Inicio Urgen 334 mil parteras, contra la muerte materna e infantil

Urgen 334 mil parteras, contra la muerte materna e infantil

Por Gladis Torres Ruiz

Si los sistemas de salud se apoyaran en las parteras o enfermeras obstétricas, en el mundo se prevendrían 80 millones de complicaciones por embarazo y parto hasta el 2015. Por ello, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (por sus siglas en inglés, UNFPA), junto con sus contrapartes, está iniciando un nuevo programa para promover la partería en todo el mundo.

Cada día, las parteras salvan vidas de mujeres al atender el parto y reducir, de esta manera, los riesgos que de él se pueden derivar, pues requieren de esta atención antes, durante y después del parto para que ninguna mujer muera al dar a luz, señala Thoraya Ahmed Obaid, directora ejecutiva del UNFPA, en un comunicado de prensa.

Al celebrase hoy el Día Internacional de la Partera, el UNFPA rinde homenaje a la labor de las parteras en todo el mundo y hace un llamado para que se aumenten las inversiones en su capacitación, para que puedan estar en los lugares donde más se las necesita.

“Cada minuto, una mujer pierde la vida a causa del parto, sin embargo, es posible salvar a esas mujeres si se incorpora a las parteras en sus comunidades”, señala Ahmed Obaid, al inicio del Mes de la Salud de las Mujeres, en el que se celebran además el 10 de mayo, Día de la Maternidad Libre y Voluntaria; el 14 de mayo, Día Internacional de la Anticoncepción; y el 28 de mayo, Día internacional de Acción por la Salud de las Mujeres.

La Directora del organismo internacional señaló que al efectuar inversiones en las parteras, los gobiernos pueden lograr el acceso universal a la salud reproductiva y alcanzar el quinto Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM), que busca mejorar la salud materna.

A escala mundial, se necesitan 334 mil parteras de manera urgente.Y las parteras necesitan incentivos para seguir trabajando y poder así salvar vidas de mujeres, ya que a menudo trabajan en condiciones difíciles.

“Cuando las parteras están correctamente capacitadas, facultadas y reciben los apoyos necesarios, ofrecen servicios de más calidad, logrando, además, una mayor eficacia en términos de relación calidad precio, para preservar la salud de la madre y el recién nacido”.

Además, enfatiza el comunicado, las parteras ofrecen atención de la salud de la mujer durante el embarazo, el parto y el período postnatal. Cuando hay complicaciones del embarazo o emergencias, cumplen funciones esenciales que salvan vidas.

Ofrecen también servicios de salud reproductiva e información al respecto, incluyendo servicios de planificación de la familia, lo cual posibilita que las mujeres espacien su alumbramiento siguiente.

En los lugares donde esos servicios están ampliamente disponibles y son de fácil acceso y costeables, están disminuyendo las tasas de mortalidad tanto en madres como en recién nacidos y está mejorando el bienestar de las familias y las comunidades.

Un sistema de salud eficaz es un sistema que puede atender a las mujeres cuando están a punto de dar a luz. Cuando el sistema de salud puede responder a las necesidades médicas del parto sin riesgo, también puede responder a otras emergencias, por lo que el trabajo de las parteras es un componente imprescindible de los servicios de atención primaria de la salud y contribuye a fortalecer los sistemas de salud.

Por ello, el UNFPA reafirma su apoyo para que se proporcione atención de partería de calidad como medio para reducir las tasas de mortalidad en madres y en recién nacidos y fomentar familias, comunidades y países que disfruten de buena salud.

EN MÉXICO

En México, el quehacer de las parteras tradicionales ha sido históricamente minimizado, no tienen valor en el sistema sanitario, pese a que en el país estas mujeres atienden el 30 por ciento de los nacimientos, señala en información de archivo el organismo internacional.

En el país el 50 por ciento de las muertes maternas en zonas rurales es producto de emergencias obstétricas, debido a la dispersión de las comunidades y la lejanía de las clínicas de atención medica, por lo cual resulta indispensable el servicio de las parteras tradicionales.

La importancia de las parteras radica en el número de mujeres embarazadas que atienden, pues de acuerdo con cálculos gubernamentales cada una de ellas atiende al menos 6 partos anuales.

En contraste con Holanda, país que cuenta con los mejores índices en salud materna, la mayor parte de nacimientos son vigilados por una partera capacitada académicamente.

08/GT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content