Inicio Violencia intrafamiliar, grave obstáculo a la salud reproductiva

Violencia intrafamiliar, grave obstáculo a la salud reproductiva

Por Silvia Magally

Sandra Samaniego, representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Fnuap), sostuvo que la violencia hacia las mujeres constituye una grave violación de los derechos humamos y un serio obstáculo para la salud reproductiva de la población mundial femenina.

En la apertura del foro “Construyendo la esperanza: primer encuentro nacional sobre violencia familiar en México”, Samaniego recordó que según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 500 millones de mujeres en el planeta han experimentado algún tipo de violencia.

En el encuentro organizado por el gobierno capitalino y el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (Unifem), dijo que las leyes todavía no “aterrizan” en la realidad, mediante su aplicación, así como tampoco se han creado programas suficientes para la atención de este problema.

De igual forma, dijo, los trabajadores de la salud tampoco aplican la normatividad relativa a la violencia intrafamiliar.

En la Casa de la Cultura de Tlalpan, Samaniego advirtió que el flagelo de la violencia retrasa la consolidación de nuestras democracias, por lo que el Fnuap apoya en este momento un proyecto latinoamericano para su combate.

Por su parte, Lucía Rodríguez, representante de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CND), expuso que existen resistencias por parte del personal médico para aplicar la norma oficial sobre violencia intrafamiliar, muchas veces por ignorancia y otras por temor a dar parte al Ministerio Público.

Entre los pendientes en el campo de la violencia intrafamiliar, agregó, figura el ampliar la cobertura de espacios especializados de atención, la apertura de albergues temporales para mujeres maltratadas, con infraestructura adecuada, dado que sólo existen dos en el Distrito Federal, así como contar con mayores recursos.

Rodríguez se pronunció por sumar los esfuerzos gubernamentales y de la sociedad organizada, así como por actualizar el marco jurídico y armonizar la legislación a fin de garantizar los derechos humanos de la población y en especial de la femenina.

En tanto que la investigadora Teresita de Barbieri, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, aseveró que las instituciones religiosas, educativas y de salud, así como el modelo económico imperante, también son generadores de violencia, fenómeno que se traslada al aparato de justicia.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más