Reconoce PGJDF mala investigación en caso Lesvy

NACIONAL
Acceso a la justicia para las mujeres
   Realizan disculpa pública en la UNAM
Reconoce PGJDF mala investigación en caso Lesvy
CIMACFoto: Hazel Zamora Mendieta
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 02/05/2019

La procuradora de Justicia de la Ciudad de México (PGJDF), Ernestina Godoy Ramos, admitió la responsabilidad de la institución en la inadecuada investigación del feminicidio de Lesvy Berlín Rivera Osorio, y ofreció una disculpa pública a la madre, padre y abuelos maternos de la joven de 22 años de edad asesinada el 3 de mayo de 2017 en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La disculpa pública se dio como resultado de la Recomendación 1/2018 que emitió contra la PGJDF la Comisión de Derechos Humanos local (CDHDF). Se realizó de cara al segundo aniversario luctuoso de Lesvy en un auditorio de la Torre de Ingeniería de la UNAM, a escasos metros de la caseta telefónica donde se presume que Lesvy fue asfixiada con el cable del teléfono por su entonces pareja, Jorge Luis González Hernández.

En el auditorio repleto sobre todo por jóvenes mujeres que reclamaban a gritos ¡Justicia! la PGJDF no pudo omitir que la disculpa pública por el feminicidio de Lesvy se daba en circunstancias críticas nuevamente para las autoridades y la propia UNAM. El asesinato de la estudiante Aideé Mendoza en el Colegio de Ciencias y Humanidades Oriente, puso nuevamente al descubierto la inseguridad y violencia extrema que enfrentan las mujeres de la comunidad estudiantil.  

“Este acto busca dignificar la vida de Lesvy tal como la recuerdan, una mujer joven con toda una vida por delante. Estamos frente a un crimen mal investigado, una carpeta de investigación mal integrada, y un caso mal presentando ante los jueces. Desde el Jefe de Gobierno, el Procurador y decenas de funcionarios, asumieron y defendieron como razón de Estado una verdad oficial insostenible al mínimo escrutinio público, que culpabilizó de nuevo a las mujeres de la violencia” pronunció la procuradora Ernestina Godoy ante defensoras de Derechos Humanos, activistas y la comunidad universitaria.

Los aplausos estallaron cuando la servidora pública reconoció que ha sido gracias a la exhaustiva lucha de la madre de Lesvy, Araceli Osorio, organizaciones civiles y la solidaridad de las jóvenes estudiantes, que el caso no terminó en la impunidad y se logró reencausar la investigación hacia un feminicidio.

La Procuradora pronunció públicamente que en el caso de Lesvy se estaba frente a un crimen de feminicidio y no a un suicidio como determinó en la primera versión de los hechos la PGJDF, cuando sostuvo que Lesvy decidió suicidarse frente a su pareja, quien omitió detenerla y por ello fue acusado de homicidio.

Al compromiso de Ernestina Godoy de restituir los derechos violentados a la familia de Lesvy y garantizar una vida libre de violencia a las capitalinas, Araceli Osorio respondió en su turno de tomar el micrófono que la disculpa pública tomará sentido a medida que cambian las actitudes e investigaciones de la PGJDF.

UNA DISCULPA QUE NO TUVO QUE EXISTIR

Entre los aplausos y consigas que daban aliento a Araceli Osorio, la madre de Lesvy comenzó por enumerar las diversas actividades que podrían realizar las jóvenes en lugar de estar en la disculpa pública: bailar, platicar con sus amigas, estudiar. Todo lo que les apasiona, menos exigir justicia y seguridad.  

“El día de hoy no debería estar aquí para el ofrecimiento de una disculpa pública” dijo Araceli, sin embargo, las condiciones para las mujeres en el país son violentas y la vida de su hija fue arrebatada.

La madre de Lesvy reconoció el acompañamiento que ha recibido de las estudiantes de Ciudad Universitaria, quienes sin conocer a Lesvy convocaron a una de las marchas más grandes que ha albergado la UNAM, después de que la casa de estudios se negó a reconocer a Lesvy como parte de la comunidad y que la PGJDF divulgó en su cuenta oficial de Twitter una serie de publicaciones en las que estigmatizó a la joven, dijo que consumía drogas, alcohol y no estudiaba.

“Hubo algunas mujeres jóvenes que salieron a defenderla sin conocerla, más que el hecho de que se encontraban frente a un acto de discriminación de señalamientos que a lo único que abonaban a criminalizar a jóvenes como ellas que tienen proyectos de vida”, dijo Araceli.

En la ceremonia también hablaron la coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), María de la Luz Estrada, cuya organización representa legalmente a la familia de Lesvy Berlín junto a la abogada Sayuri Herrera Román y el acompañamiento del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria.

Luz Estrada hizo hincapié en que la Recomendación de la CDHDF por el feminicidio de Lesvy obliga a las instituciones de procuración y administración de justicia a actuar con debida diligencia y perspectiva de género, lo que implica que esta disculpa pública debe ir acompañada de cambios reales y tangibles.

A pesar de los ánimos que tuvieron las autoridades de justicia y las defensoras de Derechos Humanos, quienes representaron a la UNAM, de la Oficina de la Abogada General (OAG) la doctora Mónica González Contró, no emitieron ningún pronunciamiento ni por el caso de Lesvy ni por el reciente asesinato de Aideé. Únicamente la directora del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG), Ana Buquet, se encargó de dirigir el evento.

En la ceremonia también participó la estudiantina femenil de la que Lesvy formó parte. Cantaron una melodía que compusieron que habla que no están todas, que faltaba Lesvy y no querían ni una asesinada más. Después cantaron “La Llorona” y cerraron el evento con un “Goya”.

19/HZM/LGL