Secretaría de Hacienda y Crédito Público

LA VOZ DE LA COALICIÓN
DERECHOS HUMANOS
   LA VOZ DE LA COALICIÓN
Las olvidadas por el Estado…
CIMACFoto: César Martínez López
Por: María Sarai Fabián Villa*
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 28/11/2016

Como salida de una película surrealista de Luis Buñuel, las mujeres indígenas viven en un mundo olvidado; y ahora el Estado las deja a su suerte, eliminando y disminuyendo programas presupuestales que  impulsaban su desarrollo y el de sus familias.
 
La Secretaría de Hacienda y Crédito Público con su propuesta de Proyecto de Presupuestos (PPEF) para 2017, emitida en el mes de septiembre, y la Cámara de Diputados, al aprobarla prácticamente sin cambios, han consumado un brutal recorte al Anexo 10 de “Erogaciones para el desarrollo integral de los pueblos indígenas”, que asciende a más de 10 mil millones de pesos, además de eliminar 8 programas presupuestarios que beneficiaban a mujeres indígenas y sus familias.   
 
En el periodo comprendido del 2013 al 2016, el presupuesto indígena pasó de 74 mil 102 millones a 85 mil 260  millones de pesos; lo que representaba un  progresivo aumento para la atención de la población.
 
Infortunada sorpresa tuvimos, cuando conocimos el Paquete Económico para el ejercicio fiscal de 2017, revisado y  aprobado en lo general por los legisladores, pues éste propone que el presupuesto transversal para población indígena disminuya a 74 mil 895 millones de pesos, lo que representa una reducción de 12.16 por ciento, en comparación a lo aprobado por la Cámara en 2016.   
 
Campo, pequeños productores, desarrollo de carreteras, apoyos para microempresarios y la mujer rural, educación, cultura indígena, sustentabilidad ambiental, estudios de preinversión, y fomento de los Derechos Humanos de los pueblos y comunidades indígenas son los programas que desaparecerán en 2017, aunado al recorte presupuestal que limitará las acciones de 7 dependencias que tienen a su cargo financiamientos transversales para pueblos indígenas.
 
Otros programas que se verán alcanzados por la ola de recortes transversales para pueblos indígenas son: Salud materna, sexual y reproductiva (-18.70 por ciento); Fortalecimiento de la atención médica (-14.17) y el Programa de estancias infantiles para apoyar a madres (-13.30 por ciento).
 
De la misma manera, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), organismo encargado del seguimiento de toda la política pública indígena del país, tendrá una reducción de su presupuesto (-51.21) de más de la mitad de sus recursos, comparado con los que operó este año.   
 
Ante este panorama, resulta paradójico que el Plan Nacional de Desarrollo (2013-2018) del actual gobierno contemple entre sus metas, “fomentar el bienestar de los pueblos y comunidades” y como  estrategia transversal “garantizar la igualdad sustantiva de oportunidades entre mujeres y hombres”; mientras que la Secretaría de Hacienda paulatinamente disminuye, fusiona y en algunos casos, elimina, financiamientos que impactan directamente en la vida de las mujeres indígenas y sus comunidades y pueblos.
 
Ahora más que nunca es imperioso recordarles a nuestros gobernantes que existe todo un marco internacional y nacional que obliga a los Estados a integrar  acciones a favor de los pueblos indígenas y sus mujeres.
 
La Constitución Política Mexicana, Artículo 2°, apartado B  mandata responsabilidades a las instituciones del Estado para diseñar y poner en marcha una política integral y transversal de atención a la población indígena y sus mujeres y garantizar la vigencia de sus derechos y el desarrollo de sus pueblos.
 
La carta magna hace énfasis en que, para abatir las carencias y rezagos que afectan a los pueblos indígenas y sus mujeres, la Federación, los Estados y los Municipios tienen la obligación de:
 

  • Impulsar el desarrollo regional de las zonas indígenas con el propósito de fortalecer las economías locales y mejorar las condiciones de vida de los pueblos.
  • Garantizar e incrementar los niveles de escolaridad, favoreciendo la educación bilingüe e intercultural, la alfabetización, la inclusión de la educación básica, la capacitación productiva y la educación media superior y superior.
  • Asegurar el acceso efectivo a los servicios de salud, (…) aprovechando debidamente la medicina tradicional.
  • Mejorar las condiciones de las comunidades indígenas y de sus espacios para la convivencia y recreación.  
  • Propiciar la incorporación de las mujeres indígenas al desarrollo.
  • Extender la red de comunicaciones.
  • Apoyar las actividades productivas y el desarrollo sustentable.
  • Establecer políticas sociales para proteger a los migrantes de los pueblos indígenas, tanto en el territorio nacional como en el extranjero.
  • Consultar a los pueblos indígenas en la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo y de los estatales y municipales y, en su caso, incorporar las recomendaciones y propuestas que realicen.

