Inicio » Nombran a dos latinoamericanas en la ONU

Nombran a dos latinoamericanas en la ONU

Por la Redacción

Dos latinoamericanas fueron designadas dentro del equipo de trabajo de Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU): Alicia Bárcena, mexicana, es ya secretaria general adjunta de Administración y Gestión, mientras que Michelle Montas, haitiana, es la nueva portavoz del Secretario General, informa el Centro de Noticias de la ONU.

Alicia Bárcena fue, de marzo a diciembre de 2006, jefa de Gabinete de Kofi Annan y, antes, Secretaría adjunta de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

En la CEPAL, la bióloga Bárcena trabajó desde 1999 como directora de la División de Medio Ambiente y Asentamientos Humanos. Y participó desde ese cargo para la Cumbre de Desarrollo Sostenible celebrada en Johannesburgo en 2002.

También colaboró con el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y fundó el Consejo de la Tierra, organización no gubernamental global encargada del seguimiento de los acuerdos de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo desde la perspectiva de la sociedad civil.

En su país de origen, la también maestra en administración pública por la Universidad de Harvard fue directora general del Instituto Nacional de Pesca de México y subsecretaria de Ecología en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología durante el gobierno de Miguel de la Madrid.

MONTAS, PORTAVOZ

En tanto, Michelle Montas, nueva portavoz del Secretario General de la ONU, dijo durante su primer día de trabajo que estaba comprometida en aplicar su amplia experiencia periodística al cargo que le ha sido asignado, informó el Centro de Noticias de la ONU.

Reconocida por su larga trayectoria profesional en Haití, su país de origen, Montas consideró que su formación periodística no se contrapone con las tareas de un vocero. “No creo haber dejado de lado mis inclinaciones o habilidades periodísticas. El papel esencial de un portavoz es dar acceso a la información que no está disponible de otra forma”, dijo en una entrevista con Radio Naciones Unidas.

Durante sus años de carrera, Montas junto con su esposo Jean Dominique, expuso en Haití abusos de derechos humanos, corrupción política y violencia auspiciados por el Estado.

Dos veces se vio obligada a vivir en el exilio. Cuando retornó a Haití, después de la elección del presidente Jean Bertrand Aristide, dirigió junto con Jean Dominique una estación de radio.

Su activismo costó la vida a su compañero, pero ella continuó liderando la estación hasta que, en 2003, su guardaespaldas fue baleado y la situación de inseguridad y repetidas amenazas de muerte la forzaron a exiliarse una vez más.

El nombramiento como portavoz de Ban Ki-moon, el nuevo titular de la ONU la tomó por sorpresa, ya que ella no había solicitado el puesto.

“Estaba de viaje y cuando regresé recibí una nota que decía que el jefe de gabinete quería verme. Me reuní con él y con el equipo de transición. No se habló específicamente del cargo de portavoz. Discutimos diversos temas y no sabía que se trataba de una entrevista. Me sorprendí cuando me llamaron con una oferta de trabajo”, relató.

Dijo estar consciente de que será una tarea muy difícil y describió su primer encuentro con su nuevo jefe: “Me dijo que conocía mi historia y describió sus prioridades y preocupaciones. La reforma de la ONU es una de ellas, el hecho de que quiere que la Organización sea más eficiente y sólida, un instrumento que pueda afrontar los retos actuales, como Darfur y el Oriente Medio, y subrayó que el primer paso es el personal de Naciones Unidas”, explicó.

La nueva portavoz opinó que Ban Ki-moon es una persona muy sincera y abierta. “Nunca he trabajado con personas de una cultura asiática o surcoreana y lo veo como un reto, un reto que aguardo con anticipación”, dijo.

Respecto a las transiciones que ha tenido que hacer durante 28 años de vida profesional, Michèle Montas señaló que no se considera una burócrata y que el trabajo que desempeñó como jefa de Radio de la ONU en la sección en francés le permitió continuar la labor que llevó a cabo en Haití, donde daba a conocer las condiciones en que vivían los campesinos.

“Aquí en la ONU es hablar sobre los campamentos en Darfur, las crisis de las que muy pocas otras personas hablan, de la realidad que afecta a miles y miles de personas”, explicó.

La nueva portavoz de Ban Ki Moon rehusó interpretar lo que su nombramiento ? como mujer del tercer mundo, militante política y activista de derechos humanos ? significa: “El Secretario General podría contestar mejor a esa pregunta. Sé que habló sobre cambio y continuidad. Supongo que la parte relativa al cambio se relaciona en parte conmigo. Pienso que quería a alguien con experiencia en Naciones Unidas, pero también alguien que tuviera experiencia fuera de la organización mundial y un compromiso profesional, que tuviera más contacto con la gente”, señaló.

Respecto a las prioridades del nuevo Secretario General, dijo que Ban Ki-moon mencionó Darfur, Somalia, y otras crisis en África, además de indicar que tiene planes de participar en reuniones de la Organización Africana lo antes posible.

Agregó que Ban Ki-moon también pretende lograr paridad entre hombres y mujeres en la Secretaría, y paridad en términos de los idiomas. “Una de las razones obvias de mi nombramiento es el hecho de que mi lengua materna sea el francés”, recalcó Montas.

07/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: