Rocío Nahle García

NACIONAL
POLÍTICA
   Dictamen pasaría hoy al Pleno
Violencia política de género se incluirá en 5 leyes generales
Décima Primera Reunión Ordinaria de la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados para incluir en diversas leyes el concepto de violencia política de género | Imagen del twitter de Hortensia Aragón.
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 25/04/2017

La Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados aprobó que se defina la violencia política por razones de género en las siguientes leyes generales: de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia; de Instituciones y Procedimientos Electorales; de Partidos Políticos; en materia de Delitos Electorales; y del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.
 
De cara a los procesos electorales en el Estado de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz  y a las elecciones de 2018, que podrían generar actos de violencia hacia las candidatas, esta mañana las y los diputados aprobaron sin modificaciones la minuta enviada por el Senado, pero aún falta que la Comisión de Igualdad apruebe el dictamen para que las reformas suban al Pleno de San Lázaro para ser ratificadas.
 
Con esto se avanzaría en la definición de la violencia política por razones de género, que en el dictamen quedó como “la acción u omisión que, en el ámbito político o público, tenga por objeto o resultado limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos político-electorales de una mujer, el acceso al Pleno ejercicio de las atribuciones inherentes a su cargo o su función del poder público”.
 
COYUNTURA OBLIGA
 
En la sesión de esta mañana en la Comisión de Gobernación, las diputadas Hortensia Aragón Castillo, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y Roció Nahle García, del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), se pronunciaron a favor de aprobar las reformas sin hacer modificaciones, pero señalaron que aún falta tipificar este delito en el Código Penal Federal por lo que dejaron abierta la posibilidad de hacerlo en un futuro.
 
En su intervención, la diputada Aragón Castillo dijo que la coyuntura obliga a hacer estas reformas y hay ejemplos sobre la urgencia de legislar la violencia política. Por tanto, aseguró que para no demorar la aprobación de la minuta, sería avalada sin cambios y se dejarían fuera del debate otras iniciativas presentadas en la Cámara baja.
 
“En el PRD entendemos que sería un error meternos a la discusión y entrar a un proceso de dictaminación largo que implicaría varias consultas, que esta Comisión no estaría en condiciones de asegurar que estuviese este instrumento”, dijo la diputada perredista.
 
UN PASO MÁS
 
Con este paso, se da seguimiento a la propuesta presentada por la senadora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Lucero Saldaña Pérez, quien en noviembre de 2012, presentó la primera iniciativa para reformar la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y al entonces Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) para incluir la violencia política de género.
 
La iniciativa de la senadora priista fue aprobada en el Senado, pero no fue ratificada en la Cámara de Diputados. Más tarde, con la reforma político electoral de 2014 y la derogación del Cofipe, varias senadoras y diputadas de todos los partidos políticos presentaron propuestas de reforma en el mismo sentido que la de 2012.
 
Entre los argumentos de las legisladoras para incluir este término en la ley están los casos de violencia en procesos electorales. Por ejemplo, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), que depende de la Procuraduría General de la Republica, documentó 232 casos de violencia hacia las mujeres políticas en el proceso electoral del 2014-2015.
 
Algunos de estos casos fueron el de Chiapas, donde la candidata del Partido Acción Nacional a la alcaldía del municipio de Reforma, Yesenia Alamilla Vicente, fue golpeada; en el Estado de México la candidata a la alcaldía de Ecatepec por el Partido del Trabajo, Jessica Salazar, denunció que tuvo un intento de secuestro.
 
En Guerrero, la precandidata por el PRD, Aída Nava, fue  asesinada y hallada en las inmediaciones del poblado de Tecoanapa, un día después de haber sido secuestrada durante un acto político; otro caso fue en Sonora, cuando en abril de 2015 aparecieron unas mantas con las frases “las mujeres como las escopetas, cargadas y en el rincón”, en alusión a la participación de las mujeres en la política.
 
Estos casos hicieron que instituciones como el Instituto Nacional Electoral (INE), el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y la Fepade elaboraran el Protocolo para Atender la Violencia Política contra las Mujeres, en marzo de 2016.
 
VIOLENCIA POLÍTICA
 
De acuerdo con el dictamen, constituyen acciones y omisiones que configuran violencia política en razón de género acciones como imponer la realización de actividades distintas a las atribuciones inherentes a su cargo o función; restringir injustificadamente la realización de acciones o actividades inherentes a su cargo o función; y proporcionar información o documentación incompleta o errónea.
 
Asimismo la violencia política de género es ocultar información o documentación a una funcionaria o candidata; impedir o restringir su incorporación, toma de protesta o acceso al cargo o función para el cual ha sido nombrada o elegida; o impedir u obstaculizar los derechos de asociación y afiliación en los partidos políticos en razón de género, entre otros.
 
La Comisión de Igualdad de Género se declaró en sesión permanente, por lo que se prevé que este día voten el dictamen para que sea enviado al Pleno de la Cámara de Diputados.
 
