Inicio Nettie María Stevens

Nettie María Stevens

Por Erika Cervantes

El avance científico en el siglo XX permitió que miles de enfermedades mortales fueran tratadas en beneficio de la humanidad, sin embargo, hoy todavía existen batallas por conquistar en este campo. Descifrar el Genoma Humano dará nuevas herramientas para combatirlas.

Uno de los primeros avances en ese campo lo dio Nettie Maria Stevens, quien en 1905 publica su primer trabajo sobre la determinación del sexo a partir de los cromosomas.

Nettie María Stevens descubrió a partir de su investigación con el escarabajo del molitor de Tenebrio, que los cromosomas conocidos como X y Y eran responsables de la determinación del sexo del individuo.

Nettie María Stevens nació en 1861 en Cavendish, Vermont, Estados Unidos y fue hija de Julia Adams y Ephraim Stevens, carpintero y jornalero.

A la muerte de su madre y al desposarse en segundas nupcias su padre, la familia se traslada a Westford donde Nattie recibe su primera educación en la escuela pública Westford Academy, donde figura en los “cuadros de honor” entre los 9 y los 11 años, esto gracias a que la institución incluía entre sus reglas fundacionales (1792), “que la escuela sería libre para cualquier nacionalidad, edad o sexo”; de los once estudiantes en este lugar, tres eran mujeres, incluyendo a Nettie y su hermana Emma.

Entre 1881 a 1883 Nettie Marie hizo estudios superiores en la Westfield Normal School, realizando cuatro cursos en dos años.

En septiembre de 1896 Nettie Marie se trasladó a California con el fin de seguir estudios superiores. Se matricula en la Leland Stanford University, universidad que tenía fama de innovadora y representaba una oportunidad para quienes tenían un verdadero interés en los estudios. Nettie Maria ingresó a Standford como estudiante especial, matriculada en fisiología, alemán, geología, química y botánica.

En abril de 1897 fue admitida en el Advanced Standing como alumna de Frank Mace MacFarland, quien centró su interés en la histología, ciencia que estudia los tejidos constituyentes de los seres vivos. Terminó su licenciatura en 1899 y en 1900 obtuvo su título.

En 1900, Nettie Maria Stevens entró en el Bryn Mawr College (Pasadena, California) como estudiante de doctorado y terminó sus estudios en 1903.

Como estudiante de doctorado, y más tarde como colega de Morgan, Stevens pudo ponerse en contacto con las investigaciones más atractivas del momento, las cuales producían avances muy rápidos en los campos de la citología (estudio de las células), la embriología y la genética.

La estancia de Nettie Maria en el Bryn Mawr entre 1900 y 1903 fue muy fructífera, y antes de terminar su tesis doctoral, que se basó en estudios sobre diversos tipos de protozoos, realizó nueve trabajos de investigación que trataban sobre la regeneración en diferentes organismos.

Nettie Marie fue candidata a diferentes premios y becas y, gracias a una de la Presidencia del Bryn Mawr , pudo estudiar en la Estación Zoológica de Nápoles, y en el Instituto Zoológico de la Universidad de Würzburg .

Terminado el doctorado, Stevens dudaba entre esperar hasta obtener una beca para poder dedicarse enteramente a la investigación, como era su deseo, o aceptar un trabajo de profesora en el Bryn Mawr, que le aseguraría el sueldo que por entonces le era indispensable.

Nettie Maria hizo su solicitud de beca en noviembre, presentando recomendaciones de eminentes zoólogos y profesores. En marzo de 1904, Stevens recibió finalmente notificación oficial de la Institución Carnegie concediéndole la beca de investigación postdoctoral. Gracias a ella continuó investigando en el Bryn Mawr sin tener que ocuparse de tareas docentes, y pudo dedicarse entre 1904 y 1905 a su investigación sobre los cromosomas sexuales.

En 1905 Stevens obtuvo el “Premio Ellen Richards” ofrecido por la Naples Table Association for Promoting Laboratory Research by Women, “a la mejor tesis escrita por una mujer (de cualquier nacionalidad) en un tema científico, que incluyera nuevas observaciones y nuevas conclusiones”. Stevens lo obtuvo por el trabajo sobre las células germinales de los pulgones (fechado el 20/12/1904), que no llegaría a publicarse hasta agosto de 1905 .

Su deseo de dedicarse de lleno a la investigación lleva a Nettie María Stevens a buscar una plaza como investigadora hasta que en 1912 la dirección del Bryn Mawr creó finalmente para ella una plaza de profesora investigadora , puesto que no pudo ocupar porque el 4 de mayo de 1912 muere de cáncer de mamario a la edad de 51 años, heredando a la lucha de las mujeres el reconocimiento como científica, contribuyendo al conocimiento universal.

2004/BJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content