 
Sin embargo las decisiones tomadas por la Secretaría de Hacienda y las y los legisladores al disminuir el presupuesto destinado a la política social indígena, violan e incumplen este artículo constitucional.  
 
Ciertamente el año venidero, dejará a su suerte a más de 12 millones de indígenas de diversos grupos culturales por la aprobación de un presupuesto mezquino, que limitará su desarrollo y perpetuará la deuda histórica que nuestros gobiernos tienen con los pueblos indígenas.  
 
*Integrante de Kinal Antzetik Distrito Federal, A. C.
 
**Kinal Antzetik es parte de la Coalición por la Salud de las Mujeres, una red de organizaciones civiles con trabajo en salud y derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.
 
16/MSFV/LGL








REPORTAJE
POBLACIÓN Y DESARROLLO
   Programas prioritarios para mujeres con recursos a la baja
Salud, violencia y educación, con más recortes en PPEF
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 26/09/2016

Con la austeridad como telón de fondo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) propuso a la Cámara de Diputados, un Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2017 con recortes de más de 5 por ciento para los programas destinados a la salud de las mujeres, la educación y la erradicación de la violencia de género.
 
El Anexo 13 Erogaciones para la Igualdad entre Mujeres y Hombres del PPEF, que distribuye recursos a diversas dependencias e instituciones a fin de cerrar brechas de desigualdad, contempla 26 mil 761 millones de pesos (mdp) lo que significa un ligero aumento en relación con el presupuesto aprobado para 2016, que fue de 25 mil 898 mdp.
 
Sin embargo, a detalle, este Anexo supone un recorte al gasto destinado a la educación, la prevención de la muerte materna (MM), la salud sexual y reproductiva y a los Institutos de las mujeres en los estados, para desarrollar programas o acciones para mejorar la vida de las ciudadanas.
 
Los recortes afectarían las acciones destinadas a comprar anticonceptivos, antirretrovirales, la detención y tratamiento para cáncer de mama (CaMa) que es la primera causa de muerte de las mexicanas y del cérvico-uterino (CaCu) que para 2012 registraba una tasa de 7 muertes por cada 100 mil mujeres, según datos del Instituto Nacional de Salud Pública.
 
También se afectaría la capacitación de prestadores de salud para que garanticen la Interrupción Legal del Embarazo a las víctimas de violación,  y la educación de jóvenes que se convierten en madres a edades tempranas ya que en México, a 2014 se registraron 77 nacimientos por cada mil mujeres de 15 a 19 años.
 
RECORTES A SALUD
 
El Anexo 13 indica que la Secretaría de Salud tendrá un recorte de 50 millones 717 mil pesos; al pasar de más de 5 mil 193 mdp  a 5 mil 132 mdp.
 
Con esta propuesta del Ejecutivo federal los programas más afectados serían el de Atención en salud, Formación y capacitación de recursos humanos para la salud, Investigación y desarrollo tecnológico en salud, y el Programa de Salud materna, sexual y reproductiva.
 
Este último programa –que suma los recursos destinados a la prevención y reducción de MM, la atención del CaMa, el CaCu y la compra de insumos como anticonceptivos– prevé un monto de 2 mil 129 mdp mientras que este año obtuvo 2 mil 227 mdp. 
 
Un análisis de la investigadora en presupuesto de Fundar, Centro de Análisis en Investigación, Daniela Díaz, indica que en general el Ramo 12 –considerando los recursos del Anexo 13– tiene un recorte real de 10.82 por ciento; al pasar de 132 mil 216 mdp aprobados el año pasado a una propuesta de 121 mil 817 mdp para 2017.
 
