Inicio Pobres Políticos

Pobres Políticos

Por Marta Guerrero González

Después de dos semanas de vacaciones, encuentro un México sofocado por el crimen. Por prematuras ausencias (Adolfo Aguilar Zinser).

Por las expresiones ridículas de un esposo que no sabe, todavía y, probablemente, ya no le toque enterarse, en qué estriba la valentía de las mujeres y el esfuerzo de una lucha histórica precisamente en contra del poder y del abuso de las autoridades; y que nada tiene que ver con una demanda interpuesta como consecuencia de una supuesta invasión de la vida privada de una mujer, que caza cada oportunidad para la propaganda personal y la del gobierno de su marido.

No existe mérito en la defensa apoyada por todo el peso de los titulares del Poder, como no existe justificación para que una mujer, supuestamente, luchadora incansable de los Derechos Humanos, exprese que la libertad existe pero es limitada.

Entiendo que la libertad y la honestidad son absolutas, las hay o no las hay y, luego, lo demás cae en el marco de responsabilidad, pero son conceptos que no admiten condiciones. ¡Qué triste e innecesaria exhibición de la soberbia y la revancha! ¡Ni siquiera puedo recordar cuál era el asunto que salió a la luz pública de los infatigables afanes de la señora de Fox!

Vuelvo a casa y me encuentro con la vergüenza de presenciar al candidato del PAN al gobierno del Estado de México efectuando un saqueo (ninguno tiene justificación) y luego en un mitin, donde parece estar borracho y, si no lo estaba es peor aún, pues quiere decir que esa actitud nos la brinda en sus cinco sentidos y puede repetirse a cualquier hora del día, profiriendo insultos y mandando a la oposición a “tiznar a su madre”.

¿Es así como piensa ser electo, saqueando, agrediendo y sin respeto para los que no son como él? Es verdad que ya ofreció disculpas frente a estudiantes pero todos nos sentimos alarmados por la falta de integridad y solvencia del hombre “feo” del PAN.

Con toda seguridad la elección se verá manchada pues desde ahora todos los esfuerzos de los panistas van enfocados a posicionar al PRI en los excesos (por comprobar) de gasto de campaña. Tendremos pleito después del 3 de julio, también contra el PRD, por la causa contraria al dispendio. No cabe duda que la lucha por el poder es el mejor lastre hacia la madurez democrática.

Y para coronar la calidad ética, moral y profesional de nuestros politiquillos está Isidro Pastor, quien ahora repudia y descalifica, no sólo a Rubén Mendoza sino a todo el PAN quien lo recogió tras su expulsión del PRI. Y Pastor, deja en libertad a su rebaño (200 supuestos votos), para que elijan a su futuro gobernador, aunque él sabe que ganará Enrique Peña porque el “PRI es el mejor” (siempre sí, pues).

(¡Tan-tan!) No vale la pena ocuparse de él, pero muestra los pocos escrúpulos por conseguir siquiera una ínfima cercanía con el poder. ¡Seamos serios! Vuelvo a México y me encuentro en un franco campo de campañas. Todos quieren ser presidentes (¿Habrá alguien que nos salve?). No podemos permitirnos el dudoso lujo de iniciar precampañas con un año y medio de anticipación. Ofende el despilfarro. Alguien debe poner orden y establecer reglas, tiempos y costos.

2005/MG/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content