Inicio Pobreza, desnutrición y “descuido”, minan a Indígenas Maya

Pobreza, desnutrición y “descuido”, minan a Indígenas Maya

Por la Redacción

Con una población indígena estimada en 872 mil personas, Yucatán es el segundo estado de la República Mexicana con el mayor porcentaje de habitantes de alguna etnia; de ellos, el 35 por ciento es analfabeto y el 85 por ciento padece de desnutrición.

De acuerdo con estudios elaborados por el Instituto Nacional de Nutrición “Salvador Zubirán”, el bajo consumo de calcio y proteínas por persona, la mortalidad infantil, preescolar, y por enfermedades diarreicas agudas y respiratorias, son causa o consecuencia de la desnutrición que padecen miles de indígenas en todo el país y, en especial, en Yucatán.

En estados como Oaxaca y Yucatán, 8.5 de cada 10 personas presentan algún grado de desnutrición; en Chiapas la cifra es 8.3 de cada 10, que ubica a estas entidades con indicadores de “muy alta desnutrición”.

Desde hace años, Yucatán es la entidad que se ubica en el primer lugar nacional con mortalidad infantil por desnutrición, al promediarse al mes 40 muertes de menores de cinco años por cada mil nacidos, cuando la media nacional es de 27 fallecidos por mil con buena salud.

De acuerdo con el investigador Gilberto Balam Pereira, del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados (Cinvestav), del Instituto Politécnico Nacional, la situación para miles de indígenas mayas se agravó luego del huracán Isidoro, hace dos años.

El saldo de ese fenómeno meteorológico fue de más de 500 mil damnificados, 83 mil 500 viviendas destruidas y 600 mil hectáreas de cultivos siniestradas, publica el portal Mujereshoy.

Balam Pereira añadió que la incidencia de desnutrición en menores de cinco años de edad es de 85 por ciento, cuando antes del 2000 la desnutrición mantenía un porcentaje de 60 por ciento en ese sector de la población.

Luego del paso del huracán, 62 por ciento de los niños de comunidades rurales yucatecas con menos de 2 mil 500 habitantes sufre problemas de desnutrición; de esta cifra, 7 por ciento tiene problemas severos; 22 por ciento, moderados; y 33 por ciento, leves.

Sostiene que el incremento de casos se debió, “simplemente”, al descuido de programas alimentarios por parte del gobierno del estado, ya que, en lugar de nutrientes, los niños comen alimentos chatarra.

De acuerdo con el Banco Mundial, “con más de 700 mil hablantes de maya, Yucatán es el cuarto estado de México en cuanto a presencia de población indígena en términos totales. Es antecedido por Oaxaca, Veracruz y Chiapas”.

Sin embargo, con respecto a la población total de cada estado, se trata de una de las dos entidades de México con mayoría indígena respecto al total de su población; Campeche tiene el 20 por ciento, Quintana Roo poco menos del 37 por ciento.

Las cifras son crudas: el 15 por ciento de la población maya de 15 años, hombres y mujeres, es analfabeta; 50 por ciento de la población mayor de 15 años no tiene ni tendrá educación primaria completa; el 30 por ciento habita en viviendas sin sistemas de saneamiento o excusado de algún tipo y defeca al aire libre, se requieren al menos 160 mil baños; el 10 por ciento de sus viviendas no tienen energía eléctrica.

De los 106 municipios, a 71 se les considera con alta marginación, prácticamente más de la mitad de la población maya rural.

Según el desparecido Instituto Indigenista (INI), de los 52 mil niños y niñas mayas que debieran cursar el nivel preescolar sólo 15 mil 095 (el 29 por ciento) asiste a las escuelas. De los 83 mil 890 niños que deben acudir a las primarias sólo 12 mil 995 (15.4 por ciento) logra asistir a los planteles educativos.

El 50 por ciento de la población indígena mayor de 15 años no tiene la primaria completa y el promedio general de educación indígena es de cinco años, cuando la media nacional es casi de 7.

Recientemente, la Unicef y el gobierno del estado firmaron un convenio para tratar de que, al menos, 30 mil niños menores de cinco años asistan a la escuela.

En Yucatán, además de los programas del gobierno que resultan insuficientes, existen, por lo menos, 35 organizaciones que trabajan para combatir la desnutrición que afecta a cerca de 70 mil niños mayas.

El gobernador panista, Patricio Patrón Laviada, a tres años de haber asumido el encargo, reconoce que “hace falta más coordinación para combatir la desnutrición, pues hay 35 instituciones públicas y privadas que trabajan para disminuir ese problema, pero cada una opera de manera individual y no logra los resultados esperados”.

Justifica que la pobreza y los malos hábitos alimenticios son los generadores de los más los altos índices de desnutrición en el Estado.

“Antes, cuando se les daba leche a los niños en los desayunos escolares preferían dársela al ‘cochino’ (cerdo) que consumirla”, aunque asegura que poco a poco se ha cambiado ese patrón.

Sin recato, el gobernador recuerda que Yucatán ocupa el cuarto lugar nacional por sus habitantes en pobreza dispersos en 71 municipios, y aún falta proporcionar baños a 100 mil familias para evitar el fecalismo al aire libre, principal problema de salud en la entidad.

Los representantes de las organizaciones no gubernamentales manifiestan que es necesario que los proyectos sociales vayan más allá de los sexenios federales o estatales.

En un intento más por abatir el problema la presidenta del DIF Yucatán, Silvia Cicero Cáceres de Patrón, anunció un plan piloto de seis meses para cuatro comunidades mayas.

Las primeras acciones servirán para analizar los resultados en el combate a la desnutrición, y de ahí se desprenderá el monto que se requerirá para implementar el programa general en diversos municipios.

Otro esfuerzo aislado lo comanda la Secretaría de Desarrollo Social, que prevé ejercer 65 millones de pesos mexicanos para beneficiar a 19 comunidades del estado que padecen altos índices de desnutrición, y el fecalismo al aire libre, que son los principales factores que agravan la pobreza.

Para el 2005, el gobierno estatal proyecta abarcar con dichas acciones todas las localidades de 40 municipios y para el 2006 tener cobertura en todo el estado.

2005/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content