Inicio Niñas mineras: vida de accidentes, abuso y explotación

Niñas mineras: vida de accidentes, abuso y explotación

Por Hypatia Velasco Ramírez

Todas las actividades relacionadas con la minería de pequeña escala están caracterizadas por el peligro, particularmente hacia aquellas personas que están alrededor de las zonas de excavación, como las niñas, que día a día están expuestas a largas horas de trabajo y accidentes.

Así lo señala la investigación Niñas en la minería: estudio en Ghana, Níger, Perú y la República Unida de Tanzania, realizado entre abril y diciembre de 2006 por el Programa para la eliminación del trabajo infantil de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Estas niñas, cuyas edades oscilan entre los 12 y 17 años, y en algunos casos hasta los 9 años, tienen contacto con polvo fino, consecuencia de las excavaciones, y con sustancias tóxicas, sin tener algún equipo que las proteja por lo que están expuestas a accidentes y esfuerzos físicos intensos. Este ambiente puede provocar serias enfermedades y lesiones con consecuencias de por vida o incluso la muerte.

En Ghana, el 50 por ciento de las niñas entrevistadas para el estudio y que laboran en las zonas mineras reportaron cierto nivel de agotamiento luego de un día de trabajo y alrededor del 30 por ciento se quejó de dolores en la mayoría del cuerpo o en la zona abdominal, además de que presentaban lesiones y tos como consecuencia del trabajo que realizan dentro de las minas.

En Nigeria, las niñas que laboran en las minas de oro ?con un promedio de edad de 15 años- manifestaron que se enfrentaban a un duro trabajo y refieren que, como consecuencia, sufren dolores de brazos, de cabeza, vértigo, dificultades para respirar durante las noches, irritación y quemaduras de piel.

Estas enfermedades manifestadas por las niñas son características de las mina de pequeña escala analizadas en el estudio, ya que como trabajadoras operan sin la protección necesaria como el uso de guantes, lentes, máscaras y botas.

Adicional al daño físico, se encuentra también el psicológico al que están expuestas dentro de las minas, pues viven y trabajan frecuentemente a la sombra, en un ambiente masculino y pesado, en donde incluso llegan a sufrir explotación sexual, explica el estudio.

Las zonas donde se ubican las minas pueden ser un ambiente hostil para las mujeres y las niñas que laboran ahí. Según el estudio, el 90 por ciento de las niñas entrevistadas se sentían amenazadas por el abuso, el abandono y la violencia doméstica que viven dentro de dichas regiones.

Además, las lesiones físicas sufridas como consecuencia de las actividades dentro de las minas pueden ser extremas ya que al laborar alrededor de las zonas de excavación, particularmente las niñas y los niños, tienen el riesgo de sufrir lesiones o torceduras por caídas o accidentes.

De acuerdo con el estudio muchos de los trabajos que realizan las niñas dentro de las minas exigen que carguen objetos pesados, actividad que daña el cuello y la espina dorsal, derivando así en posteriores problemas de postura que pueden resultar incluso dolorosos.

Asimismo, las tareas dirigidas a aplastar las piedras y trasladar los escombros de las minas ponen en riesgo a las niñas de sufrir severas heridas, moretones, sordera, ceguera e incluso infecciones respiratorias y daños permanentes en su sistema nervioso, causados por el polvo de las piedras de la mina.

Sin embargo, el más alarmante de los peligros vinculados con la actividad minera es la exposición de las niñas que trabajan en la fusión de oro con el mercurio, sustancia que puede quemar la piel y causar daño a los órganos internos (por inhalación) pues es altamente peligroso.

Uno de los mayores problemas para las y los niños mineros, que representan las peores formas de trabajo infantil, es la escasa comprensión del riesgo que enfrentan.

En Perú, las niñas con edades menores a los 18 años son comúnmente empleadas en los proceso de fusión, sin embargo no reciben una capacitación que las oriente sobre los riesgos del mercurio y la necesidad de evitar el contacto con la piel y la inhalación de la sustancia.

También desconocen las medidas de protección comunes como el uso de guantes, máscaras y el modo más adecuado de manejar el mercurio.

No obstante, señala el estudio, en Níger se demostró que las campañas de sensibilización dirigidas a las y los niños, a los padres de familia y a los líderes de la comunidad respecto a los peligros y las leyes que protegen el trabajo infantil en la minería, pueden limitar con eficacia el grado de trabajo infantil en estos sitios.

Incluso las niñas que están alrededor de la edad legal para trabajar (14 años) en dos de las zonas mineras de Níger: Komabangou y Mbanga son excluidas de realizar las tareas más arriesgadas hasta que tengan la edad de 18.

FORMAS DE PAGO

Dentro de las zonas mineras, las niñas que laboran ahí se enfrentan no sólo a los riesgos físicos, sino a las largas jornadas laborales. Según el estudio, el trabajo de las niñas en las comunidades donde hay minas casi siempre es forzado a combinarse con la escuela y con el trabajo doméstico lo que origina que haya días que laboran más de catorce horas.

En la República Unida de Tanzania, el estudió encontró que las niñas que preparan y venden comida para los mineros trabajan entre 10 y doce horas al día siete días a la semana y las niñas encargadas de la venta de piedras preciosas trabajan de seis a 10 horas diarias.

Mientras que aquellas que se encuentran laborando en pequeños negocios ubicados dentro de las zonas mineras trabajan entre 84 y 90 horas por semana.

Ghana muestra un patrón similar: cerca de la mitad de las niñas trabaja 5 ó más días a la semana alrededor de seis horas al día.

Esto significa que las niñas que laboran en las minas y que no se encuentran dentro del rango legal permitido para laborar, claramente están trabajando tiempo completo o tratando de combinar la escuela con las largas horas de trabajo.

07/HVR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más