque hombres y mujeres pueden y deben vivir en armonía. "Podemos vivir en Zacatecas con tranquilidad, mediante la construcción de lazos de confianza y amistad", señaló.

Afirmó que las principales víctimas de violencia son las mujeres, los niños y los ancianos, y enfatizó que la violencia es contagiosa, pero no se trae en los genes: es una mala conducta aprendida.

Refirió que la violencia familiar surge cuando un miembro del grupo, generalmente el hombre, quiere mantener el control físico, psicológico y sexual de las otras personas, y recomendó el diálogo en la familia como principal elemento para evitar la violencia.

Sin embargo, pidió a las mujeres recordar que en Zacatecas la violencia familiar es un delito y que hay instituciones que luchan contra ella.

"Si alguien nos quiere levantar la mano, que sea para saludarnos; si alguien nos quiere levantar la voz, que sea para felicitarnos, y si alguien quiere utilizar la fuerza física, que sepa que hay procuración de justicia", aconsejó.

La presidenta del PVEM, Diana Elizabeth Galaviz, entregó sendos reconocimientos por su participación a la maestra Aurora Cervantes y a María del Rosario Martínez.

A las pláticas también asistió Aurora Cervantes Rodríguez, directora general del Instituto de la Mujer Zacatecana (Inmuza), quien hizo un expreso reconocimiento al PVEM por la finalidad de las pláticas, que fue la de sensibilizar a las mujeres para que participen en todos los ámbitos sociales y contribuyan decididamente en la erradicación de la violencia de género y familiar.

La maestra Aurora Cervantes habló de la autoestima, que definió como la unión de sentimientos, el valor y el derecho a la felicidad, así como la defensa de todo lo que se hace bien, de la capacidad personal; es tener habilidades para enfrentar problemas y confianza en uno mismo.

Luego se refirió a la asertividad, que es la capacidad de formarse uno mismo. Implica vencer la inseguridad, el temor; aumentar el autorrespeto y tener comunicaciones más sinceras; evitar los abusos y mejorar la calidad de vida.

Al final, la presidenta del Verde Ecologista agradeció a las expositoras su contribución en la búsqueda de mejores relaciones familiares y sociales e hizo una exhortación a los asistentes para que acojan todo lo que ahí se dijo y trabajen en la lucha contra la violencia intrafamiliar.

05/RG/YT