Inicio » Reforma Electoral no consolidó la democracia paritaria

Reforma Electoral no consolidó la democracia paritaria

Por Redaccion

La llamada Reforma Electoral de Tercera Generación se sustenta aparentemente en tres décadas de aciertos y deficiencias, supuestamente es la Reforma más acabada y completa existente hasta la actualidad, pero no es así, falta lo esencial: consolidar la democracia paritaria e ir más allá de las cuotas de participación de las mujeres.

Así resume, desde la perspectiva de género y la democracia paritaria la diputada Martha Tagle Martínez, del Grupo Parlamentario de Convergencia, los resultados de la Reforma Electoral, llevada a cabo en el marco de la Reforma del Estado.

En su posicionamiento ante el Pleno del Congreso, ocurrido hace unos días, dijo que la incipiente democracia en México no lo es, si no cumple con un principio básico: la plena participación de las mujeres y los hombres que conforman nuestra sociedad.

Incluir la perspectiva de género en esta reforma constitucional, no es una concesión, significa asumir la responsabilidad que el Estado ha adquirido al ratificar los diversos tratados internacionales que México ha firmado, como es el caso de la Convención de Viena, o bien, lo establecido en la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación Contra las Mujeres, donde se prevé su plena participación política.

Y, más recientemente, el compromiso adquirido por el Gobierno Mexicano en la X Conferencia Regional de la CEPAL, en la que los partidos representados en esta Cámara signamos el Consenso de Quito, para impulsar la Democracia Paritaria en los países de la Región y eso se lo recuerdo a las compañeras diputadas de todos los partidos que estuvieron conformando la delegación de México en la X Conferencia Regional de la CEPAL, dijo Tagle.

Por ello, es una obligación de esta soberanía garantizar el reconocimiento universal al principio de igualdad paritaria entre mujeres y hombres bajo la cual se consolidan la especificidad de los Derechos Humanos, la armonización y la transversalidad de las leyes, para hacer realidad en el país, un Estado de Derecho moderno, incluyente y plenamente democrático.

Para que la Reforma del Estado sea verdaderamente democrática, continuó Tagle, deberá otorgar a las mujeres el espacio que les corresponde en la conducción de la Nación en los ámbitos de la política, la función pública, las elecciones federales, estatales y municipales en paridad para garantizar la igualdad.

DERECHOS CIUDADANOS

Los actuales cambios deben abrirse a la participación de las mujeres a partir de una perspectiva integral de sus derechos ciudadanos, explicó Tagle, que incluyan cinco aspectos sustanciales: 1) el derecho a votar y ser elegida; 2) el derecho a participar en la dirección de los asuntos públicos; 3) el derecho a tener acceso a la función pública; 4) participar de manera paritaria en las decisiones al interior de los partidos y en todos los ámbitos del quehacer nacional; y, 5) la capacitación, el financiamiento y el desarrollo de estrategias para impulsar las candidaturas de las mujeres.

De su plena vigencia depende en buena medida la existencia de un orden jurídico legal y justo, aseguró la legisladora, quien indicó que se reservarían la aprobación del artículo 41, fracción I. para agregar un inciso e) y el artículo 116, fracción IV para agregar un inciso ñ) para quedar como siguen:

Artículo 41, (?), Fracción I; a)?d)?,

e) Los partidos políticos promoverán y procurarán, en términos de paridad de género, la participación de mujeres y hombres en la vida política de los Estados Unidos Mexicanos, a través de la postulación a cargos de elección popular, tanto de mayoría relativa como de representación popular.

Artículo 116 (?) Fracción IV; a)? n)?

ñ) Los partidos políticos promoverán y procurarán, en términos de paridad de género, la participación de mujeres y hombres en la vida política de los Estados Unidos Mexicanos, a través de la postulación a cargos de elección popular, tanto de mayoría relativa como de representación proporcional.

Sentenció la diputada: “Hasta en tanto en el espíritu de ambos artículos no se garanticen en nuestra Carta Magna, los principios de representación paritaria de hombres y mujeres; y la participación de la ciudadanía, no tendremos una democracia formal y plenamente integrada”.

Sin la incorporación de este principio político, no se puede decir que la democracia sea real y mucho menos que estamos ante una reforma de tercera generación como pomposamente y con irresponsabilidad se le llama, porque, consideramos que la legitimidad de la democracia plena en el país es impensable sin la participación ciudadana de las mexicanas y mexicanos, a quienes en esta ocasión les damos la espalda con esta pretendida reforma electoral.

AL INTERIOR DE LOS PARTIDOS

Próxima a finalizar el posicionamiento de su partido, Tagle fue interpelada por la diputada del Partido de la Revolución Democrática, Valentina Batres, quien preguntó si no era congruente empezar con esa demanda al interior de los partidos.

Tagle respondió que “es muy difícil la participación de las mujeres al interior de los partidos”. “Y si no es de una reforma constitucional donde ahora nos imponemos, nos van a seguir haciendo menos en los partidos políticos y es aquí donde nosotras debemos estar unidas e impulsar las reformas que necesitamos”.

Y agregó que han querido mandar al tema a una reforma secundaria, como cuando mandaron las candidaturas ciudadanas a una reforma secundaria, nos consideran eso, secundarios, de segunda, que nos llevan allá y no sigan el derecho legal de votar y ser votadas y necesitamos garantizar mediante una reforma constitucional, ese derecho.

En su intervención, el diputado José Emilio González explicó que la diferencia de hacerlo constitucional y no por la vía de la ley secundaria es que la Constitución se aplica para todo el país y para todas las leyes electorales de todo el país.

“Es decir, en todos los estados cuando haya elecciones, los partidos se verán obligados a cubrir la cuota de mujeres, y si la metemos a la ley secundaria, solamente aplicaría en elecciones federales y no en elecciones estatales”.

Además, añadió Martha Tagle, “participar políticamente y el derecho a votar y ser votadas es un derecho humano fundamental que está incluido en los tratados internacionales que nuestro país ha firmado”.

Y nuestro país ha firmado esos tratados internacionales con el compromiso de hacer las reformas constitucionales necesarias y en materia de derechos humanos. Es la única manera que podemos hacer exigibles el derecho de la participación política de las mujeres, si está en Reforma Constitucional, aseveró.

Más adelante, el diputado Alberto Esteva preguntó a Tagle sobre la obligación que –desde su óptica– tendrían las y los ciudadanos para votar.

Ella respondió que las mujeres en este país “hemos asumido nuestro derecho a votar y para eso dimos grandes luchas y lo conseguimos hacia apenas 53 años, sin embargo, todavía nos falta mucho para alcanzar ese derecho de votar y ser votadas y ocupar los cargos de elección en nuestro país. No solamente se trata de querer llevar más mujeres a los cargos de elección, se trata de una cuestión de democracia”.

“Si las mujeres no están representadas en la misma medida que conforman la sociedad, simplemente no hay democracia y por eso tenemos que luchar por el derecho a ser votadas y por eso les pido a las compañeras diputadas que en esta ocasión cumplan con la responsabilidad que las mujeres nos han dejado por años y años de lucha en esta materia”, concluyó Tagle.

07/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: