Inicio Sacar agua de las piedras

Sacar agua de las piedras

Por María de la Luz González

Recuperar los suelos erosionados, aumentar la disponibilidad del agua, tratar las aguas residuales y restaurar la agricultura en una región de la desértica mixteca poblana parece un sueño, pero la organización Alternativas lo ha hecho realidad con su programa “Agua para siempre”.

La experiencia del grupo, integrado por mujeres y hombres de la región que trabajaron para regenerar el ciclo hidrológico en Tehuacán, Puebla, es un ejemplo de que aún en las poblaciones marginadas es posible alcanzar un desarrollo sostenible, afirmó Gisela Herrerías, presidenta de la organización Alternativas.

La organización ha tenido que sacar, literalmente, agua de las piedras, y su trabajo está modificando, paulatinamente, el tradicional rol de marginación que tienen las mujeres en la región mixteca, donde todavía cumplen tareas obligatorias, tienen algunas permitidas y otras les están tajantemente prohibidas.

“Los cambios los tiene que introducir la propia comunidad, y en eso tenemos que ser muy respetuosos, no podemos llegar y tratar de imponer lo que nosotros creemos. Son procesos lentos”, explicó.

A 25 años de que arrancó el proyecto, la organización ha desarrollado un sistema integral de recuperación de suelos, captación y almacenamiento de agua, que incluye presas y aguajes para abrevadero, riego y tratamiento de aguas residuales.

Cuenta además con una cooperativa, Quali, que elabora y comercializa productos de amaranto, un cereal que cultivaban los pueblos prehispánicos de la región, y que es una importante fuente regional de empleo con la que se busca arraigar a la población, mermada por décadas de emigración a los Estados Unidos.

Al presentar el programa “Agua para Siempre” en la Segunda Conferencia de Trabajo de la red internacional Mujeres por el Agua (WfWfW), Herrerías explicó que se han construido mil 500 obras de regeneración, con las que ha sido posible llevar el líquido a 172 pueblos de la región mixteca.

La organización es también ejemplo en materia de equidad de género, pues en ella trabajan por igual hombres y mujeres, cuenta con horarios flexibles y guarderías para las madres y los padres trabajadores y el personal es, en 80 por ciento, originario de la región, donde “la congruencia comienza en casa”, explicó Herrerías.

La cooperativa cuenta ahora con mil 100 socios, que producen botanas, dulces, bebidas y galletas a partir del amaranto. Es una opción para comenzar a revertir el proceso de la emigración. “No tenemos mediciones, pero sabemos de algunos emigrantes que han regresado y se han quedado”, destacó.

Mujeres y comercio justo

“La Esperanza”, una cooperativa formada por mujeres de la comunidad de San Isidro, perteneciente al municipio de San Gabriel, en Jalisco, es otro ejemplo de lo que pueden hacer mujeres organizadas.

San Isidro es también un pueblo golpeado por la migración cuyas mujeres arrancaron en 1995 un proyecto de nutrición comunitaria ante la desnutrición infantil resultado de la pobreza, la marginación y la escasez de agua, con el agravante de que el poco líquido disponible está contaminado con flúor.

“Inicialmente 20 mujeres se asociaron para vender los excedentes de su producción en los mercados locales, después incursionaron en la agricultura orgánica, con la asesoría de la Red Estatal de Alternativas Sustentables Agropecuarias de Jalisco y del Instituto de Estudios Superiores de Occidente (ITESO).

La universidad les abrió un espacio para sus productos, que se comercializan bajo la marca Escarda y con los principios del comercio justo, explicó Martha de la Cruz, representante legal de “La Esperanza”.

Sin embargo, el problema original no se ha resuelto. El municipio de San Gabriel tiene 52 comunidades con 600 habitantes, principalmente mujeres niños y ancianos, que carecen de agua potable y drenaje.

“No hemos logrado conseguir el líquido, aunque ya conseguimos que nos conecten a la red de distribución de un pueblo vecino y hemos pagado mucho dinero para perforar dos pozos, en los que no había agua”, denunció.

06/MLG/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más