Inicio Responden las indígenas a los obispos de México

Responden las indígenas a los obispos de México

Por Paulina Ríos Olivera

Las más de 350 delegadas y asistentes a la Primera Cumbre de Mujeres Indígenas de las Américas respondieron ayer a los ataques que la víspera realizó la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), que las acusó de incitar a la violencia y manipular a los indígenas.

“Fue una declaración calumniosa”, reviraron, y señalaron que no requieren de ninguna doctrina ajena para defender sus derechos. La Carta Abierta a la CEM expone que el mensaje de los obispos desconoce la pluralidad que existen en el seno de los pueblos indígenas del hemisferio y de las delegadas en la Cumbre.

Los obispos de México también desconocen “nuestra capacidad de someter nuestras opiniones a un debate genuinamente democrático para construir los consensos que han permitido a nuestros pueblos sobrevivir a la historia de imposiciones que queremos dejar atrás”.

En consenso, las mujeres aseguraron que el mensaje del CEM “vierte críticas que son, lamentablemente, apresuradas y se fundan en documentos preliminares que no tenían otro propósito que el de desatar el debate que no hemos hecho más que comenzar”.

Recordaron una frase del Evangelio, “Por sus frutos los conoceréis”, y pidieron que la Cumbre sea juzgada por sus resultados y no por frases aisladas tomadas fuera de contexto de algunos de sus documentos referenciales.

El documento fue leído ante las lideresas indígenas del continente, representantes de organizaciones no gubernamentales y funcionarias de varios países, por el presidente de la Fundación “Rigoberta Menchú”, Alfonso Alem Rojo.

El escrito cuestiona que la iglesia católica se preocupe por la ideologización de las críticas a la globalización, como si ésta “no conllevara en sí misma una propuesta ideológica, que prolonga y exacerba las relaciones de marginación y exclusión que nuestros pueblos han padecido durante siglos”.

En voz de Alem Rojo, las mujeres de la Cumbre precisaron que el mensaje de la iglesia “se preocupa también por los valores subyacentes a algunos de nuestros debates, ignorando que nuestra relación con la vida tiene un valor sagrado, por lo que no requerimos de ninguna doctrina ajena para defender nuestros derechos y los de nuestras generaciones futuras”.

En tanto, la ministra de Cultura de Guatemala, Otilia Lux de Cotí, calificó de calumniosa la opinión de los obispos católicos, sobre todo porque la temática de la Cumbre “es eminentemente política” y el asistir a ésta fue opcional.

También aseguró que debe quedar claro que “no estamos incitando a la violencia, sino presentando propuestas con el fin de erradicar las desigualdades históricas que hemos padecido las mujeres y los hombres, pero hoy particularmente las mujeres”.

Y afirmó que “las propuestas son para los Estados y si ellos (los obispos) son parte de la estructura de los Estados, que se aguanten”.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más