Inicio Superexplotados los mexicanos en Estados Unidos

Superexplotados los mexicanos en Estados Unidos

Por la Redacción

Inmigrantes mexicanos que viven en los estados de Carolina del Norte, Florida y Texas padecen una discriminación generacional por realizar trabajos agrícolas que nadie más quiere hacer, perciben bajísimos salarios y son superexplotados, aseguró hoy la directora ejecutiva del National Migrant and Seasonal Head Start Association, (MSHSA) Manda López.

En un seminario organizado por la Fundación Solidaridad Mexicano-Americana, que concluye el próximo 25 de octubre, la activista habló sobre el maltrato que padecen los inmigrantes mexicanos que trabajan en Estados Unidos, país cuyo desarrollo económico está íntimamente ligado a la mano de obra de inmigrantes de todo el mundo, en particular de los mexicanos.

López explicó que aunque en Estados Unidos muchas familias de mexicanos trabajan “muy duro, muchas horas al día, no ganan mucho dinero, por lo que viven en constante pobreza en un país donde es muy cara la vida”.

Relató que a muchos de los trabajadores agrícolas no les alcanza para comprarle ropa a sus hijos, quienes son maltratados en lugares públicos y escuelas.

Aunque en algunos condados hay programas y servicios sociales para las comunidades de inmigrantes, los funcionarios y las personas que habitan ahí no les quieren ayudar: sólo los apoyan nuestros centros y los de la Iglesia Católica, apuntó.

Aún así, en Estados Unidos hay comunidades que aceptan a las familias mexicanas porque ellos realizan el trabajo que nadie más quiere hacer. Pero hay otras poblaciones que los rechazan porque son nuevos, llegan con necesidades, hablan otro idioma y por ello son rechazados.

La MSHSA, dependiente del gobierno federal estadounidense, ayuda a familias de inmigrantes y se enfoca principalmente en la creación de ambientes seguros que permitan un desarrollo integral de los hijos de los trabajadores.

Manda López prevé que debido a su crecimiento poblacional, los latinos que viven en Estados Unidos tendrán un impacto político muy grande al organizarse para incidir en las decisiones por medio del voto, lo que definirá el destino de sus descendientes.

Pese a su importante labor, el organismo a su cargo tiene recursos económicos insuficientes, por lo que “estamos abogando en el Congreso para que proporcionen más recursos económicos y continuar atendiendo a más niños”, dijo.

Otra de las tareas que realiza Manda López es reunirse con legisladores, con los líderes de los sectores público y privado de Estados Unidos para sensibilizarlos sobre el impacto que los padres de estos niños tienen en la economía estadounidense.

“Deben entender que los infantes necesitan el cuidado, que van a crecer ahí y van a entrar a las escuelas públicas, que se les va a dar la oportunidad de aprender inglés y todo lo que les ayudará a beneficiarse de la educación”, afirmó.

López convocó a los gobiernos de México y Estados Unidos, a las comunidades e industrias estadounidenses a que comprendan que se necesita la labor de los trabajadores inmigrantes, principalmente en las actividades agrícolas y que el dinero que envían a sus familiares mexicanos también tiene un impacto en la economía del vecino del sur.

Ambos países son interdependientes, por eso necesitamos que las pláticas entre ambos gobiernos empiecen en beneficio de ambas naciones.

2003/GG/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más