Inicio Proponen crear escuela de partería en Oaxaca

Proponen crear escuela de partería en Oaxaca

Por Soledad Jarquín Edgar

Parteras tradicionales y organismos no gubernamentales de Oaxaca recibieron hoy con entusiasmo la propuesta de creación de una escuela de partería en esta entidad, en la que las y los jóvenes, principalmente de poblaciones indígenas, puedan retomar los conocimientos ancestrales y ampliar el saber de manera integral.

En el Encuentro con la Partería Tradicional de Oaxaca, la coordinadora del Centro de Estudios de la Mujer y la Familia (CEMYF), María Antonieta Vizcaíno Cook, presentó la propuesta de creación de la escuela de partería Luna Llena, que busca consolidar el trabajo que este organismo y parteras tradicionales realizaron en los últimos años.

Vizcaíno Cook explicó que este proyecto tiene fundamento en el marco legal internacional, nacional y estatal y ha sido concebido con una visión integral y humanista de la salud, en la que ésta se conciba de manera integral, incluyendo los sentimientos, el espíritu, la mente y el cuerpo.

Además de una visión pluricultural, atendiendo a la diversidad étnica de Oaxaca; una visión de género que favorezca el reconocimiento del derecho de las mujeres a no sufrir violencia, una visión de salud sexual y reproductiva, de derechos y visto desde la ecología.

Plantea una visión desde la partería, que ve el embarazo, parto y posparto como procesos profundos, naturales y normales en la vida de las mujeres y hombres, el nacimiento es un acontecimiento social, sólo las complicaciones se vuelven situaciones de tipo médico.

Vizcaíno Cook señaló que la idea de esta escuela es concebida por Cristina Galante y Araceli Gil, ambas integrantes de CEMYF y dijo que el arte de la partería es conocimiento del misterio del nacimiento por medio de la experiencia, la observación, la comprensión del funcionamiento del cuerpo, la detección del ritmo circular del evento que está presenciando.

Explicó que las y los parteros egresados de Luna Llena podrán atender el embarazo, parto, posparto y la cuarentena, así como los eventos normales de la salud reproductiva y sexual, se busca además que estás personas estén arraigadas a sus comunidades, que sean un vínculo con la embarazada y su familia.

La coordinadora de CEMYF añadió que deberán conocer los procesos de salud enfermedad, las diferentes expresiones de la sexualidad, el ciclo reproductivo, así como conocimientos sobre salud reproductiva, anticoncepción, prevención del VIH-SIDA y cáncer cérvico uterino y de mama, además de impulsar la equidad y las relaciones libres de violencia entre hombres y mujeres.

Sin embargo, planteó que es necesario que las comunidades vean en esta escuela una alternativa, que las mujeres sigan buscando una atención humana y respetuosa, que el embarazo y el parto no se vivan como una enfermedad y que haya voluntad política para la autorización.

2003/SJ/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más