17/AGM/GG








OPINIÓN
POLÍTICA
   
Práctica parlamentaria igualitaria
Imagen retomada de twitter
Por: Ma. Candelaria Ochoa Avalos*
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 23/03/2017

Este 8 de marzo pasado, el coordinador parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Camacho Quiroz, nos mandó a la curul de cada diputada una rosa blanca, con ello pretendía "felicitarnos" por el Día  Internacional de la Mujer. Reconocer nuestros derechos como ciudadanas plenas sigue siendo un tema pendiente que no se resuelve con flores, sino con una práctica parlamentaria comprometida con la igualdad. Y esto no se vio reflejado el día 9, que sesionamos para aprobar 5 dictámenes en materia de igualdad, que nos “regalarían” en alusión al día.
 
Sin embargo, al iniciar la sesión empezó a correr el rumor que se habían bajado tres dictámenes: Uno del PRI, propuesto por las diputadas Laura Nereida Placencia Pacheco y Erika Rodríguez, que pretendía que el Sistema Nacional de Salud creara programas de capacitación y evaluación para el personal del sector salud en las entidades federativas y la Ciudad de México, respecto de la violencia contra las mujeres y garantizar la atención a las víctimas y la aplicación de las normas oficiales mexicanas vigentes en la materia; en especial la norma oficial mexicana NOM-046-SSA2-2005: Violencia familiar, sexual y contra las mujeres. Además, que los municipios generaran y establecieran criterios para la promoción y difusión en todas las instancias de salud la aplicación de dicha Norma.
 
Otra de las iniciativas era la presentada por la diputada Arlette lvette Muñoz Cervantes, del PAN, para incluir las definiciones de “violencia económica”, “violencia laboral y docente” y “violencia laboral”, para diseñar programas que promuevan la igualdad salarial entre mujeres y hombres.
 
El tercer dictamen era del diputado Renato Josafat Molina Arias y de la diputada Rocío Nahle García para agilizar la Alerta de Violencia de Género. Este tercer dictamen se bajó con el argumento de “mejorarlo”.
 
Sin embargo, no bajaron los dictámenes para mejorarlos, los bajaron porque los derechos de las mujeres les siguen dando miedo. Dice Amelia Válcarcel que la igualdad es un reconocerse, es en primer lugar una relación concedida o pactada, a veces incluso impuesta. En este sentido, si la moral consiste esencialmente en la capacidad de ser justo, libre, benévolo o lo que se desee añadir, con los demás, cada una de estas cosas existe sobre el fundamento de que los demás son como uno mismo y que, nada que uno se conceda a sí mismo, tiene derecho a no concedérselo a otro, sino que, al contrario, tiene el deber de pensar en el otro como un sí mismo. (Válcarcel, 1993-17)
 
IGUALDAD QUE CONFRONTÓ
 
Este no reconocimiento a la igualdad entre mujeres y hombres fue una realidad que nos confrontó. Por ello, las diputadas de Movimiento Ciudadano, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), algunas de Movimiento de Renovación Nacional (Morena) y algunas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), tomamos la tribuna como símbolo de alianza, para mostrarnos unidas en un tema que es transversal a nuestras prácticas políticas.
 
Fue un momento que nos permitió la unidad por la exigencia de nuestros derechos y de que no nos consideraran una mercancía en el toma y daca de la negociación partidaria. El PAN alegó sus “principios” del derecho a la vida, por lo cual mantuvieron siempre esa postura. Mientras que en el PRI, el disimulo es una práctica y aunque se dice de centro, al interior se manifestaron posturas idénticas a las del PAN. 
  
Nadie nos ha regalado nada a las mujeres, todos los derechos los hemos conseguido con mucho trabajo y esfuerzo, han sido producto de una lucha de siglos, que ha estado llena de obstáculos. Lo que hemos conseguido sin duda es un gran avance, pero sigue estando pendiente el derecho al cuerpo, sobre todo cuando éste es violentado por los hombres cercanos a nuestro entorno familiar. Sigue sin quererse reconocer la violencia de género que ejercen los hombres sobre los cuerpos de las mujeres.
 
Hoy estoy convencida que no basta con ser 211 diputadas, si no estamos convencidas que es necesario avanzar en nuestros derechos, no sólo por nosotras, sino, por lo que representamos. Mujeres que llegamos a las Cámaras, pero que si no somos capaces de enarbolar leyes que defiendan a las que están afuera, que votaron por nosotras, lo que estamos haciendo es invisibilizarlas por prejuicios sobre sus derechos. 
 
Tenemos una larga tarea, seguir sometidas a la ideología patriarcal de normas y sanciones sobre las mujeres y/o convertirnos en impulsoras de la igualdad. Según Válcarcel hay que seguir haciendo futuro a golpe de presente. Lo que la realidad nos ha mostrado este 8 de marzo, es que debemos mantener lo que nuestras antecesoras consiguieron, porque sus logros son nuestros.
 
* Doctora en Ciencias Sociales por el CIESAS Occidente
Diputada federal por el Distrito 9 de Guadalajara.
 
