Inicio » Agenda » Libres de Violencia » UACM sin normativa para atender violencia de género

UACM sin normativa para atender violencia de género

Por Carolina Huerta García
feminismo01_IMG_0104cesarmartinezlopez

Ciudad de México. Ante la falta de normativas para atender la violencia de género en las instalaciones del plantel Del Valle de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) se tomaron medidas precautorias externas para proteger a una profesora y a sus alumnas que fueron agredidas desde hace varias semanas.

Desde el 4 de septiembre, la maestra Claudia Domínguez Hernández y sus alumnas inscritas en el Seminario de Tesis del posgrado de Promoción y Defensa de los Derechos Humanos de la UACM, son custodiadas por mujeres policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) en su traslado desde el metro 20 de noviembre hasta el edifico donde toman clase en el plantel Valle, ubicado en la calle San Lorenzo de la alcaldía Benito Juárez.

Estas medidas precautorias fueron concedidas por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) de la Ciudad de México, a través del oficio COAVI.CDMX/MED.PRE/1.2019 donde se menciona que son necesarias para garantizar la vida, libertad e integridad física de las personas en peligro inminente conforme a lo dispuesto en la Ley de Víctimas de la Ciudad de México.

Oficio COAVI.CDMX/MED.PRE/1.201 emitido por la CEAV de la Ciudad de México.

La situación que desató la agresión fue el enfoque de enseñanza de la profesora Domínguez Hernández y los temas de investigación de sus alumnas, ya que por tener un enfoque de género y feminista han generado críticas entre algunos integrantes de la plantilla docente de dicho posgrado.

Tania Sánchez, quien pertenece a este grupo de alumnas de la maestría en Derechos Humanos, indicó en entrevista para esta agencia que el rechazo hacia los temas que trabajan ella y sus compañeras era evidente por parte de los profesores Eduardo Correa Senior y Rubén García Clark, ya que siempre intentaron guiar sus investigaciones hacia temas que ellos dominaban. 

“Como no estaban de acuerdo con nosotras, incluso nos amenazaron con reprobarnos y con entorpecer nuestro proceso de titulación porque son ellos los que deciden todo al interior de la maestría, desde quién entra, cómo entra y qué temas se trabajan” señaló Sánchez quien afirmó que a partir de esos comportamientos, ella y sus compañeras identificaron que estaban viviendo discriminación y violencia docente.

Las estudiantes del posgrado de defensa y promoción de los Derechos Humanos en UACM han sido agredidas por su postura feminista

 La legislación mexicana e internacional señala que debe garantizarse una vida libre de violencia y discriminación para las mujeres, por ejemplo, la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV) señala que la violencia docente es aquella que infligen maestras o maestros cuando se daña la autoestima de las alumnas o maestras con actos de discriminación por su sexo, edad, condición social, académica, limitaciones y/o características físicas.

A su vez, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés) declaró que los países que forman parte del acuerdo adoptarán todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer, a fin de asegurarle la igualdad de derechos en la esfera de la educación, ofreciéndoles entre otras cosas, las mismas condiciones de orientación y capacitación profesional así como el acceso a los estudios.

Las alumnas y su profesora han dejado clara su postura ante la violencia que se vive al interior del plantel por parte de los docentes de esa misma maestría, como en el caso del ex coordinador del posgrado, Enrique González Ruiz, quien señalaron, fue removido de su cargo en 2013 debido a las denuncias de hostigamiento sexual y laboral que presentaron dos profesoras en su contra. 

La abogada Andrea Medina Rosas, quien resolvió junto con el anterior abogado general de la UACM, Federico Anaya Gallardo, retirar de sus funciones a González Ruiz, detalló que “este grupo de profesores se encargó de difamar primero a las víctimas y luego el proceso de destitución por lo que cualquier acto que tenga que ver con defender los Derechos Humanos de las mujeres ante la violencia lo están tomando como una amenaza” dijo. 

Destaca que la legislación universitaria de la UACM menciona que se debe garantizar la libertad académica y la pluralidad de pensamiento porque:

“Una auténtica Universidad no debe buscar la uniformidad, por el contrario, debe fomentar la diversidad, la discusión y el diálogo”

Artículo 19 de la Ley de la Univerisidad Autónoma de la Ciudad de México. 

Asimismo en el artículo 7, en su fracción VIII, otorga a los integrantes del personal académico la libertad, no solamente para expresar sus ideas, sino incluso para incorporar formas de pensamiento diversas y poner en marcha nuevos cursos y áreas de trabajo, siempre y cuando contribuyan al logro de los fines de la institución y a la formación humanística, científica, crítica y profesional de los estudiantes, mismos que deberán tener la libertad de expresar sus ideas y de estudiar lo que consideren que es de valor para ellos y ellas.

Casi inexistente el enfoque de género en oferta educativa

A pesar de que hay un avance importante en cuanto a la presencia de las mujeres en las universidades, eso no ha contribuido a que los contenidos y prácticas universitarias se enfoquen a evitar la discriminación así como garantizar la igualdad entre mujeres y hombres.  

“Sin esos cambios sustantivos, lo que prevalece es la violencia contra ellas”

Andrea Medina Rosas, abogada feminista

La UACM cuenta actualmente con 20 licenciaturas y nueve maestrías agrupadas de forma oficial en tres colegios académicos: Humanidades y Ciencias Sociales; Ciencias y Humanidades; y Ciencia y Tecnología. 

Datos de la página oficial de la universidad precisan que las licenciaturas del Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales tienen en su ciclo básico de enseñanza materias sobre cultura científica y humanística, Estudios Sociales e Históricos y de lenguaje y pensamiento; además tiene como materia optativa “Derechos Humanos”, pero de forma oficial no existe en sus planes de estudio materias o temas que incluyan una perspectiva de género a nivel licenciatura.

La maestría de Promoción y Defensa de los Derechos Humanos es la única que tiene un enfoque cercano, ya que contiene materias sobre género y derecho, por ello, la maestra Claudia Domínguez, experta en el tema, fue invitada a impartir cátedra en el posgrado. 

Por otro lado, datos oficiales señalaron que en la oferta educativa de Ciencias y Humanidades, la licenciatura en Protección Civil contiene una materia llamada “Gestión del riesgo con equidad de género y para los grupos en situación de desventaja”, durante el quinto semestre. 

La asignatura  reconoce las condiciones de diferencia que existen por género, edad o alguna otra condicionante como la discapacidad para la reducción y tratamiento de los riesgos ante los desastres naturales.

Extracto del programa de estudios de la materia “Gestión del riesgo con equidad de género y para los grupos en situación de desventaja”

Sin embargo, en otras licenciaturas y maestrías como Promoción de la Salud, Nutrición y Salud, Ciencias Ambientales y Cambio Climático, Estudios de La Ciudad, Educación Ambiental, entre otras, no hay ningún programa oficial que integre la perspectiva de género en la currícula. 

Lorena, quién prefirió no dar sus apellidos, es profesora del Colegio de Ciencias y Humanidades y en entrevista con Cimacnoticias indicó que en esa academia la perspectiva de género es un tema de mucho debate, pero existen algunos docentes como ella, explicó, que por iniciativa propia proponen contenidos sobre el tema para que el alumnado tenga esa visión en licenciaturas como Promoción de la Salud, en la que cursan dos materias sobre psicología social. 

“Es algo necesario para la formación de las y los estudiantes, enriquece y abona para analizar la realidad y resolver sus problemas de forma crítica y creo que la perspectiva de género ayuda a ello, sobre todo en este momento, para no quitar el dedo del reglón por todas las cosas que nos atraviesan y nos violentan tanto”

Lorena, profesora del Colegio de Ciencias y Humanidades

La profesora-investigadora del plantel San Lorenzo Tezonco, Samantha Zaragoza Luna, perteneciente al Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales, coincide en que la incorporación del tema de género en la academia se ha dado por parte de pequeños grupos de profesoras y alumnas interesadas en ello. 

“Hemos querido proponer que esto se transversalice en todos los colegios y no lo hemos logrado, lo hemos solicitado desde siempre pero es algo que cuesta trabajo”, comentó la también doctora en Ciencias Sociales en entrevista para esta agencia. 

Sólo en el Plantel San Lorenzo Tezonco se ha podido consolidar el diplomado de Estudios Feministas desde América Latina, las académicas que impulsaron el proyecto buscan que tenga el grado de maestría de forma oficial, ya que es la única oferta en la UACM para estudiar estos temas a nivel superior, resaltó.

Resultado de imagen para diplomado estudios de género uacm
Desde 2017 se logró consolidar el Diplomado de Estudios Feministas desde América Latina en el plantel San Lorenzo Tezonco de la UACM

En abril de 2018, el ex rector de la universidad Hugo Aboites Aguilar, acordó crear la Unidad de Género y Feminismos (UGyF) dentro de la UACM, que de acuerdo con datos oficiales tiene como propósito principal promover el estudio y enseñanza de los Derechos Humanos así como la perspectiva de género dentro de cualquier licenciatura, ingeniería y posgrado de la universidad. 

La profesora Zaragoza Luna aseguró que la iniciativa sólo fue una simulación para atender la demanda de incluir el enfoque de género en la oferta educativa de la UACM, pero esto nunca se concretó y además no se le ha dado seguimiento a sus funciones por lo que ahora se encuentra en una especie de limbo, informó personal de la coordinación de Comunicación Social de la universidad. 

Extracto de las responsabilidades de la Unidad de Género y Feminismos de la UACM creada en abril de 2018

Sin ruta institucional para denunciar acoso y hostigamiento sexual

Debido a sus posturas y enfoque de enseñanza con perspectiva de género, el acoso sexual y laboral hacia las mujeres de la comunidad universitaria se ha vuelto un tema sin contención ni regulación, además ha beneficiado en mayor medida a los docentes, ya que no existe una ruta de atención a estas agresiones. 

En entrevista con esta agencia, la profesora y ex consejera universitaria María Jiménez Mier y Terán, del plantel San Lorenzo Tezonco, mencionó que esta situación se ha vuelto “tierra de nadie”, y por ello, no se toman decisiones contundentes más allá de cambiar de un plantel a otro a los maestros acusados de hostigamiento sexual contra alumnas y profesoras. 

“Se necesita definir una política institucional clara para atender el problema”

María Jiménez Mier y Terán, profesora del plantel San Lorenzo Tezonco

Al respecto, la doctora Samanta Zaragoza Luna explicó que los únicos planteles que tienen un protocolo de atención a estos casos son San Lorenzo Tezonco (SLT) y Centro Histórico, pero ambos son iniciativas que han salido desde la comunidad, no desde una instancia institucional.

“Establecimos una mesa de resolución de conflictos que involucra al Consejo del plantel, a la Coordinación, al área administrativa, al encargado de la oficina del Abogado General y a una profesora del Círculo de Estudios de Género, si bien no hay nada normado acá, sí hay un grupo de profesoras y trabajadores que conjuntamente nos reunimos a arreglar los asuntos de violencia en el plantel”, recalcó.

“Creemos que tiene que ver mucho con la disposición para frenar los temas de violencia que permita a las instituciones ser receptivas de las denuncias de las compañeras y eso no lo hay en la UACM, ni en el resto de las universidades” señaló. 

Zaragoza Luna añadió que tan sólo en el semestre 2019-1 en San Lorenzo Tezonco se atendieron 20 casos de violencia, por lo que la mesa decidió abrir procedimientos, tres de los cuales corresponden a hostigamiento sexual por parte de docentes. 

Extracto del posicionamiento del Círculo de Estudios de género de San Lorenzo Tezonco ante la posible aprobación del “Paquete legislativo de acceso a la justicia”

En cuanto a las acciones que se siguen en el plantel Centro Histórico, Yessica Jaimes del Río, perteneciente al área de enlace de Difusión Cultural y Extensión Universitaria de ese plantel, comentó en entrevista que lo más difícil de implementar de este protocolo ha sido la sistematización de la información para organizarla y tener datos concretos que ayuden al diagnóstico de la situación. 

Actualmente las denuncias las recibe la Oficina del Abogado General de la UACM, detalló Jaimes del Río pero señaló que no todos los casos son denunciados en esa instancia, por lo que el problema más grave es que la información está dispersa en casi todos los planteles y de forma oficial no hay cifras o datos que se puedan consultar al respecto.

Esta agencia solicitó a través de la Coordinación de Comunicación de la universidad, una entrevista con la maestra Silvia Paulina Jaime Muguiro, encargada de la Oficina del Abogado General de la universidad y con la Secretaria General Patricia Arenas Chiang para corroborar esta información pero al cierre de esta edición no se había obtenido respuesta a dicha petición.

¿Qué se está haciendo para atender el problema de violencia de género? 

El máximo órgano de gobierno dentro de la universidad, según la Ley de la UACM, es el Consejo Universitario (CU) y dentro de sus facultades se encuentra emitir un catálogo de normas de convivencia, el cual es creado por la Comisión de Mediación y Conciliación (CMyC).

El artículo 17, fracción XVII de la legislación universitaria, señala que dicha Comisión “deberá conocer los actos que violen dichas normas, buscar la solución de los conflictos mediante el diálogo y el convencimiento y, en caso necesario, remitir el asunto a las instancias administrativas o judiciales correspondientes”. 

Fue hasta el inicio de la gestión del sexto Consejo Universitario, que la CMyC creó normas de convivencia claras, las cuales fueron aprobadas en lo general, sin embargo, éstas se encuentran en proceso de consulta en la comunidad universitaria, informó la consejera estudiantil del plantel San Lorenzo Tezonco,  Mariana Romero Fernández para Cimacnoticias.

Explicó que el Consejo pretendía aprobar las normas sin la discusión previa de la comunidad de la UACM, pues en el Cuarto Consejo, se afirmó que ya se habían consultado “hasta el cansancio”.

Lo anterior, contrasta con lo establecido en el artículo 14, fracción I del Estatuto General Orgánico de la UACM, el cual menciona que es atribución del CU desarrollar mecanismos de discusión amplia para expedir y derogar las normas y disposiciones generales encaminadas a la mejor organización y funcionamiento académico y administrativo de la Universidad. 

“Por lo mismo, el Consejo Universitario ha revirado y ahora, algunas consejeras nos encontramos consultando a la comunidad respecto a las normas de convivencia que, aunque ya aprobadas en lo general, continuamos discutiendo artículo por artículo.”  señaló Romero Fernández.

La exposición de motivos de estas normas señala que tienen como finalidad buscar que las relaciones entre los integrantes de la comunidad se guíen por el diálogo y la razón en todo momento, “aún más cuando surjan conflictos originados de la pluralidad de ideas que debe prevalecer en la UACM” pero se resisten a ser punitivas y deja como último recurso la sanción. 

Catálogo de normas de convivencia propuestas por el sexto Consejo Universitario de la UACM

Resalta que estas normas, consideran el hostigamiento, el acoso y el ataque sexual como una falta grave ya que están tipificados como delitos en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV) y el Código Penal Federal pero no se deja clara la ruta que se seguirá para su denuncia y atención más allá de buscar la solución de los conflictos mediante el diálogo por medio de la Comisión de Mediación y Conciliación (CMyC)

En entrevista con esta agencia, la secretaria técnica de la CMyC, la profesora Karla Montalvo de la Fuente, indicó que el gran problema de la comisión es que no tiene facultades para sancionar y esa es una de las problemáticas para la atención de la violencia de género, por lo que considera que la aprobación de la normativa en el pleno del Consejo Universitario es una prioridad para trazar una ruta de atención ante este vacío institucional.

“Las normas de convivencia son el marco general que necesitamos para poder tener un protocolo, es decir, necesitamos primero tener las normas y sobre esas ya elaboras un aspecto muy específico para saber cómo proceder” indicó de la Fuente. 

Estas reglas de convivencia se discutieron el pasado 24 de octubre en el plantel San Lorenzo Tezonco, durante la decimocuarta sesión extraordinaria del sexto Consejo Universitario, sin embargo al ser un tema tan amplio solo se aprobó hasta artículo 11, de 35 artículos propuestos, por lo que se retomará su discusión el 4 de noviembre en durante la sesión en el plantel Casa Libertad, junto con el protocolo de atención a la violencia de género. 

¿Aprobación de normativas dará paso al protocolo de atención a victimas de violencia de género?

Durante 2013, luego de recibir varias denuncias de acoso y hostigamiento sexual, la Comisión de Mediación y Conciliación (CMyC) del cuarto Consejo Universitario (CU) elaboró y aprobó un protocolo de atención a violencia de género con el que decidió operar, investigar, sancionar y reparar los daños conforme a la la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y la Ley General de Víctimas, relató la abogada Andrea Medina a Cimacnoticias.

“La UACM se volvió pionera en operar el marco normativo vigente” dijo y fue gracias a este protocolo que se resolvieron y atendieron casos de violencia de género dentro de la universidad durante 2013 y hasta 2016. 

El mayor de ellos fue el caso de González Ruiz, que terminó en la rescisión de su contrato como profesor de la UACM en abril de 2013, luego de que fuera denunciado por acoso, hostigamiento sexual y laboral por parte de sus compañeras de trabajo, la antropóloga Carmen Rodríguez y la psicóloga Clemencia Correa.

conferenciauacm01cesarmartinezlopez
María del Carmen Rodríguez Sánchez y Clemencia Correa González pidieron a las autoridades de la UACM apurar la reparación del daño sufrido por parte de González Ruíz.

A pesar implementar esta normativa para la atención a la violencia de género, el ex rector de la UACM, Hugo Aboites Aguilar no la respaldó por completo y al darse la transición entre éste y el nuevo rector Galdino Morán López, a la par de la renovación del Consejo Universitario -quinta legislatura- todo lo que se había avanzado se echó para atrás desmantelando todos los logros que ya se habían alcanzado, señaló la abogada Andrea Medina en entrevista.

Y es que, la Comisión de Mediación y Conciliación (CMyC) del quinto Consejo Universitario de la UACM decidió en junio 2017 dejar de aplicar el “Procedimiento de atención a la violencia de género” bajo el argumento de que “excedía las atribuciones de la comisión e incluso es violatorio de los Derechos humanos” como consta en la minuta de la sesión de la Comisión, llevada a cabo del 13 de junio de ese año y difundida por académicas y la comunidad de la UACM. 

La académica Karla Montalvo de la Fuente, actual secretaria técnica de la Comisión de mediación, comentó en entrevista que ante esa inacción de dos años, su comisión sabía que al iniciar funciones tenía que responder ante la demanda de la comunidad universitaria de tener una normativa clara por lo que comenzaron a trabajar desde mayo de este año en un primer borrador de un protocolo de atención a violencia de género.

Sexto Consejo Universitario de la Universidad Autónoma Metropolitana

“No lo hemos hecho de manera solitaria, pedimos asesoría a Andrea Medina, abogada experta en estos temas que ha trabajado y ha elaborado otros protocolos en otras universidades, a finales de septiembre tuvimos un proceso de revisión y vamos a tener otra revisión supervisada a mediados de noviembre, así de urgente sabemos que es” puntualizó de la Fuente.

Lo anterior derivó en la decisión de recuperar y presentar el protocolo que implementó el cuarto Consejo Universitario, para votarlo en el pleno del consejo en tanto se trabaja la nueva propuesta de la CMyC , misma que se espera esté lista para presentarse en febrero de 2020, puntualizó Montalvo de la Fuente

Al cuestionarle sobre el caso específico de la maestría en Promoción y Defensa de los Derechos Humanos, la académica admitió la responsabilidad que tuvo la UACM como institución sobre la atención del caso.

“Ese tipo de casos crecen si no se atienden a tiempo de manera institucional, porque no hay normativa clara, no hay procedimientos claros que nos digan ‘cuando pasa esto se hace esto’ si se atienden a tiempo en la mayoría de los casos se puede evitar que crezca la violencia”

Karla Montalvo de la Fuente, secretaria técnica de la Comisión de Mediación y Conciliación

“Por eso quiero que pase por el pleno (el protocolo), porque no puede repetirse lo del cuarto consejo, es muy fácil ignorar el trabajo anterior en comisiones, es facilisimo. En cambio en el pleno no es fácil echar para abajo algo que se aprobó ahí” explicó la también escritora y profesora de la UACM Del Valle, por lo que solo hasta ese momento se le dará certeza a la atención de este problema en la universidad. 

19/CHG/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más