La también integrante de la Coalición por la Salud de las Mujeres, una red de organizaciones civiles con trabajo en salud y derechos sexuales y reproductivos, afirmó que aún sumando todos los montos que recibe de otros ramos, el programa “Salud materna, sexual y reproductiva” pasaría de 2 mil 345 mdp a 2 mil 233 mdp, lo cual resulta insuficiente. La reducción real de este programa es de 7.82 por ciento con respecto a lo aprobado para ejercer durante este año. Esto, asegura Díaz, sucede a pesar de que el artículo 58 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria dice que cuando se hagan adecuaciones presupuestales que tengan una “variación mayor al 5 por ciento” deben reportarse.
 
Para la analista esta disposición significa que no se pueden hacer recortes mayores al 5 por ciento con respecto al presupuesto del año anterior, a menos que sean por causas excepcionales como la falta de recaudación tributaria y por ende menos ingresos. 
 
Hasta ahora el único programa en materia de salud que tiene un aumento es el programa de Prevención y atención de VIH/Sida y otras ITS que de 351 mdp ahora tendrá 397 mdp, lo que significa un incremento real de 9.5 por ciento.
 
En este programa la Coalición por la Salud de las Mujeres resalta que no hay retrocesos pero, afirma, debería indicarse que estos recursos son para apoyar a las mujeres con VIH porque si no existe la precisión el presupuesto se puede usar para ambos sexos sin cerrar brechas de desigualdad.
 
MENOS BECAS EDUCATIVAS
 
El próximo año la Secretaría de Educación Pública tendría un recorte de 12 por ciento con respecto a lo aprobado este año en los programas educativos con perspectiva de género; y es que la propuesta es reducir el gasto de 3 mil 987 mdp a 3 mil 500 mdp. De prosperar el proyecto, para el próximo año tendría 486 mdp menos de lo recibido este año.
 
En el Anexo para la igualdad los programas más afectados serían el de Fortalecimiento de la calidad educativa, Políticas de igualdad de género en el sector educativo, el Programa Nacional de Convivencia Escolar y el Programa Nacional de Becas que pasaría de tener 3 mil 178 mdp a 2 mil 739 mdp.
 
Este último programa –que desde 2014 incluye el Programa de Becas de Apoyo a la Educación Básica de Madres Jóvenes y Jóvenes Embarazadas (Promajoven)– contaría con 439 mdp menos que este año.
 
Aún cuando la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados afirmó que el Promajoven solamente cubre a 10 por ciento de la población objetivo (madres adolescentes) para que concluyan su primaria o secundaria, el programa no se salvó del recorte presupuestal.
 
PRIORIDADES DE GOBIERNO
 
En la exposición de motivos del PPEF, el Ejecutivo indica que hay un monto de 265 mdp para la prevención de la violencia contra las mujeres a través del Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas (PAIMEF), y 3 mil 884 mdp para el Programa de Estancias Infantiles.
 
De todos los rubros que obtienen recursos etiquetados, el gobierno federal solo hace mención de estos dos programas operados por la Secretaría de Desarrollo Social; sin embargo, de acuerdo con el Anexo 13, para 2016 el PAIMEF obtuvo 303 mdp y ahora tendría 250 mdp. 
 
Aunado a esto, otros programas dedicados a poner en marcha proyectos para la igualdad son el de Fortalecimiento a la transversalidad de la perspectiva de género que de tener 323 mdp este año, quedaría en prácticamente la mitad con 173 mdp. Otro es el programa de Fortalecimiento de la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres que se recortaría de 466 mdp a 420 mdp.
 
16/AGM/LGL








MONEDERO
POBLACIÓN Y DESARROLLO
   MONEDERO
Paquete Económico que lesiona el bienestar de las familias
Especial
Por: Carmen R. Ponce Meléndez*
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 20/09/2016

El pasado jueves 8 el nuevo Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, presentó al Congreso de la Unión el paquete económico 2017 que comprende: los Criterios Generales de Política Económica, el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) y la Ley de Ingresos.  Esos documentos deberán ser discutidos, analizados y finalmente aprobados por el Congreso a más tardar el 15 de noviembre del año en curso.
 
El PPEF contempla un gasto por 4,804 mmp, 6.2 por ciento menos al de 2016; implica un alto recorte en el gasto público del orden de 239 mil 700 millones de pesos, los sindicatos empresariales pedían un recorte de 300 mil millones. 
 
