Inicio Triple discriminación sufren mujeres negras uruguayas

Triple discriminación sufren mujeres negras uruguayas

Por Ángela Castellanos

“Yo trabajo como cocinera en una casa particular, estudié primaria y hasta quinto año de liceo (secundaria), pero dejé de estudiar porque la situación económica de mi familia hacía que necesitara llevar plata a la casa”, dijo a SEMlac Adriana Sánchez, una mujer afrodescendiente uruguaya.

Este no es un caso extraordinario. Como ella, la mayoría de las personas negras de Uruguay ha desertado de la escuela por motivos económicos, no ha accedido a estudios secundarios, ocupa cargos mal remunerados, y ha sufrido discriminación en la escuela y el trabajo.

“No es que seamos incapaces, sino que tenemos menos oportunidades. Este es un país muy discriminatorio, te lo hacen sentir, los uruguayos discriminamos a los extranjeros, a los de las demás razas, también a los chinos, a los bolivianos”, agrega Sánchez, quien prefiere que la llamen negra, en lugar de morocha o morena, pues se siente orgullosa de su raza.

La erradicación de la discriminación racial, cuya jornada mundial se cumple cada 21 de marzo, continúa siendo una tarea pendiente en un país con una historia de eliminación violenta de los pueblos indígenas, y donde la mayoría de las personas negras se sigue desempeñando en los mismos oficios en que lo hicieron los primeros africanos en tierra uruguaya.

Con motivo de esa celebración, declarada por la Organización de las Naciones Unidas, se realizó el Foro Internacional Kizomba (que significa reunión de negros en la lengua quinbundo), en la frontera norte de Uruguay, con participación de negros del otro lado del límite territorial, pero que comparten las mismas raíces.

La idea fue que las personas de raza negra expusieran sus opiniones y reivindicaciones ante funcionarios del gobierno y políticos.

La presencia de individuos de raza negra en el actual territorio de Uruguay data de la época de la Colonia, cuando los gobernantes autorizaron traer africanos en categoría de esclavos, mayoritariamente de Angola, para trabajar en oficios domésticos de las familias acaudaladas de Montevideo.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y la Encuesta de Mujeres Afrodescendientes, las personas negras se limitan, en su mayoría, a trabajos manuales no calificados, sobre todo de servicio. El 50 por ciento de las mujeres se desempeña como empleada doméstica. Por consiguiente, el ingreso es mucho menor: 20 por ciento por debajo de las y los eurodescendientes.

Esto también se ve reflejado en los pensionados: por cada 20 pesos uruguayos que recibe uno de raza blanca, el de raza negra percibe 14.

Las personas negras presentan el mayor nivel de deserción en todos los niveles de enseñanza y el 50 por ciento de las mujeres negras no accede a la enseñanza secundaria, aseguran las mismas fuentes. Además, niñas y niños de raza negra son rechazados por un 15 por ciento de sus compañeros de clase, y dos de cada tres tienen problemas de baja autoestima o desvalorización.

“Yo creo que a veces los negros se discriminan solos, yo me he abierto mi espacio. Soy la única negra en todas las comisiones en que participo”, declara Sánchez, quien es presidenta de la Comisión de Fomento del barrio El Dorado, ubicado en la localidad de Piedras, en el departamento de Canelones.

Sánchez, de 46 años, es madre de siete hijos y abuela de tres nietos. “Durante muchos años viví dedicada al hogar, no miraba al costado, sin saber qué le pasaba al vecino. Pero empecé a juntarme con los demás. Al principio a mi esposo le costó (entender), pues es el más casero. Pero a mí me gusta trabajar para los demás”, rememora.

“Cuando llego del trabajo (de cocinera), preparo la comida para mi familia y luego salgo a las reuniones”, asegura Sánchez, quien hoy participa activamente en las comisiones comunitarias de salud, de eventos culturales, y preside la comisión de fomento.

Actualmente, la comunidad negra representa el seis por ciento de la población uruguaya, que es de 3,2 millones de habitantes. Sin embargo, sólo hay un parlamentario de raza negra, Edgardo Ortuño, diputado a la Cámara de Representantes por el gobernante Frente Amplio.

Precisamente durante este gobierno, que lleva dos años, se han creado nuevos espacios institucionales en cinco ministerios, en la forma de secretarías y unidades temáticas sobre afrodescendientes, las cuales buscan promover la inclusión de la equidad racial en las políticas sectoriales.

“No hemos visto los resultados. Esperamos que se hagan visibles este año”, dijo con mucha cautela a SEMlac Romero Rodríguez, dirigente de Mundo Afro, la ONG de afrodescendientes de mayor cobertura, y que mantiene muchos convenios y vínculos con el gobierno. Existen otras dos docenas de organizaciones, entre ONG y grupos de base, pero que trabajan a nivel local.

Ante la pregunta sobre el desempeño de la Secretaría de la Mujer Afrodescendiente del Ministerio de Desarrollo Social, Alicia García, dirigente de Mundo Afro, dijo: “no le hemos hecho seguimiento al trabajo de la Secretaría”.

Carmen Beramendi, directora del Instituto Nacional de la Mujer, afirmó que “Uruguay es profundamente discriminatorio con las mujeres, y es racista”, y agregó que “no es posible pensar una sociedad sin la variable diversidad. No sólo aceptarla, lo que sería paternalismo, sino que sea una cuestión a celebrar en términos de democracia”.

De hecho, las mujeres afrodescendientes sufren triple discriminación: por ser mujeres, por ser de raza negra y por ser pobres. Según las mismas fuentes oficiales, más del 40 por ciento de ellas ha sufrido diferentes formas de violencia.

Para apoyar a las uruguayas negras más vulnerables, Mundo Afro ha desarrollado en los últimos 10 años dos cooperativas: Unión de Familiares de Mundo Afro, en cada uno de los barrios Palermo y Sur, donde viven las y los negros en Montevideo, desde tiempos inmemoriales.

El proyecto, que cuenta con el apoyo del gobierno nacional y municipal, ha brindado 36 soluciones de vivienda para familias negras de bajos recursos.

07/AC/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más