Inicio Sonora: policía golpea a tres mujeres ambientalistas

Sonora: policía golpea a tres mujeres ambientalistas

Por lo menos tres mujeres activistas a favor del medio ambiente fueron golpeadas la tarde de ayer en un operativo policiaco en el Parque de Villa de Seris, llevado a cabo para dar inicio a la tala y extracción de árboles, pues ahí será construido el complejo cultural y comercial Musas.

Los policías, comandados por el director de Seguridad Pública Municipal, Ramsés Arce Fierro, portaban armas y chalecos antibalas, como los utilizados en los operativos para enfrentar la delincuencia organizada. Varias personas que se han manifestado en otras ocasiones en contra de la destrucción del parque, de gran importancia en una entidad con terrenos desérticos, fueron agredidas por los policías.

La joven Andrea Sánchez, agredida por las fuerzas policiacas, narró que un agente de Gobernación, a quien sólo identificaron como de apellido Cota, intentó obstruir a empujones el trabajo del reportero de Radio Bemba Tadeo Leyva quien transmitía los hechos al público.

Fue en ese momento cuando las activistas intervinieron para protegerlo de la agresión. Cota respondió con golpes y puñetazos a las mujeres. Leyva prosiguió su trabajo, denunciando al aire los hechos, mientras a las ambientalistas las golpearon y empujaron contra los árboles.

Por su parte Adriana González, a quien aventaron contra un árbol, fue detenida y remitida a la Comandancia Sur de Hermosillo, acusada de “obstruir labores de la policía”, por lo que el juez calificador Sergio Chávez le fijó una multa de 36 salarios mínimos que equivalen a mil cuatrocientos pesos.

El Ayuntamiento de Hermosillo justificó la acción a través de boletín de prensa en donde se explica que “lamentablemente una persona que se encontraba entre los manifestantes perdió el control y comenzó a agredir física y verbalmente a los elementos de seguridad, por lo cual tuvo que ser puesta a disposición del juez calificador de la Comandancia de la zona sur por faltas al Bando de policía y Buen gobierno”.

Ramsés Arce argumentó por su parte que en todo momento hicieron ver a las y los activistas que su finalidad ahí “no era represiva, ni de llevar a cabo detenciones”, mucho menos confrontarlos ni responder a provocaciones de su parte, simplemente asegurarse de que no corriera riesgo la integridad física de alguno de ellos, ya que se está trabajando con maquinaria pesada, motosierras, y se iban a empezar a caer troncos secos de los árboles.

“No queríamos que se arriesgara la integridad de nadie y que esto le acarreara problemas legales a la empresa, señaló Ramsés Arce, quien después de la agresión a las ambientalistas se dispuso a tomar sus alimentos junto con los demás policías.

08/SNE/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content