17/MCOA/GG
 








NACIONAL
VIOLENCIA
   Diputados reformó LGAMVLV
Solicitada la AVG, un grupo de trabajo responderá en menos de 30 días
Imagen de Sandra Segura.
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 22/03/2017

La Cámara de Diputados aprobó la reforma a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para precisar el procedimiento y los plazos para decretar la Alerta de Violencia de Género (AVG), con el fin de evitar que pasen de tres a cinco años para que se resuelva su implementación o no apliquen medidas de emergencia para proteger a las mexicanas. 

En la sesión de este martes –después de retirar un dictamen para promover el derecho al aborto producto de una violación sexual– las y los diputados aprobaron reformar el Artículo 25 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para precisar que un grupo de expertos deberá analizar la solicitud de alerta y que el grupo de trabajo dé una resolución en un plazo de 30 días.

A estos 30 días, se le suman 5 días previos para conformar el grupo de trabajo; 10 días para rechazar o aceptar la solicitud de AVG y, adicionalmente, un plazo de seis meses para implementar las acciones de prevención y atención.  

Con esta reforma, la Cámara baja se adelantó al trabajo que realiza el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob), para reformar los plazos que se establecieron en 2013 en el Reglamento de la Ley General. 

En este tema hubo posiciones encontradas, toda vez que al iniciar la discusión de este dictamen, la Comisión de Igualdad no presentó ante el pleno el contenido de la reforma, como se acostumbra, sino que fue la diputada del Partido Encuentro Social (PES), Cynthia Gissel García Soberanes, quien habló en primer lugar para presentar la posición de su partido.

Además, la coordinadora de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en San Lázaro, Rocío Nahle García, pidió la palabra para precisar que su partido promovió la reforma, pero que aún estaban en consenso con otros grupos parlamentarios para hacer una modificación y poner plazos en la ley, así quedó la duda de cuál era el contenido del dictamen en votación.
 
Tras estas aclaraciones la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Hortensia Aragón Castillo, expresó su consternación por este proceso parlamentario, “¿por qué los temas tan simples que tienen que ver con los dictámenes de género se atoran de esta manera y sobre todo este que ya había avanzado en una serie de acuerdos?”, preguntó la legisladora.

Después de un receso para debatir otro dictamen, mientras se acordaba la redacción de la reforma a la Ley General de Acceso que se suponía fue aprobada en la Comisión de Igualdad, la diputada de Movimiento Ciudadano, Candelaria Ochoa Ávalos, dijo que con esta reforma se reducía el tiempo a 75 días para declarar una alerta de género (sumados todos los procesos que implica).

La diputada también preciso que hay 11 solicitudes de Alerta de Violencia Género y que casi todos los estados, los 32, deberían tener la alerta de género, “porque no se necesita matar a una, a cinco o a 500, la vida de una mujer es igual de importante para todos los diputados y las diputadas de Movimiento Ciudadano”, dijo.

EN ABSTENCIÓN

La perredista Karen Hurtado Arana dijo que su partido estaría en abstención porque lo correcto sería incorporar en la Ley General enunciados generales que serían desarrollados en el Reglamento por ello consideró que el dictamen no aportaba un avance significativo a favor de las víctimas de la violencia de género.

Además aseguró que la Segob, ha tardado tres años en promedio para emitir las alertas de género en seis estados del país, aunque no hay ninguna garantía de que esto ocurra en todos los casos. En el Estado de México tardó cinco años; para Veracruz la espera fue sólo de un año, y en tanto en Colima y Sonora, desde donde se solicitó antes de que en Veracruz, el procedimiento sigue en trámite, según dijo la legisladora. 

Hasta ahora, la AVG se ha decretado para 11 municipios del Estado de México, 8 municipios de Morelos, 14 de Michoacán, 7 de Chiapas, 5 de Nuevo León y 11 de Veracruz.

Sin embargo la también perredista, Hortensia Aragón Castillo dijo que su partido votaría a favor e hizo un exhorto a la Comisión de Igualdad de Género, para que le dé seguimiento a las modificaciones que se deberán realizar al Reglamento en un plazo de 45 días a partir de que se publique la reforma a la Ley General de Acceso.

AVG ACTÚA, NO ACUSA

El diputado de Morena, Renato Josafat Molina Arias, destacó que la reforma al Reglamento de la Ley General que se hizo en 2013 para establecer un nuevo proceso para hacerla efectiva y rápida aún era muy largo e ineficiente, pues no respondía a la urgencia, ya que el Gobierno federal –dijo–  se ha caracterizado por su insensibilidad y falta de compromiso con estos temas.

Recordó que “el Gobierno federal y los de muchas entidades federativas tienen una idea muy equivocada de lo que es la Alerta de Género. Este mecanismo no es para acusar a nadie, la Alerta de Género es una medida de protección colectiva que obliga a actuar a los tres ámbitos de gobierno para que de manera coordinada se enfrente, erradique y prevenga, de forma pronta y expedita sin dilaciones”.

Al final la reforma fue aprobada con 383 votos a favor y fue enviada al Senado para ser ratificada.

17/AGM/GG








Subscribe to RSS - Rocío Nahle García