Inicio Nuestros orígenes corporales se nos revelan en el presente

Nuestros orígenes corporales se nos revelan en el presente

Por Carolina Velásquez*

Luego de su encuentro con distintas escuelas y maestros, la estadounidense Ruella Frank ha integrado a partir del cuerpo su propia propuesta de trabajo terapéutico.

En la entrega pasada señalamos cómo desde su experiencia como bailarina, coreógrafa, practicante de la terapia Gestalt y educadora del movimiento, desarrolló un enfoque al que llama “somático y del desarrollo aplicado a la psicoterapia” (La consciencia inmediata del cuerpo muestra este desafío, 2004).

Convencida de la importancia que tiene para el ser humano la relación que se da, en sus primeros años de vida, entre la o el niño y su cuidadora o cuidador y cómo se influyen entre sí, al leer El mundo impersonal del Infante, del psicoanalista Daniel Stern, en los años 80 incorporó la idea de que, además, existe en las personas “una interacción en curso con el pasado en todas nuestras experiencias actuales”.

Así, desde un enfoque orientado a concebir al ser humano como un proceso, Ruella Frank agrega cómo –en el aquí y el ahora– vivimos en una constante interacción entre nuestra vida presente y nuestros orígenes.

Otra autora que influyó en ella fueron los descubrimientos de la doctora Esther Thelen y sus colegas, quienes “sacaron el estudio de los procesos del movimiento (del cuerpo) a partir del plano de la psicología del desarrollo (primeros años de vida)” volviendo a dar una importancia primordial a la experiencia humana (la vida de cada persona).

Desde esta perspectiva, dice Frank, “mi desafío ha sido integrar esos patrones del movimiento del bebé y las más recientes investigaciones sobre el desarrollo humano con la teoría y práctica de la terapia Gestalt. En mi esfuerzos por unir esas dos hebras, ha surgido un nuevo enfoque terapéutico: el que hace claramente evidente que los procesos de desarrollo temprano continúan revelándose en el presente”.

A través de distintos casos tratados en su consultorio, en La consciencia inmediata del cuerpo muestra cómo aplica este enfoque y en qué consiste su desafío.

Los patrones (del movimiento) de la respiración, de los gestos, de la postura y del modo de caminar que surgen en el cliente desde un encuadre del desarrollo (primeros años de vida) son atendidos desde la perspectiva de este enfoque somático y del desarrollo, cuenta.

“El estudio de los casos nos dice cómo, a través de una variedad de experimentos (mediante el lenguaje del cuerpo), nuestros patrones del movimiento pueden ser sutilmente modificados para enriquecer más que para inhibir nuestro funcionamiento actual”.

En este texto, Ruella Frank va desglosando, paso a paso, como es su trabajo en el consultorio, sin recetas, explorando, tras considerar que “el éxito de cualquier terapia está basado en la habilidad del terapeuta para estar receptivo con el cliente”, pues en su opinión cada terapeuta desarrolla un único estilo en su historia personal, talento individual y entrenamiento.

Desde una perspectiva de la terapia Gestalt, enfoque donde es fundamental la frontera de contacto que se da en la relación entre terapeuta y cliente, para ella es esencial que aquellas o aquellos que practican (terapeutas) “tengan claro lo que hacen y, al mismo tiempo, estén atentos a lo que ven y lo que sienten”.

henavv@yahoo.com.mx

*Periodista mexicana, facilitadora de grupos, terapeuta con Enfoque Centrado en la Persona y Gestalt, instructora asociada de Tao Curativo (www.taocurativomexico.com).

07/CV/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más