Inicio Paupérrima situación de Dálits en la India

Paupérrima situación de Dálits en la India

Por Hilda Soria

A pesar de que la India es el décimo país más industrializado del mundo, 160 millones de personas que pertenecen a la casta de los dálits –de una población superior a los mil 25 millones hindúes– trabajan en condiciones degradantes, sin acceso a la propiedad de la tierra y con una constante violencia física y psicológica a cargo de sus mandos superiores, reconoce la organización con trabajo en derechos humanos Intermón Oxfam.

En 1950 se abolió el sistema de castas, sin embargo los dálits o los llamados “intocables” desempeñan las tareas indignas para mujeres y hombres de otras castas, como enterrar a los animales, limpiar las letrinas, trabajar las tierras de las otros grupos o limpiar las dependencias de las castas más altas.

“Si yo pudiera vender en el mercado la tristeza, como se vende el maíz o el sorgo, sería la persona más rica del mundo, porque he visto y he vivido mucha tristeza en esta vida”, lamenta Eknath Awad, uno de los líderes de los “intocables”.

Este país que alberga la sexta parte de la Humanidad, cuenta con tecnología y programas espaciales mundialmente competitivos, también tiene el mayor número de pobres del planeta al contabilizar 330 millones, destaca la organización que trabaja con diferentes proyectos en todo el mundo para mejorar la calidad de vida de las personas.

En la India hay más de 200 millones de “intocables” a los cuales el Estado les garantiza una cuota de al menos el 30 por ciento de los puestos de trabajo públicos y de las plazas en las escuelas lo que genera una mayor movilidad social. No obstante, sus condiciones son muy inferiores del resto de los ciudadanos.

Eknath Awad lo expresa así: “Los animales tienen mejor vida que los dálits. El ganado tiene sus propios terrenos y pastan en ellos; nosotros no tenemos tierras. Los animales tienen más derechos que nosotros”.

Los dálits han luchado incansablemente por tener un espacio para vivir. De hecho en los últimos años han conformado un importante movimiento de población sin tierra, en donde ocupan las que el Estado destina al ganado.

Sin embargo, los grandes hacendados se consideran perjudicados con estas ocupaciones, porque sus vacas ven reducido el espacio de pasto y sus trabajadores temporeros -dálits- pueden encontrar otras fuentes de trabajo en sus propias tierras.

En la India hay casi 2.5 veces más analfabetos que en toda África Subsahariana y de ellos, las mujeres abarcan el 53.6 por ciento, además cerca de la tercera parte de los menores de 16 años está abocada al trabajo infantil.

Una de las causas de esta problemática es que casi el 80 por ciento de las escuelas rurales sólo tiene un profesor para todas las clases y existe un alto porcentaje de niñas y niños que abandonan la escuela, especialmente en primaria.

En el renglón de la salud, casi el 25 por ciento de la población carece de servicios básicos y alrededor del 20 por ciento no tiene acceso al agua potable. La salubridad es el mayor problema de India, con el 70 por ciento de la población sin acceso a servicios higiénicos mínimos exponiéndose, de este modo, a importantes riesgos para la salud.

Actualmente Intermón Oxfam buscan cambiar la difícil situación que sufre la población dálit, apoyando a diferentes organizaciones para conseguir la titularidad de las tierras para esta parte de la población india.

2004/HS/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más