Inicio » Violencia familiar, problema desfasado de agenda legislativa

Violencia familiar, problema desfasado de agenda legislativa

Por Adriana Rodríguez González

Para la socióloga María del Rosario Guzmán Mauricio, la violencia familiar es un problema de salud pública que se encuentra desfasado desde el punto de vista legislativo, en el que es necesario mayor sensibilidad y capacitación, además de eliminar estigmas de re-victimización y doble moral.

La especialista explicó, en entrevista con Cimacnoticias, que en ningún estado se persigue de oficio, tampoco en el Distrito Federal, donde sólo se persigue de oficio el maltrato infantil.

“Es un tema pendiente en la lucha de las organizaciones”, aseveró durante la presentación de su libro La Violencia Familiar, editado en la colección Tercer Milenio del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), ocurrida en la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada en días pasados.

El texto, escrito y diseñado paraadentrarse de una manera accesible a este tema en sus manifestaciones físicas emocionales y sexuales, está apoyado con imágenes y cápsulas informativas, que describen los tipos de violencia, los factores que la generan, sus efectos, medidas de prevención y alternativas para eliminarla.

Para exponer el tema a detalle, la autora, también experta en trabajo con mujeres y niños en situación de riesgo y maltrato, divide la violencia familiar en ocho apartados: antecedentes, expresiones de violencia, infancia desprotegida, juventud y riesgos, mujeres sin violencia, cambios necesarios, alternativas y responsabilidad social. Además agrega un directorio de centros de atención y una guía de autoayuda.

“Nuestro país ocupa uno de los primeros lugares en América Latina respecto a este problema, según informes de la Organización Mundial de la Salud; mientras que de acuerdo con estudios del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) siete de cada diez mujeres son víctimas de maltrato”, informó.

Añadió que, según la Encuesta Nacional sobre Dinámica de Hogares (ENDIREH 2006) realizada por el INEGI, los tres estados dónde existe mayor violencia contra las mujeres son Jalisco, con una proporción de 78.5 por ciento, le sigue el Estado de México con 78.2 por ciento y el DF con 71.3 por ciento.

Sin embargo, indicó que entre más tradicionales son las familias mayor riesgo de violencia hay para las mujeres, como son los casos de Chiapas y Chihuahua.

“No podemos convivir con la delincuencia. Es necesario que el Estado realice fuertes campañas, que los medios sean menos amarillistas y que las escuelas cuenten con personal capacitado para dar orientación a padres y alumnos ¿En qué instituciones educativas del gobierno se cuenta con apoyo psicológico?”, preguntó.

Asimismo, señaló que entre los aspectos que han originado un leve cambio en la cultura machista se encuentran la incorporación de la mujer al trabajo remunerado, la globalización y la manera en que algunos medios comienzan a mostrar la imagen familiar.

Según un informe de Human Rights Watch presentado en marzo de 2006, los estados de Chihuahua, Hidalgo y Nuevo León tienen proyectos de ley pendientes ante sus congresos locales que instrumentarían legislación específica sobre violencia doméstica. Pero de las treinta y dos jurisdicciones independientes de México no existe ninguna ley específica sobre la prevención y el castigo de la violencia doméstica.

También revela que siete estados no reconocen la violencia doméstica como un delito: Baja California Sur, Campeche, Colima, Hidalgo, Querétaro, Quintana Roo y Tlaxcala.

Las lesiones y abusos son penalizados por todos los códigos penales estatales y dichas garantías también son aplicables a los casos de violencia familiar. Sin embargo, debido a la arraigada aceptación de la violencia contra las mujeres en la sociedad mexicana, es preciso contar con una legislación específica a fin de prevenir y erradicar esta forma de violencia.

A la presentación de la obra asistió Carlos Nobara, asesor jurídico de la Defensoría de los Derechos de la Infancia, quién señaló que el libro es una aportación que, junto con otras colaboraciones, logrará a realizar cambios en el ámbito político, sobre todo cuando llegué a manos de quienes se encargan de impartir justicia.

07/AR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más