Inicio Oaxaca: amenazan de muerte a una corresponsal de Reforma

Oaxaca: amenazan de muerte a una corresponsal de Reforma

Tras el asesinato a balazos de dos voceadores y el chofer de la camioneta del periódico El Imparcial entre las ciudades istmeñas de Tehuantepec y Salina Cruz, reporteros de la zona fueron amenazados vía telefónica por personas desconocidas, quienes les advirtieron “que los próximos serán ellos”.

La voceadora Flor Vásquez López, así como su compañero y el chofer de la camioneta propiedad del diario local El Imparcial, que dirige Benjamín Fernández Pichardo, casa editora de El Imparcial del Istmo, Agustín López y Mateo Cortés Martínez fueron asesinados a balazos en la carretera transístmica a la altura del kilómetro 291+700, entre Tehuantepec y Salina Cruz, la tarde de ayer lunes, cuando iniciarían la distribución del diario.

La Procuraduría General de Justicia del Estado inició la averiguación 91/SC/2007 tras el atentado ocurrido en la carretera federal 185, cuando los trabajadores de El Imparcial viajaban a bordo de la camioneta con logotipos del periódico, quienes fueron interceptados e inmediatamente atacados a disparos desde una camioneta Equinox, con cristales polarizados, dice la PGJE.

El atentado ocurrió a las 13:15 horas, por lo que de inmediato reporteras y reporteros de la región, quienes también son corresponsales de otros medios locales y nacionales, se trasladaron al lugar que había sido acordonado por el Ejército Mexicano, Marina, Policía Federal Preventiva y elementos de diversas corporaciones estatales.

Poco menos de una hora después del atentado y tras acudir al lugar para tomar fotografías, una corresponsal de Reforma recibió una llamada con amenazas de muerte: “Deja de publicar chingaderas, te va a llevar la chingada, la que sigue eres tú”, le advirtió una voz tipo norteña, señaló la también integrante de la Red Nacional de Periodistas.

Ella sostiene que no sabe por qué los han amenazado, los trabajadores de los medios de comunicación de la región hemos sido cautelosos y no nos metemos en problemas, señala la reportera, quien afirma que teme por su vida y la de sus compañeros.

AVISOS

Los reporteros de El Imparcial de El Istmo tenían poco más de un mes de recibir amenazas, incluso habían renunciado, se trata de Gonzalo Domínguez, Felipe Ramos y Carlos Domínguez, quienes sufrieron crisis nerviosas tras los hechos ocurridos la tarde del lunes cuando dos voceadores y el chofer del diario fueron asesinados por desconocidos y a quienes también amenazaron de nueva cuenta ayer.

De acuerdo con la edición local de El Imparcial, a pesar del ofrecimiento del gobernador Ulises Ruiz de aplicar todo el peso de la ley a los agresores y asesinos de periodistas, diversos casos no han tenido respuesta a meses de haber ocurrido.

De los casos que se recuerdan en lo que va de la administración gubernamental de Ruiz Ortiz está el intento de asesinato del reportero Misael Sánchez Sarmiento, del diario local Tiempo.

Al igual que hoy, el Gobierno del estado ofreció encontrar a los responsables para castigarlos, pero hasta la fecha nada ha ocurrido.

Luego vino el atentado en contra del director del periódico El Semanario de Salina Cruz, Alberto Fernández Portilla, a quien le dieron tres balazos cuando llegaba a su casa de la Colonia Hidalgo Oriente en mayo pasado.

La averiguación previa 275/I/SC/2007 señala que la agresión al también secretario general de la delegación 69 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP) fue ejecutada por un hombre que le dijo: ya no te metas con mi líder, y le disparó.

Pese a que las autoridades, comenzando por el gobernador Ulises Ruiz, aseguran que en la entidad, incluido el Istmo de Tehuantepec, no pasa nada, cada día aumenta el número de atentados, ataques a policías y levantones.

Con la entrada del Ejército Mexicano a la lucha contra el narcotráfico y la delincuencia organizada en la zona, se ha detenido a más de una veintena de sujetos, presuntos integrantes de los distintos cárteles de las drogas.

A la fecha se llevan contabilizados unos 20 levantones de personas con solvencia económica y/o presuntamente vinculados con las actividades ilícitas.

En la región del Istmo de Tehuantepec se han encontrado fosas comunes con osamentas de hombres y mujeres que antes de morir fueron torturados y recibieron el tiro de gracia, apunta El Imparcial, quien exigió protección a las y los periodistas oaxaqueños, ya que la falta de justicia favorece la impunidad en la que actúan quienes amenazan el ejercicio del periodismo en Oaxaca.

07/SJ/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content