Inicio Sin protección oficial, mujeres indígenas pernoctan en el monte

Sin protección oficial, mujeres indígenas pernoctan en el monte

Por Patricia Mayorga, corresponsal

“Nos quedamos sin ropa, sin nada”, dice Juana, una de las mujeres que tras el reciente ataque de hombres armados al poblado de Jicamórachi, municipio de Uruachi —en plena Sierra Tarahumara—, está viviendo en el monte por temor a que los agresores regresen.

“Quemaron todas las casas de nosotros y ni cómo salir, no pasa gente ni nada, no tenemos carro, la gente aquí es pobre”, explica Juana, mujer indígena que desde hace 12 días se ha alimentado sólo con frijoles.

“Aquí en el monte hay mucha gente todavía. Hay ancianas que andan solas, la más viejita aquí duerme en el monte; en el día va a su casa”, relata.

El pasado 1 de abril sicarios abordo de camionetas llegaron a Jicamórachi y desde entonces la pesadilla continúa. Los sujetos armados quemaron por lo menos ocho casas y saquearon otras cuatro.

“Al doctor le quemaron su casa el primer día que llegó la gente mala, y a la maestra del Telebachillerato la agredieron físicamente; ya se fue del pueblo. Ella es de Chihuahua, de la capital o de por allá”, narra otra mujer con temor.

“La primera vez que vinieron llegaron disparando a bordo de siete camionetas, una roja, otra gris y dos carros negros. Había también un carro beige, una camioneta negra y un carro azul, todos de reciente modelo.

“En esa ocasión hubo un muerto. Levantaron a un señor y a los cuatro días apareció su cuerpo con señales de tortura y en estado de descomposición. Era casado y tenía tres niñas. Los sicarios se escaparon por la cabecera municipal”, abunda la habitante de Jicamórachi.

Apenas el sábado pasado, los sicarios regresaron y quemaron más casas y balearon otras. La situación orilló a que cerca de 150 familias huyeran del poblado. Unas 10 familias, las más pobres, se quedaron en el monte con sus escasas pertenencias.

“Nosotros no tenemos casa, quemaron las casas de toda la familia, la del médico y la de otra familia en total. Este fin de semana fueron pocas. Llegaron esta ocasión en dos camionetas grises con sicarios vestidos de militares, robando y quemando casas, por eso esta comunidad está totalmente azorada y pedimos ayuda al gobierno del Estado para que la paz y la tranquilidad vuelvan a este lugar”, clama Juana.

Hay familias que durante el día viven en sus casas, pero en la noche casi la totalidad del poblado se va al monte ante el temor de que el comando regrese.

Habitantes del poblado informan que ayer por la tarde 15 camionetas de la Policía Única llegaron a Jicamórachi y los agentes tomaron fotografías a por lo menos a ocho casas quemadas.

“Estamos acá todavía, en el monte. Nos sentimos más seguras y no nos dan confianza ni los policías, porque no sabemos si de verdad vienen de parte del gobernador (César Duarte). Ahora sí pensamos que van a hacer algo, porque tomaron fotos de todo y nos dijeron que venían de parte del gobernador, pero no nos animamos a pedir que nos llevaran de aquí, nos da miedo”, comenta Juana.

INDIFERENCIA DE AUTORIDADES

“Hoy escuchamos en ‘La Ranchera’ de Cuauhtémoc (una estación de radio local), en las noticias de la una, que ese señor de la Zona Occidente (el fiscal) dijo que no está enterado de la situación y que no hay personas muertas. Pero que vengan, hay varias casas quemadas… Que sepa que robaron, abrieron las casas, que por lo menos en estos días hubo una persona muerta aquí en Jicamórachi. En otros poblados se dice de más. Sí nos quemaron las casas, sí estamos en el monte, sí tenemos miedo; necesitamos apoyo, platica la indígena.

Por separado, un capitán de la V Zona Militar informó que ya se han enviado tropas a la comunidad de Jicamórachi para verificar la toma del poblado por un grupo de sicarios. Sin embargo, aseguró que “no ha pasado nada” y que sólo encontraron “un par de jacales quemados”.

El mando militar dijo que 100 elementos del Ejército llegaron al poblado y lo encontró en condiciones normales, aunque los jefes militares indicaron que los pobladores, por el mismo miedo, se niegan a hablar de lo sucedido.

La Fiscalía General tiene el registro de seis casas quemadas, pero Carlos González Estrada, vocero de la dependencia, informó que no hay reporte de personas asesinadas. Los elementos de la Policía Estatal división Investigación realizan recorridos aún en las diferentes regiones de Uruachi. El vocero aseguró que Jicamórachi está en calma.

11/PM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más