Inicio Olvida a empleadas del hogar, pero México quiere acabar con la informalidad

Olvida a empleadas del hogar, pero México quiere acabar con la informalidad

trabajadorashogar05cesarmartinezlopez

Tras concluir su participación en la 104 Conferencia Internacional del Trabajo, en Ginebra, Suiza, el Estado mexicano no ratificó convenio alguno en materia de igualdad laboral y, en contraste, se sumó al reto de frenar la economía informal que afecta sobre todo a las mujeres.
 
Del 1 al 13 de junio la Organización Internacional del Trabajo (OIT) celebró su Conferencia Internacional del Trabajo, para evaluar los desafíos y avances de 85 Estados miembro –entre ellos México– en materia de derechos y seguridad laboral.
 
El principal avance de esta cumbre fue la creación de una norma integral del trabajo para hacer frente a la economía informal en la que está inmersa más del 50 por ciento de la fuerza laboral en el mundo.
 
La OIT destacó que el porcentaje de mujeres en el empleo informal es más alto que el de los varones en la mayoría de los países, lo mismo sucede con las minorías étnicas, la juventud, las personas adultas mayores y con discapacidad.
 
En las pequeñas y medianas empresas que emplean entre 10 y 250 personas, hasta 90 por ciento de su personal es informal.
 
La economía informal –según concluyó la OIT– se caracteriza por  la denegación de los derechos en el trabajo, la falta de oportunidades de empleo de calidad, baja productividad, una protección social inadecuada y un “diálogo social” deficiente.
 
Esta nueva norma de la OIT reconoce que la mayoría de las personas que ingresan en la economía informal no lo hace por elección, sino por falta de oportunidades en la economía formal y por no disponer de otros medios de subsistencia.
 
El objetivo de esta norma es orientar a los Estados para facilitar la transición de las y los trabajadores y de las unidades económicas de la economía informal a la formal, respetar los derechos fundamentales de las y los trabajadores, y garantizar oportunidades de seguridad en ingresos, medios de subsistencia y desarrollo empresarial.
 
La delegación oficial mexicana que participó en la 104 Conferencia estuvo encabezada por el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, quien votó a favor de este compromiso y depositó en la OIT la ratificación del Convenio 138 contra el trabajo infantil, que afecta a más de 2 millones de niñas y niños.
 
Como parte de la delegación de trabajadoras y trabajadores, participó la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y, entre otras organizaciones, la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), que insistieron sin resultado en que México garantice la libertad sindical y la seguridad y salud de las y los trabajadores.
 
SIN AVANCES PARA LAS MUJERES
 
Mientras en Ginebra se llevaba a cabo esta Conferencia con las más altas autoridades laborales de cada país, en México, la Campaña Nacional por un Trabajo Digno, Derecho de las Mujeres celebró el pasado 10 de junio en el Senado un foro sobre “avances, retos y compromisos para garantizar la igualdad de género en el ámbito laboral”.
 
Sin la presencia de legisladores ni de funcionarios de las secretarías de gobierno, trabajadoras de distintos sectores –encabezadas por la vicepresidenta de Igualdad de la UNT, Marta Heredia– cuestionaron la falta de acción y transparencia del gobierno mexicano para ratificar tres convenios en materia de igualdad.
 
Esto porque los convenios 156, sobre igualdad en el trabajo; 183, sobre protección de la maternidad; y 189, sobre empleo decente para las trabajadoras del hogar, permanecieron rezagados luego de que el gobierno mexicano se negara a ratificarlos en el marco de la 104 Conferencia.
 
En el caso del Convenio 189, que el Estado firmó hace cuatro años,  Marcelina Bautista, directora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH), incluso acudió en meses pasados a la Secretaría de Gobernación para exigir que antes de que iniciara la 104 Conferencia de la OIT se ratificara esta norma. No obstante, fue ignorada una vez más por el gobierno mexicano en esta petición.
 
En entrevista con Cimacnoticias, la activista señaló que dará al Estado mexicano un año más para hacer las modificaciones legales pertinentes, ya que en días pasados República Dominicana y Panamá (país que incluso no había firmado el Convenio) ya ratificaron la norma 189 de la OIT.
 
Las trabajadoras mexicanas señalaron que con la firma de una nueva norma en materia de economía formal, México lleva 10 años de retraso en la adopción de instrumentos internacionales que garanticen derechos y seguridad para las y los trabajadores, en especial en lo que tiene que ver con igualdad de oportunidades y no discriminación hacia las mujeres.
  
15/AJSE/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content