Este gasto público representa 23.7 por ciento del PIB, en tanto que los ingresos presupuestales 21.2 por ciento. La inversión física  -generadora de empleos- disminuye considerablemente, pasó de representar  3.8 por ciento del PIB a tan sólo 2.7 por ciento.
 
De acuerdo a la gráfica existen reducciones importantes en el gasto social del orden de 28.2 por ciento, sumando educación, salud y desarrollo social. Llama la atención el recorte en Turismo, pues éste contribuye con más del 8 por ciento al PIB, es fuente de divisas.

VER GRÁFICA AQUÍ

Aunque el porcentaje de reducción en Pemex no se ve alto (20.7), representa 100 mil millones de pesos menos, con una producción petrolera 9.6 por ciento menor a la 2016. Significan menos divisas y mayor déficit en las balanzas comercial y de pagos, los ingresos petroleros disminuyen 15.0 por ciento, y por tanto los ingresos presupuestales.
 
El marco macroeconómico para 2017 es de 2.0 a 3.0 de crecimiento en el PIB, una inflación del 3 por ciento; un precio del barril de petróleo de 42 dólares por barril y un precio del dólar de 18.20 pesos. Hay que considerar que en esta administración el peso se ha depreciado 40.0 por ciento.
 
Se afecta el bienestar de las familias mexicanas
 
En la presentación de este Paquete Económico tanto el Secretario de Hacienda como el propio Presidente de la República afirmaron que no se afectaría el bienestar de las familias mexicanas, lo cual es totalmente falso.
 
En primer lugar menor gasto es menor crecimiento económico y menos empleos. Si bien es cierto que el gasto público “perse” no representa crecimiento, la inversión física sí y el gasto social también, porque conlleva redistribución del ingreso.
 
Por ejemplo, esa reducción que se propone en los sueldos de los altos funcionarios aunque no generaría un alto excedente podría destinarse a educación o a salud. Pero sobre todo tendría un buen efecto político porque la mayoría de la gente se siente agraviada con esos altos niveles de desigualdad en los ingresos.
 
El recorte en Educación es de 31.6 mil millones de pesos y en Salud 12.1 mil millones de pesos, eso también afecta el bienestar de las familias mexicanas.
 
Los usuarios de la educación y de la salud pública no son marcianos, son familias mexicanas, en su mayoría pobres. Todas las instituciones de salud pública están en una situación crítica.  Presentan serias deficiencias, y ni que decir de las escuelas. La salud privada en este país en para los ricos y poderosos.
 
La mayoría de los servicios públicos de salud son rebasados por la demanda de la población, no alcanzan a cubrirla, carecen de suficientes medicamentos, personal Médico y enfermeras, camas, instrumental médico. Por mencionar algunas carencias.
 
Y ahora se les reduce el gasto público, que en México apenas alcanza 3 por ciento del PIB. En los países miembros  de la OCDE es del doble.
 
Liberar los precios de la gasolina también afecta a las familias, directamente a la clase media e indirectamente a las pobres, a través de los precios. 
 
Con este recorte al gasto público de 2017 ya son cinco los ajustes,  en total ascienden a 559 mil 11 millones de pesos menos. Por tanto hay una afectación acumulada al bienestar de las familias mexicanas.
 
Pero no conformes con destruir lo poco que queda del Estado de Bienestar – enemigo del neoliberalismo- también pretenden acabar con la poca innovación tecnológica, el desarrollo científico y la educación superior. Todos estos factores también afectan seriamente el bienestar de las familias mexicanas.
 
El recorte del gasto en Conacyt es altísimo, del 23.3 por ciento, incluso se ajusta el gasto de la educación superior.
Seguiremos siendo un país maquilador, sin crecimiento, a pesar de los muchos tratados comerciales, porque el único valor agregado que tienen nuestras exportaciones es la mano de obra barata.
 
En general todo este tipo de medidas afecta a toda la población (hombres, mujeres y niñez), sólo que en el caso de México puede ser catastrófico por los salarios tan miserables y porque existen 55 millones de personas en condición de pobreza.
 
Bueno, todo esto lo tendrán que analizar, discutir y en su caso aprobar los Legisladores. Seguramente estarán a la altura de las circunstancias.
 
Twitter : @ ramonaponce
 
16/CRPM/LGL








Subscribe to RSS - Secretaría de Hacienda y Crédito Público