Inicio » Proponen línea de emergencia para víctimas de violencia en Cuba

Proponen línea de emergencia para víctimas de violencia en Cuba

Por Lirians Gordillo Piña
campaniaeresmas01especial

Especialistas de esta isla caribeña reconocen el trabajo sistemático en la prevención de la violencia de género; sin embargo, el drama cotidiano de las víctimas aún requiere una respuesta integral.
 
“Hoy podemos hablar de experiencias en educación, formación y trabajo comunitario, pero pienso que nos falta ese sistema integral que supere la atención de urgencia a la víctima de violencia de género”, dijo la especialista Mereelén Díaz Tenorio en el coloquio “Eres más: reflexiones sobre la violencia de género en Cuba”, celebrado el pasado 25 de noviembre en esta capital.
 
La necesidad de establecer una instancia estatal única que dé respuesta a la violencia contra las mujeres fue expuesta por especialistas, líderes barriales, organizaciones e instituciones gubernamentales vinculadas a la lucha contra la violencia machista en la cita convocada por el Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero (OAR).
 
A criterio de la psiquiatra e investigadora Ada Alfonso, esa instancia deberá coordinar los esfuerzos que hoy existen para constituir la “respuesta del Estado cubano” a esta problemática social.
 
Para Díaz Tenorio, la experiencia más cercana a una respuesta integral en Cuba fue el Grupo Nacional de Trabajo para la Prevención y la Atención de la Violencia Intrafamiliar, creado en 1997 bajo la coordinación de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).
 
Aunque en la actualidad el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social tiene a su cargo el mandato de continuar el trabajo de ese grupo, algunos especialistas lamentan el declive en el quehacer de esta experiencia.
 
“Era un grupo multidisciplinario y multisectorial que hizo mucho en el tema de la violencia de género. Aspirábamos que fuera una fuerza legal e institucional, más allá de la voluntad y el compromiso personal de quienes lo integrábamos”, dijo Díaz Tenorio durante el coloquio.
 
LO QUE NO SE VE, NO PUEDE CAMBIARSE
 
La doctora Alfonso alertó acerca de que las historias de casos que se presentan en eventos científicos pudieran dar la sensación de una baja prevalencia de la violencia machista en el país caribeño, duda que a su criterio podría disipar una encuesta nacional o estudios de amplio alcance.
 
“Este no es un asunto menor, es un asunto complejo. Hay que tener en cuenta que existe una estadística oculta y que las personas pueden arrastrar la violencia durante toda la vida”, reflexionó Alfonso durante el encuentro.
 
Establecer un protocolo de atención a la mujer víctima es un reclamo compartido por profesionales y líderes comunitarios. Pero mientras se hace realidad este empeño, la doctora Ivón Ernand apuntó que son posibles algunas iniciativas.
 
Según la psiquiatra, en las instituciones de salud se puede poner en práctica “la primera ayuda psicológica”, un conjunto de acciones encaminadas a brindar seguridad a las mujeres que llegan como consecuencia de algún acto violento o por otro motivo.
 
“A esa mujer hay que tranquilizarla, llevarla a un lugar donde se sienta segura y, eso sí, hacer las preguntas correctas para saber si estamos ante un caso de violencia de género”, dijo a Cimacnoticias/SEMlac la especialista.
 
Ernand consideró que es necesario ampliar los servicios de consejería que ofrecen proyectos locales y redes comunitarias.
 
La especialista colabora con OAR en una consultoría para víctimas de violencia machista que ofrece información, apoyo y posibles rutas a seguir.
 
Activistas y expertas también han señalado la posibilidad de crear una línea telefónica para las víctimas. El proyecto continúa en espera, pese a que en el país funcionan con éxito la línea de ayuda antidrogas y la línea de ayuda de la campaña de prevención del VIH/Sida.
 
“Una línea telefónica anónima pudiera ofrecer ayuda de emergencia, orientar a las mujeres, escucharlas, además de brindarnos información sobre la problemática”, opinó Ernand.
 
Si bien poner en práctica cualquier iniciativa llevará tiempo, quienes mantienen contacto directo con las víctimas advierten que su recuperación y futuro bienestar no pueden esperar.
 
La doctora Alfonso señaló que el país tiene a su disposición estructuras y capital humano necesarios para implementar una respuesta integral. “Hay personas que no pueden esperar, mujeres que sufren y temen por sus vidas. Y con las mujeres sufren también niñas y niños, familiares”, alertó Alfonso.
 
15/LGP/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más