Inicio Pide diputada más sanciones a quienes abusen de infancia trabajadora

Pide diputada más sanciones a quienes abusen de infancia trabajadora

Por Gustavo González López

La diputada federal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Holly Matus Toledo, solicitó al Congreso de la Unión modificar leyes con el fin de sancionar económicamente con un monto equivalente de entre 500 y mil veces el salario mínimo a las y los patrones que incumplan las normas de trabajo de niñas y niños menores de edad, quienes por la pobreza generada por el modelo económico implementado en nuestro país, los ha orillado a incorporarse a actividades laborales para ayudar a sus familias.

Esto lo señaló al presentar ante el Pleno de la Cámara de Diputados su Iniciativa de Reforma a los artículos 995 y 104 Bis de la Ley Federal del Trabajo; y el 49 de la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

“En julio de 2008, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) señalan que en América Latina 5.7 millones de niñas y niños trabajan.

La mitad de ellos, por cierto, se encuentran en México, ya que cifras oficiales mexicanas han evidenciado que el 40 por ciento de los 1.5 millones de jornaleros agrícolas es de origen indígena; y alrededor de mil 500 son menores de entre 15 y 14 años de edad”, apuntó Matus Toledo.

La diputada también explicó que nuestra Carta Magna y su legislación actualmente prohíben el trabajo infantil de menores de 14 años y exigen determinados requisitos para que menores de entre 14 y 16 años puedan trabajar.

Y agregó que “también prohíbe el trabajo de menores de 16 años en labores insalubres y peligrosas. Un alto número de menores de edad que trabajan en México se encuentran expuestos debido a que las autoridades y los particulares incumplen lo dispuesto en la Constitución y en la legislación”.

OBSTÁCULOS PARA LA SANCIÓN

Existen múltiples obstáculos operativos y administrativos para la inspección y la imposición de sanciones. Las multas son muy bajas frente a los amplios beneficios que tienen los patrones por tener a niñas y niños de 14 años trabajando. Aunado a lo anterior, quienes son indígenas se enfrentan a barreras culturales y obstáculos para el ejercicio de sus derechos, dijo.

Por tal motivo, la Iniciativa de la diputada considera pertinente que la multa a las y los patrones que incumplan las normas de trabajo de menores de edad aumente y se imponga en un margen de 500 a mil veces el salario mínimo general, aunque también aclaró que “el solo incremento de las multas no asegura que las normas se respeten. Lo importante es que esas instancias locales y federales apliquen y vigilen el cumplimiento de las disposiciones generales”.

“Debe sancionarse penalmente a las y los patrones que contratan a menores de 16 años de edad en labores insalubres y peligrosas. El Código Penal Federal ya regula las sanciones penales para algunas de las peores formas de trabajo infantil previstas en el Convenio 182 de la OIT, pero no sanciona aquellas que por su naturaleza o condiciones tienen probabilidades de dañar la salud, la integridad o la moralidad de los menores de edad”, aseguró tajante.

ANTENCIÓN AL INTERÉS SUPERIOR DE LA O EL NIÑO

Aunado a la reforma penal, se propone la difusión en las lenguas indígenas de las disposiciones jurídicas sobre el trabajo infantil y las instancias ante las cuales se puedan denunciar violaciones a las mismas; mejorar la práctica administrativa y juridiccional atendiendo el propio interés superior de la niña y el niño, facilitando la presentación de denuncias anónimas para las autoridades laborales.

Además, “en virtud de que el Gobierno mexicano tiene amplia responsabilidad en la erradicación del trabajo infantil, es necesario establecer mecanismos que contribuyan a disminuirlos, por lo que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) debe de beneficiar a niñas y niños con el fin de evitar que se empleen y que sus padres puedan superar su precaria situación económica”, aseguró la legisladora perredista.

Por último, Holly Matus Toledo consideró que “un gobierno que tolera y acepta tácitamente el trabajo infantil, no vislumbra que éste no solo perjudica a la salud y el bienestar de las y los niños, sino también impide y menoscaba cualquier posibilidad de desarrollo social”.

08/GGL/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más