Inicio » Se comprometen a investigar denuncias sobre muerte materna

Se comprometen a investigar denuncias sobre muerte materna

Por Miriam Ruiz

La senadora guerrerense Leticia Burgos y el comisionado de Asuntos Indígenas del estado de Guerrero, Crispín de la Cruz, se comprometieron a investigar todas las denuncias en torno a las muertes maternas acaecidas en este municipio, el número uno en decesos por embarazo.

Luego de la conferencia de prensa, donde el tlapaneco Alfonso Cirilo dio testimonio sobre el deceso de su esposa Domenciana, de 36 años, ambos funcionarios se comprometieron a investigar ese y otros casos que incluyen también aquéllos donde quedaron huérfanos o hay irregularidades a la hora de determinar la causal de muerte, como el de una joven en Buenavista este 2005 por un embarazo ectópico.

Durante el Foro Nacional Prevención de Muertes Maternas en México que se realiza en la comunidad de San Luis Acatlán, Alfonso Cirilo contó que su comunidad Hondura Tigre “está a tres horas en carro. Seis horas caminando” Su esposa falleció por hemorragia.

Luego de un peregrinar por más de dos servicios de salud, ” la llevé a Ometepec. Ahí estuve 15 días, ahí falleció ella. En balde gastamos el billete, 22 mil 880 me gasté. En balde nos gastamos el billete. Se quedó un niño chiquito. Seis niños se quedaron con nosotros.”

“Y ahorita andamos medio tristes. No tenemos recursos económicos. Ahorita se quedó un niño de dos años con dos meses. Ese niño no me deja salir a trabajar. Ahorita estoy cuidando al niño.”

El fundador de San Luis en la Salud y uno de los anfitriones del Foro Nacional de Muertes Maternas en México ¿Y las mujeres indígenas?, Jorge García Vázquez, refirió en la conferencia que el viudo enfrenta una demanda de su familia política por haberse llevado sin avisar a la esposa hacia Ometepec.

En el hospital general de esa población, sede de la Jurisdicción 6, la dieron de alta con un nivel de anemia muy alto –4.6 de hoemoglobina– aclara Jorge García.

“No tenían sangre en Ometepec. Según decían ellos no tenía billete y necesita sangre. Cuando fuimos nosotros me pidieron cuatro gentes le voy a sacar sangre y se lo voy a poner a ella. Pero la gente no quisieron, nadie dio sangre. Ese fue el motivo que se murió,” refiere ofuscado Alfonso en su segunda lengua, el español.

El carga todas sus recetas “de todo donde gasté todo el billete. No la salvaron”, dice mientras contiene una mezcla de sentimientos que le invaden por la impotencia.

2005/MR/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más