Inicio » Oaxaca: feministas inician campaña por mujeres triquis desaparecidas

Oaxaca: feministas inician campaña por mujeres triquis desaparecidas

A seis meses y cinco días de haber desaparecido las hermanas Daniela y Virginia Ortiz Ramírez, organizaciones feministas lanzaron hoy una campaña por la presentación inmediata con vida: ¡Sin no están ellas… no estamos todas!, misma que podría llevar incluso a solicitar una audiencia temática ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, por la desaparición de mujeres en Oaxaca.

En conferencia de prensa, seis organizaciones encabezadas por la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos, filial Oaxaca, señalaron que el retraso en el actuar de la sociedad civil pro derechos de las mujeres se debe a que las organizaciones han sido rebasadas por la situación de crisis que vive la entidad, mientras el gobierno “juega a la democracia”.

Antonia Ramírez Cruz, madre de las dos jóvenes originarias de El Rastrojo y pertenecientes al grupo étnico triqui, desaparecidas el 5 de julio de 2007 en esa región asentada en la parte más occidental de la entidad y una de las más marginadas del estado, reclamó la falta de respuesta del gobierno estatal, dijo en su legua materna.

A su vez, Emelia Ortiz García, prima de las dos jóvenes desaparecidas, acusó a integrantes UBISORT y MULTI, como los responsables de la desaparición de Daniela y Virginia y de otros actos de violencia contra las mujeres y niñas de la zona triqui, que sufren violaciones, despojos, migraciones forzadas o han resultado heridas con consecuencias graves.

Ortiz García coincidió con las integrantes de las organizaciones feministas, en el sentido de que a pesar que de la madre fue informada telefónicamente que sus hijas, Virginia de 20 años y Daniela de 14, habrían sido asesinadas, “tenemos aún la fe y la esperanza de que podrían estar vivas”.

En tanto, Yéssica Sánchez Maya, presidenta de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (Limeddh), informó que el pasado martes 8 de enero se entrevistaron con el procurador de Justicia del estado, Evencio Nicolás Martínez Ramírez, a quien se le exigió la localización o, ante el supuesto de que no estuvieran vivas, la presentación de los cuerpos de las dos mujeres.

La Procuraduría pretende justificar que existe un avance en cuanto a la localización de los responsables. “Esa es una parte importante, pero la iniciativa de localización de las hermanas Ortiz Ramírez es también vital”, dijo Sánchez Maya, quien agregó que el procurador otra vez se comprometió a iniciar un operativo de búsqueda de Virginia y Daniela.

De acuerdo con la representante de Limeddh, “el Estado mexicano trata de no ver lo que está sucediendo en Oaxaca” y preguntó ¿quién será el siguiente desaparecido o asesinada en Oaxaca? refiriéndose al caso de otros hombres y mujeres desaparecidas desde 2003 y como resultado del conflicto político vivido en 2006 y no han sido aclarados por las autoridades, de quienes dijo “no hacen nada”.

Frente a esta situación, consideró que el Estado y la sociedad están inermes frente a la violencia contra las mujeres, por lo que la campaña busca sensibilizar a la sociedad y exigir al Gobierno mexicano asumir lo que le corresponda.

Sánchez Maya agregó que ante la problemática de Oaxaca las organizaciones civiles organizadas se ven rebasadas frente a la crisis que vive la entidad y están haciendo el trabajo que le corresponde al gobierno estatal que no nos toca pero no podemos dejar a la gente en un estado de indefensión.

Por último, apuntó que “hay una grave situación de violación a los derechos humanos, mientras el Estado juega a la democracia, cambiando ombudsman y reformando leyes, pero las mujeres siguen muriendo y los líderes sociales desapareciendo, corporaciones policiacas que lejos de buscar desaparecidos y desaparecidas atacan al movimiento social”, acusó.

La campaña busca llamar la atención de la sociedad en el estado, el país y en el mundo, del gobierno federal y denunciar “al Estado mexicano por acción y omisión en la desaparición de personas”, durante ella las integrantes de la sociedad civil organizada se entrevistarán con diputadas federales, embajadas y solicitarán una audiencia temática sobre la desaparición de mujeres en Oaxaca ante la CIDH.

Las hermanas Virginia, maestra bilingüe, y Daniela desaparecieron el pasado 5 de julio de 2007, en el trayecto de Putla de Guerrero a Santiago Juxtlahuaca, por lo que el 13 de agosto se presentó una denuncia y se inició la averiguación previa 187/2007. Su familia presume que la desaparición está relacionada con los conflictos políticos entre grupos que se disputan el poder como son la UBISORT y el MULTI, que junto con el MULT se dividen al grupo étnico asentado en los distritos de Putla, Tlaxiaco y Juxtlahuaca.

LA VIOLENCIA CONTRA LAS TRIQUIS

La violencia contra las mujeres triquis en la zona data desde hace muchos años, derivada en parte de los conflictos políticos y el sistema de usos y costumbres que indican que “su función responde a la procreación y conservación de la familia”. Y el reconocimiento de sus derechos humanos como ciudadanas le es ajeno, al grado de convertirse en botín de las disputas.

En 1978, dice un recuento elaborado por la Limeddh, se instaló en San Juan Copala un retén militar con el resultado de una mayor violencia a las familias que carecían de poder político o violaciones sexuales a mujeres triquis, quienes no denunciaban por temor a ser rechazadas por sus familias o esposos. De este hecho sólo se documentó la violación a 14 mujeres. Otras nueve mujeres, de Santa Cruz Tilapa, fueron detenidas por militares, se les torturó e hizo confesar delitos que no cometieron.

En la década de los ochenta, la Procuraduría de Justicia del estado conoció más torturas a mujeres, infantes y personas mayores, otras tres mujeres fueron reportadas como violadas en Cruz Chiquita y El Rastro otras cuatro.

En el caso de las violaciones sexuales, la Limeddh dio a conocer los nombres de las dos jóvenes agredidas sexualmente, una de 14 años en julio de 2006 y otra de 17 años ocurrida en octubre de 2007, como las únicas que se atrevieron a presentar denuncias de los hechos.

A estas agresiones se suma los hechos de violencia contra otras menores de edad que han recibido heridas de bala, como Sofía, de consecuencias graves, pues aunque salvó la vida en octubre pasado presenta parálisis facial.

08/SJE/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: