Inicio » Remitidos a la PGJDF 4 agresores sexuales del Metro

Remitidos a la PGJDF 4 agresores sexuales del Metro

Por Jonathan Pardiñas

En la primera semana de la campaña Acoso Cero cuatro personas fueron remitidas a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

Con Acoso cero el Gobierno del Distrito Federal (GDF) y el Instituto de las Mujeres del DF (Inmujeres-DF), con apoyo del Instituto de la Juventud capitalino, pretenden realizar acciones desde un enfoque de género para que las mujeres viajen más seguras y libres de violencia en el Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Fuentes del Sistema de Transporte Colectivo Metro dijeron a Cimacnoticias aún no tener una cifra que contraste el índice de los ataques en el Metro con los días anteriores a la campaña, “por lo que todavía no se puede hacer un análisis comparativo de los resultados de este proyecto conjunto”.

Sin embargo, se hizo hincapié en que el Metro sólo tiene registro de quejas, más no de denuncias levantadas por mujeres, debido a que no siempre se concretan. Esto es porque muchas veces las mujeres agredidas prefieren seguir su camino y no perder tiempo en la denuncia.

Lo anterior tiene que ver con el procedimiento que tienen que seguir las mujeres cuando son agredidas.

Primero deben salir del vagón –la mayoría de los ataques que se denuncian suceden entre las 7 y las 9 de la mañana, dentro de los vagones, mientras el tren va en movimiento– y luego tienen que acudir con un policía, el cual se puede identificar por la letra M que traen bordada en sus uniformes, en la parte del hombro. También se les conoce como garrets, debido al dispositivo electrónico que utilizan para hacer revisiones de rutina.

El tercer paso es señalar al agresor, para que sea capturado momentáneamente por estos policías, quienes llevarán al acosador y a la víctima a una oficina en la misma estación para levantar la queja. Ahí se le pregunta a la mujer si quiere seguir con el procedimiento.

En caso de que así sea, se escolta a las dos personas a las instalaciones del Ministerio Público que corresponde a la zona para que se concrete la denuncia. La ley considera al manoseo, como un delito menor, sin embargo este se agrava si se comete en transporte público y puede ser castigado con penas que van de los tres a seis años de prisión.

Si la agredida decide no levantar la denuncia, el incidente sólo forma parte de las estadísticas de quejas del Metro. Esto sucede muchas veces porque el agresor se disculpa y promete dejar de tener esa conducta. Aquí ya es decisión de cada mujer si continúa o no con el procedimiento, donde influyen factores como el tiempo que cada una tenga y la confianza en las autoridades.

La campaña Acoso Cero tiene apenas un mes de haber iniciado. La incorporación de mujeres policía que sustituyen a hombres ya es tangible en la mayoría de las estaciones del Metro. Por cada hombre, hay dos mujeres policías en los andenes a la expectativa de cualquier ataque.

Los que no se ven todavía son los voluntarios del Instituto de la Juventud del Distrito Federal, ya que se tenían planeadas brigadas de jóvenes uniformados con playeras con colores llamativos, que estarían también al pendiente de la situación en los vagones, además de hacer campaña de concienciación en los hombres, con el lema yo no acoso. Sin embargo, los jóvenes aún no aparecen por las estaciones del Metro.

07/JP/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: