Inicio Violencia hacia las mujeres

Violencia hacia las mujeres

Por Lucero Saldaña

Con 40 acciones anunciadas por el gobierno federal para prevenir, atender y combatir la violencia hacia las mujeres en Ciudad Juárez, Chihuahua; la creación de una fiscalía especial para este propósito, así como una Comisionada de la Secretaría de Gobernación, no detuvo el regreso de estos delitos que desde hace más de un año no se habían presentado, y es que en la semana del 8 al 13 de marzo, justo en las conmemoraciones del Día Internacional de las Mujeres, aparecen dos nuevos casos de homicidios de mujeres.

La visita de la Comisión del Senado de la República para el seguimiento de las investigaciones de estos asesinatos coincidió con estos hechos en Ciudad Juárez, lo que nos obligaba a visitar la zona denominada del Cristo Negro. El cuerpo sin vida permanecía yaciente cubierto por los rayos del sol, además del personal de la Fiscalía Federal, de la mixta, de la Procuraduría del Estado y de la Policía Municipal, también estaban presentes las interrogantes, los rumores y las especulaciones.

Un día antes, el gobernador había solicitado permiso para ausentarse de su cargo con motivo de un viaje de trabajo a China, en Chihuahua es común que en estos casos el secretario de Gobierno tome protesta como gobernador interino, pero esto provocó que se sospechara de una intención local por retar al gobierno federal, y así lo expresaron de diversas maneras las distintas instancias del gobierno foxista.

Además se sumaba la renuncia del Procurador de Justicia del Estado por presiones de grupos de la delincuencia del narcotráfico, y la remoción del director de Averiguaciones Previas, de apellido Lastra, por su participación en los delitos de explotación sexual infantil. Este último puesto en libertad bajo fianza por un juez que me respondió que lo dejó libre por falta de elementos ya que por secuestro no podía culparlo porque la menor aceptó voluntariamente que la protegieran de su padre, y que su amiga no podía ser testigo por que su conducta no la hacía “casta y honesta” al haber mantenido relaciones íntimas con el propio Lastra. Que el delito de estupro no se había consumado.

Si se trataba de una joven de 17 años, no prevalecieron los elementos de protección a menores de edad ni se tuvo la conciencia de que las redes de explotación y prostitución infantil operan con engaños y con personajes enganchadores de jovencitas inexpertas.

Lo que vi en Juárez es una descoordinación entre las instancias federal y estatal, con celo y contradicciones en sus peritajes, un desconocimiento absoluto del fenómeno de la violencia de género, un temor a que se les señalen responsabilidades, una escasa autoridad de la nueva fiscal, además del querer resolver el caso con la siembra de evidencias, como una tarjeta de hotel que involucraba a la víctima con su trabajo de sexoservidora, pero que para otros no representaba ninguna conexión con la víctima ya que no encontraron huellas que vincularan a la mujer con la tarjeta, ni la tarjeta con la sábana en la que se encontró el cuerpo.

Las mujeres han sido los cuerpos de los delitos de violencia intrafamiliar, de crímenes de odio, de feminicidio que no son privativos de Juárez. La violencia es un fenómeno que se produce por el deseo de dominar en una relación dispar, es un abuso de poder, es un complejo de inferioridad. Su castigo queda impune, se cobija y alienta en una cultura donde ser hombres y mujeres no tiene el mismo peso.

Las legislaturas estatales no reflejan un avance en las reformas en la adecuación al derecho internacional que se enuncia en Convenciones y Tratados Internacionales de manera contundente y homogeneizada.

En materia de violencia hay 11 estados de República que no tienen reforma alguna en sus Códigos Civiles y Familiares, 21 no tienen reformas a sus Códigos de Procedimientos Civiles, cinco no tienen reformas a sus Códigos Penales, 15 Estados no tienen reformas en sus Códigos de Procedimientos Penales. En 25 entidades no se otorga la orden de que el agresor salga del hogar. En 22 no contemplan la violación entre cónyuges, 19 no tipifican el hostigamiento sexual como delito. Y si en 29 estados los delitos sexuales tienen penas menores que los delitos patrimoniales, se penaliza más el robo de una vaca que una violación.

*Senadora e integrante de la Comisión de Equidad y Género y de la Comisión Especial que dará seguimiento a los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez.

[email protected]

04/LS/BJ/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content