Inicio » Presentan en España documental “Viudas del Carbón. Mujeres sin Nombre”

Presentan en España documental “Viudas del Carbón. Mujeres sin Nombre”

Por Argelia Villegas López

El 19 de febrero del 2006, el tiro 8 de la mina Pasta de Conchos, en Coahuila, al norte de México, explotó dejando atrapados a 65 mineros.

Han pasado dos años en los cuales las viudas de esos mineros no han guardado silencio, de diversas formas han exigido la entrega de los cuerpos de sus esposos y exigido justicia, hasta ahora las mujeres no han recibido ningún tipo de apoyo médico ni pensión, y los restos mortales de sus esposos continúan bajo la mina.

La indiferencia del gobierno persiste ante la problemática. “Viudas del Carbón. Mujeres sin Nombre” expone los testimonios de las viudas y la realidad de la única minera del carbón en México.

Sara Lovera, periodista, feminista y sindicalista, habla en la siguiente entrevista del documental, ella fue quien realizó la investigación periodística y estuvo presente en Madrid durante la exhibición el viernes 4, en el Centro Cultural Conde Duque, y el sábado 5 de abril en la Casa de la Mujer de Madrid.

— ¿Qué le quiere contar al mundo este documental?

— Es un trabajo para hacer visible la situación que viven las mujeres de los mineros de esa zona de México y también contar una injusticia que yo llamo ‘bicentenaria’, pues no sólo ha sido con los trabajadores, si no también con las mujeres y sus familias. Esa es la intención principal del documental, difundir una situación que a veces queda en el borde del dramatismo que es algo terrible, de esta forma pretendemos hacer visible la vida de la comunidad y de las viudas.

— ¿Cómo surge la idea, quienes organizan y conforman el equipo de producción?

— Yo hice una investigación periodística para una serie de reportajes que fue becada por la agencia de noticias en la que trabajo, Servicio Especial de Noticias para América Latina y el Caribe (SEMLAC), de ahí me surgieron dos necesidades: primero el de ir más allá y hacer un libro, que ahora está en preparación, y segundo hacer un documental.

“Durante la investigación me encontré con un personaje, que está en la investigación y que trabajó en los hornos de México, él había estado filmando sistemáticamente accidentes desde el año 2000 en la mina, además de otras actividades sociales y políticas de la región.

“El chico que grabó estas imágenes fue Francisco Linares, ‘Panchito’ que se convirtió en un personaje principal pues él tiene contacto directo con las viudas, es un activista, está en un organismo de derechos humanos, y tiene un pequeño puesto de vídeos que graba 15 años y bodas. Al contar con que él tiene un archivo amplio de imágenes surgió la propuesta del documental.

— ¿Cómo contacta a las mujeres y las logra entrevistar? ¿Cómo se va construyendo la historia en imágenes?

— Empezamos a pensar en esto con la compañera Rosario Novoa, que es la directora de DIDAXIS (productora encargada de realizar la producción del documental), ella tiene gran experiencia en televisión y además es la coordinadora de un seminario que hemos estado dando en México a policías y agentes federales, que se llama ‘Justicia y Género’.

“Para la investigación periodística hay más de 25 entrevistas. Para realizar el documental seleccionamos a distintas mujeres, pero siempre fue planteada la investigación sobre las viudas y sobre varias generaciones de viudas, de ese enjambre elegimos cuatro generaciones de viudas. Quienes abarcan las generaciones desde 1953, 1969,1982 y 2001, 2002 hasta 2006.

“Sobre la base de la investigación Rosario armó el guión. El documental lo que tiene, como encuentro nuestro, es un hallazgo en el que descubrimos a una mujer trabajando en las minas, entonces en esa parte del documental realizamos una reflexión y cuestionamiento acerca de la feminización del oficio minero”.

— ¿Dónde se estrenó el documental en México, y dónde más se planea difundir?

— El 4 de marzo de 2008 se presentó a las mujeres de la zona carbonífera que participan en él, a quienes lo elaboraron y colaboraron en la investigación. Quisimos presentarlo primero a ellas, luego se presentó en la Universidad Pedagógica con sede en Monclova, Coahuila. El 5 de marzo se transmitió en la Universidad Autónoma de Coahuila, con el objetivo de que estuviera ahí el obispado de Saltillo Raúl Vera.

“Hasta ahora, en México esos son los lugares, en la Ciudad de México (DF) está programado para presentarse en el cinematógrafo del Chopo, para mediados de abril y todavía está por verse una especie de premier también en el DF.

“Se ha programado para exhibirse en Chiapas y Oaxaca. Lo han pedido las compañeras de SEMLAC. Y en mayo planeamos llevarlo a Cuba a un congreso de comunicación, y que es también donde está un grupo importante de la sede de SEMLAC”.

— ¿Cuáles son algunos de los actores principales dentro de los testimonios del documental?

— En la región carbonífera no hay nadie de los actores tradicionales, que surgen cuando se presenta una problemática de estas magnitudes.

“Cuando se da a conocer la historia en torno al accidente en Pasta de Conchos, que ha tenido una gran movilización nacional e internacional, no están los partidos, no están los sindicatos, lo único que ha habido ahí es el apoyo de la iglesia católica, y se traduce en la presencia de Alejandro Castillo, quien durante más de 20 años ha estado acompañando a las viudas, y Raúl Vera, de la pastoral laboral, quien ha hecho las denuncias. El padre Vera está perseguido ahora mismo por los empresarios.

“Es importante mirar este documental, pues buscamos difundir el tema, en el caso de Madrid, la problemática ha llegado aquí y se ha expuesto a la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CCOO). Hace menos de un mes estuvo en Madrid Elvira Martínez, esposa de uno de los mineros atrapados en la mina, quien ha sido una mujer fundamental y habló con ellos para pedir apoyo internacional.

— ¿Qué está pasando ahora con el caso de Pasta de Conchos, ha avanzado la lucha de las mujeres?

“Fueron detenidos los rescates de los cuerpos, con la argumentación de que era peligroso que bajaran a hacer el rescate, pues consideraron que el agua residual de las minas se había contaminado, y también se llegó a decir que esa contaminación del agua podría producir una epidemia con una supuesta investigación que mandó a hacer la empresa.

“La empresa Industrial Minera México es una trasnacional que tiene el control del cobre y fierro en México así como otras minas en metalúrgica. El país (México), tiene 1,700 millones de dólares anuales como ganancia en ese sector, y ha sido apoyado este tipo de explotación primero por el gobierno de Vicente Fox y ahora por Felipe Calderón.

“El accidente de Pasta de Conchos fue en febrero de 2006 y, entre la llegada de las elecciones presidenciales en julio y de la instalación de la nueva administración pública, a la administración de Minera México se le dieron 16 concesiones más, entonces las viudas de Pasta de Conchos tienen una serie de demandas que van más allá del rescate de cuerpos aunque esta es la principal, pero ellas han pedido también que se les retire la concesión a la Minera México, que se encarcele o se haga justicia por la no seguridad de trabajo en la mina, y se investigue y haga justicia.

“El resultado de la intervención de esposas de los mineros atrapados en Pasta de Conchos ha sido fundamental para el apoyo internacional, en España fue el Principado de Asturias quienes dijeron que se comprometían a ir a trabajar en el rescate de los cuerpos. El caso ha llegado a términos políticos, y ha trascendido a nivel internacional, pero hasta ahora no hay nada concreto en terreno.

“El documental ‘Viudas del Carbón. Mujeres sin Nombre’ no pretende ser una producción popular, pues queremos que se difunda en lugares específicos, y tal vez durante el año lo vendamos para encontrar una recuperación económica de los gastos destinados a la creación del video”.

SIGUE REZAGADA PROBLEMÁTICA DE VIUDAS

Ayer las viudas de Pasta de Conchos volvieron a ser noticia, pues ellas y familiares de los trabajadores muertos lamentaron las declaraciones del vocero de Grupo México, Salvador Rocha Díaz, en las que el vocero aseguraba que el movimiento de viudas y deudos comenzó a debilitarse y que muchas de las afectadas habían aceptado una indemnización que ofreció la empresa.

Las viudas han desmentido estas declaraciones, pues continúan sin recibir pensión alguna, los cuerpos continúan enterrados en la mina, y no tienen ningún servicio médico a su disposición.

La empresa se ha amparado contra los laudos para evitar el pago de dichas pensiones e indemnizaciones. Y desde hace un año se dejó de entregarles a las familias los triples salarios a los que se había comprometido hasta que se entregaran las pensiones, según informó ayer la agencia Cimacnoticias.

08/AV/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: