Inicio » Piden renuncia de magistrados en la Marcha de Niñas y Niños

Piden renuncia de magistrados en la Marcha de Niñas y Niños

Por Jonathan Pardiñas

En el gobierno de Calderón todavía están los pederastas. Ahí está Miguel Ángel Yunes, ahí está Emilio Gamboa y Norberto Rivera, que también aparecen en el libro de Lydia Cacho, arengó el pasado domingo la actriz y activista Jesusa Rodríguez, al finalizar la Marcha de las Niñas y los Niños contra el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en el caso de la periodista Lydia Cacho.

Al llegar a las instalaciones de la SCJN, unas doscientas personas, entre ellas aproximadamente 50 niñas y niños, derramaron botellas de coñac en las fotografías de los ministros de la Corte, para después lanzar decenas de huevos a las imágenes, así como a la fachada del edificio y exigir así la renuncia de las y los magistrados.

Y es que el 29 de noviembre pasado, la Corte decidió por seis votos contra cuatro que no hubo violación grave a las garantías individuales de Lydia Cacho, por lo que exoneró al gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, de las acusaciones en su contra, que para el presidente de la SCJN, Guillermo Ortiz Mayagoitia, fueron irregularidades menores.

Luego de un pequeño discurso de Jesusa Rodríguez, tanto niños como adultos estaban impacientes por lanzar las cargas de huevos al sixpack de corruptos que sólo merecen ser desechados como coca-colas, como la activista les llamó a los magistrados que decidieron desechar las pruebas que involucraban al gobernador de Puebla, Mario Marín, de tener vínculos con una red de pederastas.

El grito preparen, apunten, fuego de la mayoría de los manifestantes pudo más que el uno dos tres de Jesusa, quien tuvo que quitarse rápidamente para que los huevos no la alcanzaran luego de que rebotaran en la parte superior de la fachada que ostenta el nombre del máximo tribunal de justicia mexicano.

Con su vestido blanco y sus seis años, una niña logró pasar hasta delante. Llevaba un moño de regalo rojo en la cabeza y un letrero en el pecho que rezaba: soy una bellísima botella de coñac para Ortiz Mayagoitia. Así, otras cincuenta niñas y niños estuvieron al frente de esta manifestación que también tuvo ecos de apoyo en Los Ángeles, París y Barcelona.

Gritaron consignas, derramaron el coñac Don Pedófilo y lanzaron con gusto los huevos, felices por esta travesura que sus padres les permitían hacer en el zócalo de la ciudad, con la gran pista de hielo como contexto, totalmente ignorada por estos niños preocupados más por quitar la pornografía infantil que por divertirse un rato en la calurosa plataforma.

Los padres, sin querer ser sólo espectadores como lo proponía la marcha inicialmente, colgaron de donde pudieron sus mantas en las que pedían un poco de equidad: Magistrados, solicitamos a sus hijos o nietos para una producción cinematográfica Kuri-Nacif. Otras, donde pedían ayuda con un desesperado SOS, al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA) para revisar las irregularidades en el caso.

Las niñas y niños, en contraste con sus padres, mantenían pintada una sonrisa. Ahí estaba Anahí, que protestaba para quitar la pornografía infantil; Linda que no dejaba de pintar con su pluma consignas en la fachada del edificio de la Corte y Natalia que sólo sabía que venía a protestar por lo que dice el libro de Lydia Cacho. Todas felices, no así sus padres que todavía gritaban enojados mientras apaleaban las fotografías de los magistrados luego de que acabara la manifestación.

Al terminar el acto, la activista informó que un conjunto de asociaciones civiles entregaron más de ocho mil firmas a la Suprema Corte para que los magistrados renuncien. Luego cantaron el Himno Nacional y lanzaron vivas a favor de Lydia Cacho, de México e incluso de la Resistencia Civil Pacífica, que apoyó esta manifestación.

07/JP/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: