POLÍTICA
    Amalia García define sus objetivos de gobierno Entrevista exclusiva de la candidata del PRD con Cim
Hacer de Zacatecas, un estado con rostro de mujer
Por: Rafael Maya
cimac | México, DF.- 11/02/2004 Tras 25 años de que Griselda Alvarez se convirtió en la primera mexicana en conquistar por la vía del voto una gubernatura (Colima, 1979), Amalia García, candidata del Partido de la Revolución Democrática (PRD) al gobierno de Zacatecas, tiene -según las encuestas- prácticamente asegurado el triunfo electoral el próximo 4 de julio, con lo que sería la quinta mujer en ocupar un gobierno estatal y la primera gobernadora en este nuevo milenio.

En amplia entrevista con Cimacnoticias, García Medina -principal impulsora de reformas federales a los códigos penal y de procedimientos penales, en materia de delitos sexuales y protección a víctimas de esos crímenes durante la 54 Legislatura- expone sus ofertas políticas para beneficio de las zacatecanas.

Abunda sobre la situación de las mujeres de su entidad, sus peculiares condiciones de vida enmarcadas por el fenómeno migratorio hacia Estados Unidos, sus demandas de empleo y su papel protagónico en las comunidades.

Ex presidenta nacional del sol azteca en momentos explosivos de división interna, y desde ahí -con todo y crisis partidista-promotora de espacios de poder para las militantes, Amalia García se propone hacer de Zacatecas un estado "con rostro de mujer".

Explica que uno de sus compromisos de campaña es integrar un equipo de gobierno "equitativo e incluyente" en el que haya una gran presencia femenina.

PACTO SOCIAL POR LAS MUJERES

La entrevista transcurre mientras el PRD realiza su Consejo Nacional en un centro de convenciones en esta capital. El barullo, los reclamos, los gritos de las y los militantes, y los discursos de la cúpula perredista son el telón de fondo de la conversación.

Amalia, quien junto con su compañera de partido Rosario Robles ha peleado por que hombres y mujeres se repartan por igual las candidaturas y los cargos de decisión, se propone construir con todas las fuerzas políticas de Zacatecas y con la participación de la sociedad civil, un nuevo "pacto social" que permita instaurar una cultura de la equidad entre los sexos y de respeto a las libertades de las personas, en especial de las mujeres.

La ex militante de las Juventudes Comunistas, socióloga e historiadora de profesión, sostiene que la construcción de ese nuevo pacto no es tan sólo un compromiso de campaña, sino que es un objetivo "que tiene que ver con una visión que he compartido a lo largo de muchos años".

Establece que de llegar a la gubernatura de su natal Zacatecas impulsará políticas públicas y diversas iniciativas para fomentar "una nueva cultura de respeto, equidad social e inclusión democrática que garantice a las mujeres un entorno en el que se puedan desarrollar plenamente".

Afable, sin perder la ligera sonrisa de su rostro, Amalia García advierte que de llegar a convertirse en la quinta mexicana en ocupar una gubernatura (las otras cuatro fueron Griselda Álvarez, Beatriz Paredes, Dulce María Sauri y Rosario Robles), no le será difícil desplegar políticas públicas a favor de las mujeres.

Explica que la presencia de muchas mujeres en el Congreso local y en los ayuntamientos del estado le facilitarán ese propósito. Y es que la también ex senadora y activista por los derechos femeninos resalta la importancia de la reforma electoral estatal del año pasado, que obliga a los partidos a postular para los comicios del 4 de julio al menos 30 por ciento de candidaturas femeninas a la Cámara de Diputados de la entidad.

Esa cuota también aplica para las postulaciones a presidencias municipales y para la integración de los ayuntamientos. García Medina asegura que el PRD rebasará el 30 por ciento de candidatas a alcaldesas, y que tras los comicios habrá una "presencia inédita" de mujeres en cargos públicos.

-¿Cuál sería la diferencia de su propuesta de gobierno con la de gestiones del PRD en otros estados que han aplicado políticas a favor de las mujeres?

-Creo que hemos coincidido en la construcción de una manera perredista de gobernar. ¿Qué es lo que hace distintos a los gobiernos del PRD de los del PAN y del PRI? -se pregunta la propia Amalia.

Y se responde: "Pues es el acento en lo social lo que hace que el PRD en el gobierno tenga un compromiso con la gente en temas como educación, salud o vivienda".

La aún vicepresidenta de la Cámara de Diputados, hasta que solicite su licencia en marzo próximo, destaca que su partido "ha asumido un compromiso con las mujeres". "Sin duda el hecho de que yo provenga no sólo de la izquierda democrática, sino también del movimiento feminista, hace que en mi caso ese compromiso y esa conciencia sea un asunto natural".

-El movimiento organizado de mujeres de repente ha sido muy crítico de los gobiernos perredistas, en particular de los de Ricardo Monreal en Zacatecas y de Andrés Manuel López Obrador en el DF, por considerar que han llegado a ser insensibles hacia algunas demandas femeninas. ¿Hay inercias en el PRD que le impiden asumir un compromiso pleno con las mujeres cuando está en el poder?

-Hay un compromiso del PRD y también debería existir de sus gobiernos hacia las mujeres; sin embargo, esto no se da manera automática, creo que se requiere también de un movimiento ciudadano de mujeres muy activo.

"En el partido debemos impulsar que la conciencia (a favor de las mujeres) avance en nuestros compañeros y compañeras. Es una batalla cultural que se debe librar con todos los gobiernos y en todos los ámbitos, porque hay una cultura milenaria de exclusión y marginación."

LAS DEMANDAS

Defensora de los derechos femeninos con una amplia presencia en organizaciones civiles y participante en la Conferencia Mundial de la Mujer celebrada en Pekín en 1995, Amalia García expone que las principales demandas de sus paisanas son: empleos, proyectos productivos, más recursos para salud, medicinas y educación.

Pone de relieve que las zacatecanas piden beneficios para sus esposos e hijos, pero sobre todo para ellas mismas. Hace hincapié en que hay un cambio cultural "extraordinariamente importante" en la entidad, que se refleja en que las mujeres tienen expectativas de vida más elevadas.

Ya no se quieren ceñir a los roles tradicionales de género sino que aspiran a ser productivas y tener cargos de decisión. Subraya que las mujeres, sin importar su condición socioeconómica, tienen una gran conciencia política y ciudadana.

Refiere que el padrón electoral de Zacatecas es el que tiene mayor presencia femenina en comparación con el de otros estados. El porcentaje de mujeres se eleva a 54 por ciento, mientras que en otras entidades es de 51 por ciento.

García Medina apunta que en Estados Unidos hay alrededor de millón y medio de zacatecanos, y que las mujeres representarían la tercera parte de esa población. En ese sentido, la candidata a gobernadora de Zacatecas se propone realizar las gestiones necesarias, para garantizar en ambos lados de la frontera los derechos plenos de las migrantes de su entidad.

Aclara que "sin duda" la vía para alcanzar ese fin se encuentra en un justo acuerdo migratorio con Washington, y no en una propuesta "con tintes electorales" del presidente estadounidense George W. Bush.

LOS SACRIFICIOS

-¿A que está dispuesta a renunciar Amalia de su vida personal en caso de llegar a ser gobernadora?

-He estado dispuesta a renunciar a muchas cosas porque he sido militante de izquierda desde que tenía 17 años. Soy una apasionada del cine. Yo podría estar viendo películas casi diario, pero no puedo. Si pudiera sería una viajera incansable, me la pasaría en la "vagancia" de un lado a otro. Es maravilloso. Pero hay responsabilidades y uno las tiene que asumir.

Amalia reconoce que en ocasiones "le pesa" reducir al extremo los instantes en compañía de sus familiares y amigos. Pero, convencida, aclara que si no hubiera dado la batalla al interior de su partido jamás habría alcanzado los cargos internos y de elección popular que ha ocupado. Tampoco la candidatura al gobierno de Zacatecas, remarca.

"Se requiere mucha determinación, dedicar tiempo a las causas que uno cree y una de ellas es abrir espacios a las mujeres. Si no se abren con trabajo personal, no se transforma la sociedad", concluye Amalia al tiempo que la militancia perredista deja su vida en una reunión que para no variar parece interminable.

04/RM/GB








Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com