Inicio Presentan dispositivo “rapex” contra violadores

Presentan dispositivo “rapex” contra violadores

Por la Redacción

Un dispositivo con forma de tampón, con dientes afilados y que lleva el nombre de “rapex” fue presentado ayer en Sudáfrica con la intención de convencer a las mujeres de que es la mejor arma para identificar a un violador.

El producto, que todavía no ha entrado en fase de fabricación, está dotado de unos ganchos que se parecen a los dientes de un tiburón y que se prenden del pene cuando un hombre intenta forzar una relación sexual.

El aparato fue presentado por su inventora, Sonette Ehlers, en un acto que encabezó en la población de Kleinmond, en el Suroeste del país y que fue transmitido por la televisión sudafricana y difundido por el portal Mujereshoy.

“No se trata de una venganza”, declaró a los periodistas Ehlers, de 57 años, respondiendo a críticas que ha recibido su aparato de parte de organizaciones que prefieren otros métodos para luchar contra las violaciones.

Sudáfrica es un país con las mayores tasas de violaciones en el mundo: sólo el año pasado se registraron 52 mil 733 casos. Se calcula que una de cada cuatro violaciones es múltiple y que la mitad de las víctimas ha sido asaltada por dos o más hombres.

Según un informe de la organización Human Rights Watch, el 40 por ciento de las víctimas de violación en Sudáfrica son menores.

El país, además, tiene el mayor número de personas contagiadas con el virus que causa el Sida, algo más de cinco millones.

El “rapex” tiene forma de tampón y por dentro está hueco, aunque en las paredes internas existen una serie de minúsculos dientes que se enganchan al pene, y que sólo pueden ser quitados con cirugía menor, lo que permitiría identificar al presunto violador. El hombre, además, se ve impedido de orinar.

“Le va a doler mucho. Tendrá que ir directamente al hospital”, dijo la inventora, quien comenzó a darle vueltas a la idea desde que tuvo oportunidad de hablar con una víctima de violación mientras esperaba que la atendieran en un hospital.

En el diseño del dispositivo han trabajado ingenieros, ginecólogos y psicólogos, y, según Ehlers, puede estar a la venta a comienzos del año próximo, a un precio aproximado de un rand (unos 12 centavos de euro).

“Tenemos que hacer algo para protegernos. Esto no impedirá las violaciones, pero permitirá identificar a los asaltantes y presentar pruebas del delito”, asegura la inventora.

Desde que dio a conocer el invento, el junio pasado, Ehlers ha recibido llamadas de todo el mundo de gente interesada en el dispositivo. Asegura que incluso le han llegado peticiones desde países como España para ordenar ya el producto.

Muchas de esas llamadas expresando interés procedían de países islámicos, sostiene la inventora.

Pero el aparato ha levantado algunas críticas en Sudáfrica por la posibilidad de que indirectamente implique un retraso en la evolución humana.

“Es como si volviéramos a los días en los que las mujeres eran forzadas a llevar un cinturón de castidad”, afirmó Lisa Vetten, del Centro para el Estudio de la Violencia y la Reconciliación.

“Es terrorífico pensar que a las mujeres les están forzando a que se adapten a la violación usando este aparato”, agregó. Otros, en cambio, como padres de familia, han dado su respaldo a la propuesta.

“Yo animaría a mi esposa y a mis dos hijas a que lo usaran. Enviaría una señal a los posibles violadores de que no lo van a tener fácil”, afirmó el portavoz de la organización Mens’s Forum, Mbuyiselo Botha.

2005/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content