Inicio Reafirmar compromiso para reducir MM, pide CIDH

Reafirmar compromiso para reducir MM, pide CIDH

Por Anayeli García Martínez

A cinco años de que venza la meta para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hizo un llamado para que se reafirme el compromiso de reducir la Muerte Materna (MM) en el mundo.

2015 es la fecha establecida para alcanzar los ODM, es decir, los compromisos acordados el año 2000 por 189 países -entre ellos México- en la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas.

Entre las metas específicas encaminadas a cubrir necesidades humanas básicas se encuentra erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer, reducir la mortalidad infantil y mejorar la salud materna.

Pero ante los lentos avances en este último objetivo, esta semana la CIDH publicó el informe “Acceso a servicios de salud materna desde una perspectiva de derechos humanos”, donde expresa su preocupación por la MM, la cual continúa siendo un problema grave de derechos humanos.

El documento, basado en datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advierte que las principales causas que provocan la mortalidad y morbilidad materna en los países miembros de la Organización de Estados Americanos, son prevenibles.

Estas causas son: preeclampsia (elevación de la presión arterial), hemorragia y aborto, y aunque varían según la razón de mortalidad materna y las coberturas de atención prenatal, parto y prevalencia de uso de anticoncepción de cada país, los índices de MM en la región alcanzan un total de 22 mil 680 muertes anuales

En el ámbito nacional, durante 2008, se registraron 70 defunciones maternas en los 125 municipios del país con menor índice de desarrollo humano, nueve más que las registradas en 2006, indica el informe Rendición de Cuentas en Salud 2008 de la Secretaría de Salud (SS).

Los municipios ubicados en los estados de Chiapas, Durango, Guerrero, Nayarit, Oaxaca, Puebla y Veracruz, registraron una Razón de Mortalidad Materna (RMM) de 182 defunciones por cada 100 mil nacidos vivos, que representa un aumento del 12.3 por ciento respecto a 2006.

Estos datos dejan ver que la SS no sólo esta lejos de cumplir la meta de reducir la MM, también muestra que la pobreza extrema sigue siendo un problema relacionado con el acceso a los servicios de salud.

Cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, creado en 2004 para medir la pobreza, revela que en 2006 habían 13.8 millones de personas en pobreza alimentaria y en 2008 aumentó a 18.2 millones.

Esto resulta importante porque la CIDH considera que un obstáculo para reducir la MM en la región es que las mujeres pobres tienen que enfrentar los gastos relacionados con la atención médica.

Asimismo, los horarios de atención, la falta de equipamiento, suministros médicos o medicamentos adecuados para atender las emergencias, así como personal médico capacitado al interior de los servicios para responder a estas emergencias, particularmente obstétricas, constituyen barreras en el acceso a servicios de salud materna.

Otros factores estructurales que enfrentan las mujeres, particularmente quienes habitan en zonas rurales, es la lejanía de los servicios de salud.

Además de la accesibilidad física y económica, la falta de información en materia reproductiva opera como otra dificultad debido a que impide a las mujeres adoptar decisiones libres y fundamentadas sobre su cuerpo, y como consecuencia la falta de prevención y promoción de su salud y la de sus hijos.

Respecto a la legislación, la CIDH destaca que los países latinoamericanos no han implementado leyes, políticas, programas y prácticas que beneficien la salud de las mujeres en el ámbito de la salud materna, así como la ausencia de protocolos para regular la atención médica en este ámbito.

Medidas prioritarias

De acuerdo con la CIDH, son obligaciones prioritarias de los Estados: identificar y asignar recursos humanos y materiales para trabajar hacia la eliminación de las barreras en el acceso a los servicios médicos.

Para reducir las muertes prevenibles por causa de embarazo o parto, es necesario que las mujeres tengan un acceso eficaz a servicios obstétricos de emergencia, y a la atención previa y durante el parto.

En el caso de México, información de la organización Fundar Centro de Análisis señala que hasta el año 2000 en estados como Chiapas había un especialista en gineco-obstetricia por cada 7 mil 490 mujeres, en Oaxaca por cada 6 mil 985 y en Guerrero uno por cada 4 mil 132.

En este panorama la CIDH exhortó a que se prioricen los esfuerzos y recursos para garantizar el acceso a servicios de salud materna a las mujeres que pueden encontrarse en mayor riesgo por discriminación, por ser indígenas, afrodescendientes, adolescentes, pobres o por habitar en zonas rurales.

Aunque en México la SS ha reconocido la dificultad para cumplir con el Objetivo 5 referente a mejorar la salud materna, debe impulsar estos compromisos para 2015 y entregar un informe de avances en la materia en la Cumbre internacional que se realizará en Nueva York, del 20 al 22 de septiembre próximo.

10/AGM/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content