Inicio » No es real la preocupación de gobiernos: mujeres ambientalistas

No es real la preocupación de gobiernos: mujeres ambientalistas

Por Nadia Altamirano Díaz, corresponsal

Quien vea a Celsa Valdovinos Ríos, una mujer de 54 años de edad, que vive a cinco horas de Chilpancingo, Guerrero, podría pensar que poco o nada sabe de la Convención Mundial de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, pero no es así.

“La COP 16 es como una acción política, los gobiernos no se preocupan realmente, tienen años discutiendo esto y no han logrado que Estados Unidos y los países industrializados disminuyan la emisión de gases de efecto invernadero”, dice.

Celsa, quien en 2002 animó a otras 11 mujeres a sembrar hortalizas en los patios de sus casas y formar la Asociación Civil “Organización de Mujeres Ecologistas de la Sierra de Petatlán”, ha comprobado que las “reglas” que aprueban los gobiernos para proteger el medio ambiente, sólo se aplican con los pobres.

“Donde yo vivo agarran a una persona que lleva una carga de leña pero permiten que las empresas saquen la madera porque tienen un permiso”.

Celsa va de regreso a Guerrero

Fue a la COP16 en Cancún para platicar su experiencia en uno de los tres espacios alternos que el Gobierno Federal habilitó para organizaciones no gubernamentales que no fueron acreditadas para esta convención.

Un año después de que en Japón se firmó el Protocolo de Kyoto para que se redujeran las emisiones de contaminantes que causan el calentamiento del planeta, varios hombres de Petatlán, incluido Felipe Arriaga, el esposo de Celsa, se opusieron a que se siguiera extrayendo la madera porque los manantiales ya se estaban secando.

“Nosotros vimos que se estaba secando el agua, se organizaron para bloquear la carretera, los caciques de ahí acusaron a mi esposo de ser guerrillero y a otros 20 dirigentes los persiguieron.

Mi esposo se fue, en el 99 estuvo un año escondido en cuevas, en lo alto de la sierra”.

Esa persecución implico para Celsa abandonar su casa en Banco Nuevo, en el ejido de Petatlán. “Me fui a donde hubiera escuela para mis dos hijos y una hija”. Eso lo encontró en la comunidad Barra de Potosí, en el ejido vecino de El Mameyal. Cuando pudo volver a Banco Nuevo, ya no lo hizo, prefirió irse a vivir a El Zapotillal, donde empezó a organizar a las mujeres.

Es una comunidad como de 15 casas, en la zona tropical de Guerrero. En el 2001 acompañé a mi esposo a una reunión ecologista en Coatepec, Veracruz y de ahí salí con el compromiso de formar un grupo para cosechar hortalizas, porque nosotros también podemos cuidar el medio ambiente.

Y ahí hizo lo hizo, animó a 11 mujeres para que empezaran a tener sus huertos familiares. Al año ingresaron más mujeres que cosecharon alimentos que ahí no se consumían, porque sólo sembraban maíz y frijol.

En el 2002 constituyó la Asociación Civil Organización de Mujeres Ecologistas de la Sierra de Petatlán. En el 2003 ya eran 60 integrantes y ahora son 100 en 13 comunidades.

Todas se han convertido en ecologistas que denuncian los intentos de tala clandestina y cuidan el bosque de incendios, se suman a la reforestación que empezaron en el 2003 para que a la fecha tengan 176 mil árboles de cedro rojo plantados a los largo de la cuenca de Petatlán.

Ahorita tenemos dos años trabajando en barreras de piedra para retener la tierra de pueblos que se convierten en barrancas, la tierra se nos está yendo al mar porque no hay árboles. Eso también les ha permitido recuperar manantiales y “evitar que los ríos se sigan secando”.

Además, “damos pláticas para promover el cuidado del medio ambiente y la buena alimentación, ayudamos a limpiar ríos y desde el 2004 tenemos una caja de ahorro”.

Ni Celsa ni las mujeres que ahora están organizadas en Petatlán esperaron a que las autoridades las impulsaran, ni su actividad ambientalista depende de que los 194 países que participaron en la COP16 lleguen a un acuerdo: Nosotros empezamos solas porque vimos que se estaba secando el río, empecé a aprender de las demás organizaciones civiles, no del Gobierno.

10/NA/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: