Inicio Prevalece pobreza de ideas en propuestas políticas para mujeres

Prevalece pobreza de ideas en propuestas políticas para mujeres

Por Guadalupe Vallejo

Con plataformas electorales que relegan parcial o completamente a las mujeres, la y los candidatos presidenciales arrancaron oficialmente el pasado 19 de enero sus campañas políticas en busca de los votos que les signifiquen un triunfo el próximo 2 de julio.

Sin embargo, basta revisar las ofertas políticas de quienes aspiran a gobernar este país durante el periodo 2006-2012 para darse cuenta no sólo del vacío, sino de la pobreza de sus propuestas en favor del adelanto de la población femenina.

Como suele ser costumbre cada que hay elecciones, el aparente interés de la y los aspirantes por el tema de género posiblemente se verá desvanecido en la praxis política durante los recorridos que realizarán tanto en el interior de la República como en el Distrito Federal, cuando con promesas gancho se lancen a conquistar el sufragio del 51.84 por ciento de la población o, si es posible, más.

Ellas puede que no sepan de números aunque representen 36 millones 41 mil 730 de los casi 71 millones de electoras y electores, según el listado nominal al 15 de diciembre del 2005, pero sí esperan de la próxima presidenta o presidente respuestas claras a sus problemas de salud reproductiva, educación, protección ante violencia, oportunidades laborales y políticas, así como una mayor equidad ante los varones.

En un amplio análisis de los cinco textos electorales de los partidos y coaliciones participantes en la contienda electoral: Alianza por México (PRI-PVEM); Alianza por el Bien de Todos (PRD-Convergencia-PT); Partido Acción Nacional (PAN); Partido Alternativa Socialdemócrata (PASC) y Partido Nueva Alianza (PANAL), se pudieron constatar las limitadas ofertas políticas para las ciudadanas. La excepción es la candidata de Alternativa, Patricia Mercado.

LAS OFERTAS

Cimacnoticias realizó un comparativo de los compromisos de campaña en las plataformas de la y los aspirantes presidenciales.

Dicen que prometer no empobrece, pero lo cierto es que unos ofrecen cambios radicales en la forma de hacer política en favor de las mujeres o evaden temas espinosos, como el aborto, la eutanasia o el matrimonio entre homosexuales, para concretarse a decir únicamente “cumpliré lo que diga la ley”, Tal fue el caso del abanderado priista-ecologista, Roberto Madrazo Pintado.

Otros más conservadores, como el albiazul Felipe Calderón, olvidan que el aborto es un problema de salud pública que debe ser atendido e insisten en pronunciarse por la penalización del aborto y la protección del derecho a la vida “desde la concepción misma”.

Unos terceros de plano dejan en evidencia que su gobierno no estará dirigido al adelanto de las mujeres; que “la ganancia que obtiene un partido de ellas es únicamente a la hora de sufragar”. Así sucede con Roberto Campa Cifrián, y sus propuestas básicas: combate a la discriminación, reconocer derechos laborales entre mujeres y hombres, promoción de una cultura de la equidad de género y perspectiva de género en políticas públicas. Así de simple.

Andrés Manuel López Obrador, candidato de la Alianza Por el Bien de Todos, llenó su plataforma con propuestas que incluyen igualdad de oportunidades que cruce todas las esferas de gobierno; incorporar enfoque de género en planes de desarrollo; acabar con condiciones de desventaja para la participación política femenina, y llegan hasta la revisión de la legislación para proteger a mujeres del aborto inseguro y al ofrecimiento de servicios de alta calidad para atención del aborto legal.

Quien sin lugar a dudas es más coherente a la hora de prometer es la candidata de Alternativa, Patricia Mercado. Sus compromisos de campaña no son más que un reflejo de la congruencia que ha tenido como feminista e impulsora de las políticas en favor de las mujeres desde las diversas trincheras en donde ha incursionado.

Con temas tan variados como la despenalización del aborto; reformar el Código Penal para que sea considerado como agravante el delito de odio; acceso seguro y gratuito al aborto legal y atención integral a las familias, reconociendo su diversidad estructural, la única mujer candidata a la Presidencia -cuarta en la historia política del país- refrenda su compromiso con la población femenina y su derecho a insistir.

Pero a todo esto, como siempre, quien tendrá la última palabra son las y los electores, pues las plataformas mencionan qué se ha hacer, pero dejan de lado algo sustancial: el cómo.

06/GV/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content