Inicio No defraudé a nadie, afirma la ex titular de SSP en Michoacán

No defraudé a nadie, afirma la ex titular de SSP en Michoacán

Como una mujer que puede “mirar de frente” porque no tiene “nada que ocultar y nada de qué avergonzarse”, Citlalli Fernández González, quien hasta hace tres meses fuera la primera mujer que llegaba a la Secretaría de Seguridad Pública en el Gobierno michoacano, afirma que sólo espera que se haga justicia y que su retención en el Centro Nacional de Arraigo sólo sea para demostrar que en ningún momento ha actuado al margen de la ley y, mucho menos, para proteger a las redes criminales que tantas vidas han cobrado en la entidad.

Con apenas 34 años de edad, Citlalli Fernández se convirtió en el 2008 en la primera mujer que era designada titular de una institución precedida por varones, pero nunca imaginó el costo que tendría su desempeño hasta ahora cuestionado por las autoridades federales.

Desde su nombramiento, nunca faltaron las posturas misóginas que demeritaban su designación. “¿Cómo una mujer al frente de Seguridad Pública?”, era una de las muchas expresiones que intentaban desvirtuar su trabajo, donde incluía una propuesta de prevención del delito e interés por de trabajar sus políticas públicas con perspectiva de género.

Ahora, a más de un año de su nombramiento y a poco más de tres meses que dejó la Secretaría de Seguridad Pública, la Maestra en Derecho enfrenta una de las mayores adversidades: en el banquillo de los acusados y con un juicio social que insiste en desmoronar su trayectoria.

Otras dos mujeres, jefas de grupo de la Policía Ministerial, madres de familia y con una precaria condición económica, también viven la misma situación.

Desde su reducido espacio que le han designado en el Centro Nacional de Arraigo, Fernández decidió romper el silencio y dictar un mensaje a su familia, a sus amigas y amigos, personajes de la academia y compañeras y compañeros de lucha que desde la semana pasada, al saber de su retención, le han manifestado su confianza y solidaridad ante este difícil momento que por diversas circunstancias la han llevado a estar ahí.

En su carta agradece el apoyo irrestricto “en estos dificilísimos momentos”. Afirma que nunca los defraudará y que 20 años de trabajo público y partidista la respaldan: “tengo una vida íntegra, autoridad moral para pedirle a mi cuerpo jurídico que redacte este breve texto”.

No me centraré, dice, en debates políticos ni jurídicos, “ya que mis abogados demostrarán mi inocencia”. “Aprovecharé para agradecer, desde el corazón de una mujer que ha sido ofendida”, a quienes le ofrecen respaldo absoluto.

A Leonel Godoy, gobernador de la entidad, le dice que siempre lo reconocerá como su tutor político. Y le asegura que “jamás he deshonrado la confianza que ha depositado en mí, y si se procede de forma legalmente correcta en breve estaré en libertad”.

A sus compañeras y compañeros de partido les informa que a cuentagotas le ha llegado la información del consejo estatal. “Estoy orgullosa de trabajar desde los 14 años con ustedes”.

“Con especial atención, continúa, quiero reconocerle a los militantes de otros partidos, funcionarios, compañeros de la facultad, que al igual que yo somos orgullosamente nicolaítas, por sus palabras de aliento que me dan fortaleza a pesar de las injurias, de la infamia, de la presión sicológica a la que me encuentro sometida sin prueba alguna. A mis maestros de Derecho les digo que recuerdo sus enseñanzas sobre la rectitud, ética y moralidad, las cuales he seguido”.

Se dice afortunada de haber trabajado en los últimos años con organizaciones civiles y les comunica que “en mí tienen a una mujer que cree en ustedes, en la diversidad, en la adversidad, en el respeto por el prójimo”.

Exige que, ya en libertad, se restituya su imagen pública y la de su familia, “que también ha sido presionada y mancillada con aviesos fines. Mi vida es íntegra, de rectitud, de apego a las instituciones en la que he laborado”.

Como mujer, recuerda la ex funcionaria, he dejado a un lado mi desarrollo íntimo por el trabajo en beneficio de la sociedad. Consagré un año de mi vida a laborar en el honroso cargo de titular de la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Michoacán. Tuve que hacer con sacrificios personales y con aplomo los asumí.

Viví, como mujer, “terribles pasajes por afrontar mi responsabilidad pública”. En septiembre del 2008, ese mes que cimbró al país, me encontraba con dos meses y medio de embarazo; perdí al bebé y jamás doblegué un segundo de mi trabajo al frente de la SSP por mi situación personal, nunca claudiqué, pues tengo la convicción que mi actuar en la administración pública es un motivo de orgullo, señala.

Hoy, a más de ocho meses, “me encuentro en circunstancias similares”, pero no hay momento para la flaqueza, afirma, pues “posiblemente me encuentre de nuevo con posibilidades” de estar embarazada. “Digo esto por las innumerables muestras de apoyo que he recibido en las últimas horas en que se dio a conocer mi posible estado de gravidez”.

Agradezco, no como perredista ni como especialista en Derecho, tampoco como alguien que puede mirar de frente a cualquier persona y decirle que nunca he actuado fuera de la ley: lo digo como una mujer que está por vivir el estado de ser madre.

Finalmente, dice a su madre y padre que, gracias a su educación, a sus valores, a sus principios, “estoy firme, que no caigo, que no me verán derrumbada, que tengo a mi lado a un hombre que me ha enseñado ser ecuánime hasta en los momentos de mayor turbulencia”. “Papá, puedes sentirte orgullosa de tu hija (sé que lo estás), pronto regresaré a mi ciudad y con la frente en alto los veré a los ojos”.

09/CR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content